Un mundo contra los niños

 

Con frecuencia la violencia contra la infancia tiene que ser recordada por personajes famosos, Liam Neeson lo ha hecho ahora a través de UNICEF.

Una memoria frágil, acostumbrada a la abundancia de noticias mundiales degradantes, ha aprendido a encriptarse ante cualquier tragedia y logrado que la muerte por disparos de 27 personas, entre ellas 20 niños en Newtown, Connecticut, Estados Unidos, en diciembre de 2012, se haya olvidado.

Neeson y el ejemplo anterior nos recuerdan que la violencia contra la infancia existe más allá de las  guerras, sucediéndose en el mismo hogar de los niños, un lugar donde pareciera imposible a primera vista.

Así, las guerras no son las únicas tragedias vividas por las familias y sus hijos, otros dramas continúan sin ser expuestos en las mayores ventanas del mundo: más de 125 millones de niñas y mujeres han sido sometidas a la ablación y 30 millones de niñas corren el riesgo de ser víctimas en la próxima década*.

Aunque en retirada, en Egipto y Sudán la ablación es práctica universal. Otros países que realizan esta agresión son: Kenia, Tanzania, Benin, Irak, Liberia, Nigeria, Yibuti, Somalia, Chad, Gambia, Malí, Yemen, Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Eritrea, Etiopía, Ghana, Guinea-Bissau, Mauritania, Niger, Nigeria, Rep. Centroafricana, Senegal, Sierra Leona, Togo y Uganda*.

Esta silenciosa y brutal embestida contra la dignidad humana ya no puede combatirse sólo con leyes como lo explicaba Geeta Rao Gupta, directora ejecutiva adjunta de UNICEF, distintas alternativas como el fortalecer la autoestima de los sufrientes con el fin de sacar a la luz estos casos o trabajar al lado de las tradiciones culturales y no en su contra, se han convertido en el objetivo primero para erradicar esta costumbre.

En marzo de 2011 UNICEF denunció que en 2008 morían todos los días 27 mil niños/as menores de 5 años**, pudiéndose evitar si se normalizara la lactancia materna exclusiva, instalara mosquiteros, mantuviese una nutrición mínima, se fabricaran hospitales locales y se diese vitamina A: una calidad de vida mínima.

En julio de 2013 un informe del Secretario General de la ONU sobre los niños y los conflictos armados en Filipinas, comunicó que en 2010 el gobierno de Benigno Aquino III instó a la paz, en Mindanao, al Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), el llamado asumía el plan firmado en 2009 por la ONU y el FMLI para detener el reclutamiento y la utilización de niños en las guerras. Sin embargo el FMLI continuó proporcionándoles armas y uniformes para realizar tareas de combates, centinelas y de mensajeros: se conocen casos que afectaron a 16 niños con edades entre los 13 y los 17 años; también donde los niños resultaron mutilados o muertos durante acciones de combate. Como el FMLI el grupo terrorista Abu Sayyaf ha hecho frecuente este tipo de acciones.

En este punto es necesario decir que muchos de esos niños no son reclutados por la fuerza, con frecuencia sus familias reciben dinero a cambio de la participación del niño/a, convirtiéndose la pobreza en el principal acicate de estos conflictos armados.

A las acciones de combate se le suman, en el caso de Filipinas, las violaciones sexuales: una adolescente de 17 años fue violada, en octubre de 2011, por tres soldados del 16° Batallón de Infantería en el Municipio de Baras;  en febrero de 2012 una niña de 16 años fue secuestrada y violada durante tres días por un oficial de las Fuerzas Armadas de Filipinas en el municipio de Mankayan.

Otro informe (28/06/2013) del Secretario General de la ONU sobre la situación de los niños en el Yemen (julio 2011 / marzo 2012) documentó 135 muertes y 429 mutilaciones (por combates, minas o artefactos de guerra improvisados)***.

Al igual que en Filipinas, en el Yemen muchas niñas han sido objeto de violaciones y abusos sexuales; entre julio de 2011 y marzo de 2012 se documentaron 100 denuncias de  casos de niñas, en Abyan, que fueron obligadas a casarse con dirigentes o miembros de Ansar Al-Sharia. También como en Filipinas, la pobreza ha sido el suelo para la participación en los conflictos o en los abusos sexuales: en Yemen se dieron dotes de hasta 5.000 dólares norteamericanos a las familias de las niñas, cuyo ingreso promedio mensual es de unos 12 dólares****.

Este brevísimo resumen no puede dejar a un lado el estudio de Paulo Sérgio Pinheiro: Informe mundial sobre la violencia contra los niños y niñas. En el libro Pinheiro denuncia que la violencia infantil se da en todos los países del mundo y nos deja algunos datos espeluznantes, tomados de la OIT: en 2004, 218 millones de niños y niñas trabajaban, 126 millones realizaban trabajos forzosos. En el 2000 había 5.7 millones que realizaban trabajos forzosos o en condiciones de servidumbre y 1.8 millones trabajaban en la prostitución y la pornografía.

Dentro de este sombrío panorama Save The Children (SCH) listó en 2011 el total de países que prohíben el castigo físico hacia el niño en cualquier forma y lugar: Suecia; Finlandia; Noruega; Austria; Chipre; Dinamarca; Croacia; Letonia; Israel; Bulgaria; Alemania; Islandia; Ucrania; Hungría; Rumanía; Grecia; Países Bajos; España; Nueva Zelanda; Uruguay; Venezuela, Costa Rica; Liechtenstein; Luxemburgo; Polonia; Portugal; Moldavia; Túnez; Kenia y el Sur Sudán. Faltan muchos principalísimos.

SCH a finales de 2010 afirmaba que quedaban 168 estados donde la ley permite el uso del castigo físico en el hogar*****.

*  http://www.unicef.es/sala-prensa/unicef-abrumadora-oposici%C3%B3n-la-mutilaci%C3%B3n-genital-femenina-aunque-millones-de-ni%C3%B1-sigu-0

*  http://www.unicef.es/sala-prensa/unicef-subraya-que-se-pueden-salvar-las-vidas-de-muchos-de-los-27000-ninos-menores-de-5-

***  http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=S/2013/383&referer=http://childrenandarmedconflict.un.org/&Lang=S

****  http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/2013/383

*****  http://www.savethechildren.es/det_notyprensa.php?seccion=Not&id=298 

participa@latinpress.es

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS