Un “plan” prohibitivo


UN «PLAN» PROHIBITIVO

David Delgado


Como no podía ser de otra manera, Canarias será la región más desfavorecida del Estado español con la implementación de los planes de la oligarquía europea para la enseñanza.

Las tasas más caras de los postgrados de menor grado de experimentalidad se abonarán en las universidades canarias.

Los másters oficiales de entre 60 y 120 créditos costarán alrededor de 28,32 euros “la unidad”, independientemente de que se trate de enseñanzas más o menos experimentales. Así será el mercado educativo común para los que estudien en Canarias.

La Declaración de la Sorbona de 1998, que sentó las bases para la convergencia entre los correspondientes sistemas nacionales de educación superior de la Unión Europea y sus países asociados, así como la Declaración de Bolonia de 1999, que definió los requisitos de ese Espacio Europeo de Educación Superior, que antes del 2010 debe estar en funcionamiento, implican la adopción de unas medidas mercantilizantes para la enseñanza superior, que son un atentado clasista e involucionista en toda regla perpetrado por los imperialistas europeos.

Todos los fracasos y deficiencias de nuestro sistema educativo se agravarán indudablemente porque el Plan Bolonia imposibilitará el acceso a estudios superiores a cientos de miles de canarios, y en cuanto a Europa se contarán por millones los excluidos.

Así que no hay otra alternativa en el marco europeo, más que el anticolonialismo y el socialismo. Los canarios, insisto, debemos construir nuestro propio sistema educativo al margen de los mercaderes europeos.

Los medios propagandísticos de la burguesía y los politicos agradecidos, justificarán y defenderán la conveniencia de adoptar el Plan Bolonia en Canarias ante la avalancha de protestas y luchas estudiantiles que ha despertado el susodicho plan.

Tengan presente los estudiantes que a los capitalistas si que benefician estos planes, porque aspiran a generar una masa de trabajadores dóciles y acríticos que no cuestionen este sistema.

La clase dominante teme a la batalla ideológica y por ello recurre a la propagandística haciendo uso de su posición hegemónica.

Estamos preparados para enfrentarnos desde nuestra perspectiva de clase revolucionaria a todas sus agresiones.

(*) David Delgado es militante del Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias (PRCC)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS