Un experto afirma que la refinería no se construirá por la crisis

El profesor de la Universidad Carlos III y miembro de Ecologistas en Acción, Ramón Fernández Durán, ha afirmado que la Refinería Balboa no se construirá por la crisis económica, ya que los bancos no tienen liquidez para inyectar dinero al proyecto y los gobiernos central y autonómico están endeudados.

En declaraciones a Efe, Fernández ha explicado que este proyecto requiere una inversión de tres mil millones de euros, una cifra que ni las cajas de ahorro ni los bancos españoles pueden asumir.

Tampoco ha habido un socio tecnológico -una petrolera- que haya asumido como propio el proyecto del grupo Alfonso Gallardo de manera explícita, «lo que demuestra su debilidad», en opinión del experto.

Fernández Durán ha hecho estas declaraciones con motivo de su intervención en Villafranca de los Barros (Badajoz) para presentar el nuevo grupo de Ecologistas en Acción en Tierra de Barros.

En una entrevista concedida a Efe, ha recalcado que, una vez superada la crisis económica, en un plazo de dos años, vendrá la crisis energética, como consecuencia de los problemas de abastecimiento de petróleo y las dificultades de extracción del crudo.

Ha concretado que la Agencia Mundial de la Energía ha reconocido que el hombre ha consumido la mitad de las existencias petrolíferas existentes en el mundo, de modo que las reservas restantes presentan un nivel de pureza inferior y generarán unos costes de explotación muy elevados.

El aumento de los costes de extracción vendrá acompañado de un aumento del protagonismo de los países integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que prevén controlar todo el proceso productivo, desde la extracción hasta su refino.

De este modo, según Fernández Durán, se limitará la producción en países importadores, ya que se espera una «sobreoferta» mundial de refinerías de los países de la OPEP ante la que los países importadores, como España, tendrán que adquirir el crudo refinado.

Respecto a la crisis económica, ha explicado que la economía española ha pasado de crecer el 3'5 por ciento en 2006 hasta tener la posibilidad de entrar en recesión, un estado que se ha visto favorecido por la deuda de la banca española en el exterior, que se sitúa entre los 600.000 y los 800.000 millones de euros.

Todo ha cambiado de manera «drástica», ha afirmado Fernández, ya que el aumento de la deuda pública y su dependencia monetaria con el Banco Central Europeo hace inviable un apoyo de la Administración pública a un proyecto como la refinería.

En este sentido, ha señalado que «una cosa es que la Junta haya afirmado que vaya a asumir el 20 por ciento del coste total del proyecto y otra que vaya a aportarlos», si se tienen en cuenta sus problemas para abordar los gastos corrientes.

También ha reiterado su sorpresa sobre la inexistencia de un actor petrolero que haya asumido la ejecución de la refinería, lo que, en su opinión, supone la mayor debilidad del proyecto.

Por otra parte, la crisis del petróleo, que, a su juicio, estallará una vez superada la económica, puede volver a dar protagonismo al uso del carbón, que hoy en día puede transformarse en elementos parecidos al petróleo, lo que trasladará el protagonismo del oro negro a otras formas de extracción.

Ramón Fernández Durán, que es experto en Europa, ingeniero de Caminos, urbanista y miembro de Ecologistas en Acción desde hace treinta años, ha escrito libros especializados como «El Crepúsculo de la era trágica del petróleo».

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS