Un hombre se quema a lo bonzo en Barcelona para detener un desahucio

Publicidad

Un hombre se ha quemado a lo bonzo en el barrio del Born para evitar que le desalojaran de la vivienda que ocupaba. El hombre ha sido ingresado en un centro hospitalario para tratarle de las quemaduras de primer y segundo grado, pero no se teme por su vida. Tras el incidente, los servicios judiciales han optado por paralizar el desahucio.

Todo ha ocurrido cuando varios agentes de los mossos se han personado en la vivienda que ocupaba el individuo, situada en el número 8 de la calle de Petons, en el barrio del Born. Los policías iban acompañando a una comitiva judicial que tenía orden de desalojo de los ocupantes de la vivienda. Tras atenderles en la puerta, el hombre ha conducido a los mossos a la pequeña habitación que ocupaba en la vivienda.

Los policías le han pedido que les mostrase la documentación necesaria para identificarle y para comprobar que su situación no es irregular, pero el hombre, que entonces ya estaba muy nervioso, les ha asegurado que la había perdido.

Ante la posibilidad de quedarse en la calle, la desesperación ha hecho que cogiera una botella de alcohol que tenía a mano, se ha rociado la parte superior del cuerpo y se ha prendido fuego. La rápida reacción de los mossos, que le ha arrebatado la botella de alcohol de las manos y le han cubierto con una manta para apagar el fuego, ha evitado males mayores.

El individuo ha sido atendido por médicos del SEM en el misma vivienda, y posteriormente ha sido trasladado a un centro hospitalario donde se recupera de las quemaduras que ha sufrido sobre todo en la cara.

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More