Un juez obliga a un hotel de lujo de Barcelona a readmitir a una ‘kelly’ despedida tras constituir el sindicato

Publicidad

Un juez de Barcelona ha obligado al Gran Hotel Central de la capital catalana a readmitir a una camarera de piso despedida del establecimiento de lujo una semana después de constituir una sección sindical de las ‘kellys’. El fallo, al que ha tenido acceso este diario, concluye que fue un despido nulo «por vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical».

La camarera de piso despedida llevó al hotel a juicio junta a otra compañera, que no continuó la causa al marcharse de España. Una de les portavoces del sindicato de las ‘kellys’, Miriam, ha explicado que la dirección del hotel todavía no se ha puesto en contacto con la trabajadora despedida para hablar de su reingreso, si bien la sentencia es recurrible.

Las ‘kellys’ enmarcan el despido de su compañera en el momento en que el hotel decidió externalizar el servicio de limpieza. La externalización, asociada casi siempre a bajos salarios, es uno de los elementos de la precariedad de este colectivo contra el que más luchan las ‘kellys’, junto a la dureza física de sus empleos.

Miriam, en nombre del sindicato, ha pedido que se apruebe el sello de calidad del empleo que impulsó en 2018 para aquellos establecimientos que cumplan con el respeto a las condiciones laborales de las camareras de piso. La camarera de piso ha lamentado que el Departamento de Trabajo no lo haya aprobado todavía, según ella por las presiones del Gremio de Hoteleros de Barcelona.

La portavoz ha reclamado que este sello «salga ahora más que nunca» tras la situación de pandemia y la necesidad de garantizar una limpieza máxima de las habitaciones en un contexto de prevención de la COVID-19.

 

Fuente

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More