Un juzgado de Barcelona condena a Deliveroo a readmitir a nueve ‘riders’ despedidos

El juzgado número 31 de lo social de Barcelona ha dado la razón este miércoles a los diez repartidores de Deliveroo que demandaron a la empresa de reparto a domicilio por despedirlos. La sentencia del tribunal considera nula esta decisión y condena a la empresa a readmitir nueve de estos ‘riders’ y a pagarles los salarios que han dejado de cobrar desde que fueron despedidos, además de la parte correspondiente a las vacaciones.

El magistrado considera que Deliveroo vulneró derechos fundamentales de los trabajadores y obliga a la compañía a indemnizar a nueve de ellos con 6.251 euros. Para calcular los sueldos que la plataforma tiene que pagar a los mensajeros, la sentencia se basa en la facturación mediana que percibieron mientras trabajaban, en una horquilla entre 16 y 35 euros diarios.

Esta es la primera sentencia que pone en entredicho el modelo de Deliveroo en Barcelona y en ella el magistrado señala que la relación de los repartidores con la empresa era en muchos aspectos «plenamente laboral». Por ejemplo, considera que los trabajadores estaban bajo «la amenaza permanente de sufrir graves consecuencias» en caso de que rechazaran las directrices de la empresa.

Esta decisión judicial se remonta a hace más de dos años, cuando un grupo de repartidores de Deliveroo demandó a la plataforma por rescindir su contrato, justo cuando empezaban a surgir movimientos de protesta por las condiciones laborales de este tipo de aplicaciones y se formalizaba la creación de la asociación RidersXDerechos a Barcelona. Ahora el juez considera que con el despido la empresa vulneró su derecho a huelga y su libertad sindical.

En la misma sentencia, el magistrado recuerda que todavía está pendiente de sentencia el macrojuicio celebrado hace dos semanas en Madrid en que cerca de 800 repartidores demandaron a la empresa para que la justicia reconozca que son falsos autónomos.

 

Fuente de la noticia: Paula Solanas en Diari Ara

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS