Un intelectual de izquierda no debe manipular con la información

Publicidad

www.malpublicados.blogspot.com

Ocultar datos de la realidad a los ciudadanos no es democrático.

Es darse a sí mismo el derecho de determinar qué debe saber y qué no el pueblo.

Utilizar para llevar en una dirección prefijada. Arrear.

Y sucede.

En los medos escritos mediante la censura de informaciones y artículos.

Durante las charlas, los conversatorios, dejando hechos como si no existirán.

En una reunión ante pocas personas un doctor muy conocido y respetado comprometido con la política de izquierda mostró la falta.

Amigo de la revolución cubana se refirió a los peligros sobre los proyectos de Ecuador, Bolivia; a los intentos desestabilizadores en Brasil, Argentina. Para el caso venezolano incluso hizo propuestas de cómo superar la aguda crisis.

Nada dijo sobre Cuba donde Estados Unidos demanda un embajador con libertad para circular por el país, pide y ofrece la entrada masiva de la web y los medios de información hegemónicos occidentales, propone dar financiamiento a pequeños y medianos empresarios privados.

Ni una palabra.

Se le dijo que era muy preocupante esa segunda vía de control de Washington. Fracasado el bloqueo el método inteligente para destruir el socialismo.

Solo entonces se apuntó sobre la firme ideología antiimperialista, genética, de los isleños.

Aunque nunca llegó a decir que había una amenaza preocupante para el sistema cubano.

Es cierto que se puede esperar mucho del compromiso popular con la obra de la Revolución, pero no es correcto silenciar que existe un peligro real. Menos cuando es seguro que el expositor lo sabe perfectamente bien.

Resultado, una desilusión quizás de más de uno de los presentes sobre el intelectual.

Una pérdida de confianza algo irreparable.

La izquierda con frecuencia denuncia la censura del poder empresarial. Lo tendencioso de sus contenidos. Poco se lee sobre la propia.

No es fácil ser veraz en la lucha ideológica. Está el temor a que algunos se alejen o debiliten. A que se forme una confusión política paralizante.

Sin embargo hay que hacerlo constructivamente. Darse el trabajo de integrar todo, incluso lo negativo, sin tapar nada.

Crear una ancha perspectiva de lucha con transparencia.

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria 

Contacto romulo.pardo@gmail.com

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More