«Un extranjero es más propenso a violar que un español»: nuevo frente judicial para Vox

Nuevo frente judicial para los dirigentes de Vox por afirmaciones sobre los inmigrantes. Un juzgado de Reus ha abierto diligencias previas para investigar si su presidente, Santiago Abascal, y el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, cometieron un delito de injurias durante la pasada campaña electoral cuando efectuaron declaraciones en las que aseguraban que los extranjeros cometen más violaciones que los nacionales. El magistrado del Juzgado de Instrucción 3 de la localidad ha solicitado a la Fiscalía informe tras la presentación de una denuncia de una asociación.

«Un extranjero es tres veces más propenso a violar que un español», aseguró Espinosa de los Monteros en una entrevista en televisión. En la misma línea, Abascal proclamó durante el debate entre candidatos que «manadas» como el grupo condenado por el abuso sexual de una joven en los Sanfermines «hay más de 100». «El 70% de los que están imputados son extranjeros», proclamó.

Estas afirmaciones fueron consideradas delictivas por la agrupación Watani Asociación Ciudadanos por la Convivencia, que presentó denuncia contra ambos. En su opinión, este tipo de manifestaciones «son radicalmente falsas» y solo sirven para alentar una manifiesta alarma social. Además —aseguran—, atentan gravemente contra la dignidad de las personas extranjeras, la convivencia, la paz social e incitan al odio.

En un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado dispone la apertura de las diligencias por injurias y no por un delito de odio, como reclamaban los denunciantes, y pide al fiscal que proponga diligencias si le parecen necesarias. Los dos dirigentes de Vox se encuentran aforados, de modo que, en caso de determinar que existen firmes indicios de la comisión de un delito, el juez tendría que dirigirse al Tribunal Supremo, el competente para investigar a los diputados nacionales.

Espinosa de los Monteros ha defendido, tras conocer la apertura de las diligencias, que su valoración está respaldada por datos. «Me remito a los datos publicados por el Ministerio del Interior», ha indicado a El Confidencial, como ya hizo el pasado noviembre después de las críticas vertidas desde la oposición. Entonces ya destacó que esa recopilación efectuada por el ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska apuntaba «que la cifra de agresores españoles es del 31%». «Para los de letras: 69%, extranjeros», añadía en un comentario en redes sociales.

 

Otras diligencias

Con este procedimiento que acaba de arrancar, se añade otro más a lo que ya empieza a ser una larga lista. Hace unas semanas, la Fiscalía de Sevilla abrió diligencias de investigación contra la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, por declaraciones realizadas durante un acto electoral frente a un centro de menores extranjeros no acompañados de Sevilla. En ellas, se refirió a los jóvenes migrantes como «manada de menas [menores extranjeros no acompañados]» y los vinculaba al incremento de la inseguridad en las calles. El Ministerio Público trata de determinar en ese caso si constituyen “una incitación directa a la violencia contra los menores de dicho centro” y «una clara incitación al odio».

Por su parte, la Fiscalía de Valencia investiga a Javier Ortega Smith por manifestaciones efectuadas en un vídeo publicado en el canal de YouTube de Vox que reproduce un mitin político que tuvo lugar en el mes de septiembre en el Casino de Agricultura de Valencia. En las imágenes, el dos de la formación tacha el islamismo como la nueva invasión a combatir. «Nuestro enemigo común, el enemigo de Europa, el enemigo de la libertad, el enemigo del progreso, el enemigo de la democracia, el enemigo de la familia, el enemigo de la vida, el enemigo del futuro, se llama la invasión islamista«, aseguró.

 

Fuente

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS