Publicado en: 8 mayo, 2018

Un fantasma eterno llamado Marx

Por ABP ecuador

“….Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.”

Pronunciamiento MGTL

Marx, ese fantasma de ideas “retrógradas” según los neoliberales, derechistas, aristócratas, burgueses y despistados que el imperio captó con su propaganda hegemónica que sirve para embobar a los desposeídos y afirmar en el poder a los poderosos.

Carlos Marx, ese fantasma que asusta a los de arriba y embelesa a los proletarios, a los campesinos, a los jóvenes, intelectuales, maestros, mujeres feministas y gentes de todos los pueblos, ese loco que le mete ideas a la gente estando muerto y a pesar de todo vive en la conciencia del mundo encontrando seguidores donde el imperio menos piensa, enemigo declarado a muerte por las clases gobernantes  explotadoras de sus pueblos, ese hombre que junto a los obreros hizo su manifiesto comunista el que tiene diversas interpretaciones que inspiran las diversas versiones de nuestra variopinta izquierda en el mundo y a pesar de eso, todos se cuadran y cantan en un solo coro las líneas de la Internacional.

Cada año los comunistas, socialistas y hombres de izquierda recordamos al genio de Tréveris, al inspirador de los descontentos, los humildes que levantan el puño, los resentidos que se instruyen  con su doctrina convertida en ciencia, además en ideología y herramienta de conspiración contra los ricos constituyéndose con esto en la amenaza que el imperio teme y combate en los lugares más recónditos del planeta, cada año los marxistas de todas las tendencias se hermanan en el mundo y rinden homenaje a su mentor causando pánico entre los señorones de  cuello y corbata acostumbrados al frac y al whisky y también a engordar con el dinero que le roban al trabajador en lo que se llama plusvalía.

Este fantasma del que me hablaron mis padres y abuelos y lo pintaban como un demonio, inspiró la lucha de la gente, al gran Lenin en Rusia, al enorme Mao en China, Nelson Mandela en Sudáfrica, Fidel y al Che en Cuba, Ho Chi Min en Vietnam, Kim Il Sum en Corea, Sendic en Uruguay, Antonio Gramsci en Italia, los Sandinista en Nicaragua, el FMLN en el Salvador, las FARC y el ELN en Colombia , al MIR y al Frente Patriótico Manuel Rodríguez en Chile, al EPP en Paraguay, al ERP en Argentina, al EGTK en Bolivia, a Carlos Mariguella en Brasil, al Amauta José Carlos Mariategui en Perú. También en nuestras tierras inspiró a Manuel Agustín Aguirre, a Agustín Cueva, a los guerrilleros de la década del 60 y de los 80 como AVC Y MPL, también inspiró las luchas indígenas y a sus líderes como las comunistas Transito Amaguaña, Dolores Cacuango y Ambrosio Laso, todas estas luchas se nutrieron de los escritos de nuestro Carlos Marx.

Por eso el imperio y sus incondicionales en el mundo llaman a sus seguidores con todos los adjetivos o epítetos posibles para desprestigiar su doctrina y la agudeza de sus escritos vigentes a pesar de los años y los ya siglos de terca duración, llaman a los marxistas desde resentidos sociales, pasando por agitadores, incitadores a la violencia, sediciosos, subversivos y terminan nombrándolos como TERRORISTAS, para satanizarlos y aislarlos de la gente y de las masas; a los que osan levantarse en armas o mínimamente dirigir el descontento popular,  los meten a la cárcel con largas condenas para domesticarlos, amansarlos y asustar a los que se atrevan a desafiar la autoridad del estatus quo o del llamado orden de cosas.

En el mundo y en América también hay Marxistas presos como Víctor Polay Campos y sus compañeros, él y Miguel Rincón, Abimael Guzmán están sepultados en la Base Naval del Callao, llevan más de un cuarto de siglo presos, la finalidad es que se rindan y como quiso el dictador Kenya Fujimori, el comandante Ramiro del FPMR preso en Brasil, Simon Trinidad en EEUU, Jesús Santrich en Colombia, el comandante Arenas en España y así una infinidad de luchadores a los cuales intentan someterlos y humillarlos sin poder conseguirlo, ¿será que el marxismo forja en los seres humanos no solo dignidad y estoicismo para enfrentar la dureza del castigo, sino también el temple necesario para afrontar las vicisitudes de las prisiones?

Por eso este 05 de mayo que se celebran 200 años del nacimiento del viejo Marx, los comunistas y socialistas del mundo cantaremos de nuevo la Internacional, gritaremos nuestras consignas anti capitalistas, antimperialistas y ahora ecologistas y ambientalistas en defensa de la tierra, por la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, por la defensa de la economía nacional, los  recursos naturales, la defensa de la cultura, los pueblos originarios, la emancipación social y nacional del yugo de las clases explotadoras y del imperio y diremos como ese fantasma al que le temen los poderosos:

 “….Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista.  Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas.  Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.”

Proletarios de todos los Países, uníos….!!!

COLABORA CON KAOS