Un grupo de activistas ocupan el edificio de la antigua residencia Montemar para transformarla en «el Edificio Dignidad»

El edificio de la antigua residencia para ancianos Montemar -ubicado frente al centro cívico de Vilafortuny- ha sido ocupado por un grupo de personas que han puesto en marcha un proyecto llamado «Edificio Dignidad». El empleo de este edificio abandonado se llevó a cabo el pasado 15 de junio y, según exponen en su página web edificidignitat.org , «se realizarán diferentes trabajos de acondicionamiento para atender las necesidades de hogar de casi 50 familias con menores y un centenar de personas con desarraigo social. Todo ello dará una solución habitacional y un alojamiento temporal para personas desahuciadas, familias con hijos, jóvenes sin recursos económicos y personas que no tengan posibilidades de acceder a una vivienda «.

Para llevar a cabo los trabajos de reforma, el grupo necesita apoyo económico. Tal como piden en su página web a través del crowfunding de la plataforma Teaming (1 euro al mes) o comprando una camiseta. Este pasado miércoles 20 de junio se hizo correr esta iniciativa a través de las redes sociales.

Alarma entre el vecindario de Vilafortuny

Esta mañana, los ocupantes de la residencia han colgado una pancarta en una de las ventanas del segundo piso, anunciando la ocupación del edificio, lo que ha disparado las alarmas entre el vecindario. Esta tarde se celebró una reunión en el Centro Cívico de Vilafortuny con la presencia de numerosos vecinos que han hablado de cómo hacer frente a esta ocupación. Una vez terminada la reunión un grupo de cinco vecinos han ido a inspeccionar de cerca las entradas del edificio y en estos momentos uno de los ocupantes del edificio les ha dicho que fueran a la puerta lateral que da al patio de la antigua residencia que bajaba a hablar. En este lugar se ha desarrollado una larga conversación entre esta persona y el grupo de vecinos.

Jorge Fernández, un destacado activista

Esta persona se ha identificado como Jorge Fernández y tal como él ha explicado, es un activista que ha defendido muchas causas social y que comenzó cuando tenía 17 años. Fernández fue uno de los impulsores del Movimiento del 15-M, en Madrid, de donde es originario. Ha hecho hasta nueve huelgas de hambre por motivos sociales diversos. La última vega de hambre la terminó a principios de este mes de junio con más de 50 días sin comer, en una acción a plaza de Cataluña de Barcelona por los derechos de los sin techo. Esta acción ha estado a punto de costarle la vida, según ha dicho él mismo. Fernández también ha explicado a los vecinos que son tres personas dentro del edificio y que desde ahora y hasta el próximo 15 de julio se dedicarán a la limpieza de las dependencias. La intención es que el mes de Agosto ya puedan ir viniendo los niños y niñas y las familias que no tienen hogar en este espacio que, tal como ha explicado, está en subasta pública propiedad de una empresa, BBS, que dejó unos 75 trabajadores en la calle. Finalmente, alguno de los vecinos ha emplazado a Jorge Fernández a que ocurra, esta próxima semana, a una reunión en el Centro Cívico para que explique el proyecto que quieren emprender en la antigua residencia Montemar. Fernández, a su vez, explicó que quisiera una buena relación con la comunidad vecinal. a una reunión en el Centro Cívico para que explique el proyecto que quieren emprender en la antigua residencia Montemar. Fernández, a su vez, explicó que quisiera una buena relación con la comunidad vecinal. a una reunión en el Centro Cívico para que explique el proyecto que quieren emprender en la antigua residencia Montemar. Fernández, a su vez, explicó que quisiera una buena relación con la comunidad vecinal.

Edificio cerrado desde agosto de 2012

Recordemos que la residencia Montemar cerró sus puertas a finales de agosto de 2012, después de que la Generalitat abriera un expediente al grupo BBS -empresa gestora del centro-. La empresa hizo un ERE por extinción que afectó a sus trabajadores, mientras que los 81 ancianos que residían en el edificio se tuvieron que buscar otra residencia. Poco después del cierre del edificio se produjeron numerosos episodios de saqueo de mobiliario y de material con importante destrozos. Esto propició las quejas de los vecinos de la zona. A principios de julio del año 2014, el Ayuntamiento de Cambrils hacía tapiar los accesos al edificio para evitar más saqueos y desperfectos.

El PP exige una respuesta rápida a esta ocupación

A raíz de esta ocupación que se ha producido estos días el PP ha pedido -en un comunicado de prensa- una rápida respuesta ante estos hechos. El concejal David Chatelain, recordó que «el edificio se hizo tapiar por parte del consistorio atendiendo a las condiciones de inseguridad e insalubridad que presentaba la edificación tras el cierre de la actividad. En las últimas horas he recibido muchísimas llamadas pidiendo ayuda. Hay inquietud de los vecinos atendiendo al alcance de esta «okupación». A estas alturas, la gente se está movilizando y están recogiendo varias denuncias en las oficinas de la Policía Local «.

En su momento, según expone el comunicado, el PP pidió que se habilitara al consistorio una oficina específica de asesoramiento a los vecinos y propietarios para saber qué hacer en caso de conocer que se está produciendo una ocupación, atendiendo a que las primeras 48 horas son fundamentales a la hora de poder hacer una actuación efectiva en contra de esta práctica. La respuesta del equipo de gobierno fue negativa en ese momento, según el PP. El portavoz popular ha señalado que «el consistorio no puede tolerar la implantación de empleos, teniendo en cuenta el efecto llamada que tienen estas acciones sino se pone orden».

Aspecto de la fachada de la antigua residencia Montemar con la pancarta que hoy han colgado los ocupas / foto: Lluís Rovira y Barenys

https://www.revistacambrils.cat/noticia/25064/ocupen-ledifici-de-lantiga-residencia-montemar-per-crear-ledifici-dignitat

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS