Un día sin tabaco

A mi personalmente me ofenden este tipo de celebraciones, el día mundial sin tabaco (31 de mayo), un día sin coche (), el día del trabajador (1 de mayo), día internacional contra el cáncer (15 febrero del niño, 28 de mayo de la mujer, 19 de octubre de mama…), día internacional contra el SIDA (1 diciembre), contra la violencia de genero ( 25 noviembre), día internacional contra el trabajo infantil (11 de junio) y, para terminar, contra el trafico y consumo de drogas (26 de junio).


El tabaco es una droga que provoca cinco millones de muertos al año.


El coche 1,2 millones de muertos y 50 millones de heridos o minusvalidos.


Los heridos o muertos en el trabajo son cifras que nunca se lograran computar a nivel internacional por los intereses creados en ocultar y minimizar estas cifras. Mas de 4000 personas mueren al año solo en el estado español solo por exposición a substancias químicas. Según la OIT son mas de 2 millones de muertos al año.


El cáncer, según estadísticas, provoca en el estado la muerte, ellos se empeñan en decir que mata, de una persona cada media hora y esto da un total de 18000 muertes al año. Solo en el estado.


Del sida nos dicen que en la actualidad mas de 41 millones de personas se encuentran infectados por el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.


La violencia de genero esta en “pleno auge” con lo cual y según las ultimas estadísticas no se poden de acuerdo por la complejidad de la sociedad pero no estaría mal saber que EE. UU. una mujer es violada cada 90 segundos, que en Sudáfrica se violan 150 mujeres al día, 15.000 son asesinadas al año en la India, 60 millones de niñas desaparecen anualmente de sus hogares… para que seguir.


Esta muy claro el porque me ofenden estos días oficiales sin… porque no sirven para nada, para nada que no sea la foto oficial de muchos que solo hacen eso “dejarse sacar la foto”.


Son demasiados los intereses de los gobiernos en la comercialización del tabaco esta claro que nunca va a ser prohibido.


Son grandes los intereses de los gobiernos en el petróleo y sus derivados, en la fabricación de automóviles, en la explotación de las autopistas y las propias multas que la desviación de las normas de circulación.


Son inmensos los ingresos de toda patronal para hacerle cumplir las normas mínimas de seguridad laboral. Estas son y quedan muy bonitas en cuanto a referencia y encuadernadas.


El sida o el cáncer ofrecen unas estadísticas escalofriantes en cuanto a la prevención o el tratamiento de la enfermedad una vez detectada, ambas la prevención y el tratamiento son supeditadas a intereses mucho mas humanos como son el mantenimiento del ejército nacional o la compra de armas de destrucción.


Unen a estos ejércitos de “andar por casa” los gastos de guerras como las de Irak o las de Afganistán que parecen benefician a las mayores industrias armamentísticas del mundo sitas en EE.UU. Inglaterra y o Francia en tanto los gastos involucran a otros muchos a los cuales no les dejan ni la opción del diseño de futuros equipamientos.


El mayor porcentaje de los presupuestos nacionales de todo país, de casi todos, se pierde en hacer posible estos ejércitos y estas guerras.


Un día sin ejercito posibilitaría que muchos de estos otros días no tuviesen que ser reales y de denuncia, bastaría con dedicarles los muchos millones de euros ahorrados para que no fuesen necesarios los generados por el tabaco, por el petróleo, por las multas, por la explotación infantil, por el trabajo sin seguridad, por gastos sanitarios que no contemplan la prevención o la necesidad de investigación privada.


Un día sin tabaco es una burla a todos los que están enganchados a él.


Un día sin violencia de género es una bufonada a todas las mujeres, y algún hombre, que día tras día se ven sometidas, y sometidos, a la vejación y la violencia.


Un día sin coche es un sarcasmo a la contaminación y a las necesidades generadas por las sociedades modernas.


Un día sin explotación infantil es pura mofa para aquellos que no tienen tiempo en su jornada laboral para disfrutarlo ya que se les niega incluso el derecho a ser asalariados.


Un día contra el sida o por el cáncer, por la conciencialización de una realidad y un dolor ajeno, es un sarcasmo para quienes lo padecen y son parte de esas listas de espera o de una imposibilidad de tener acceso a las medicinas que las previenen por intereses de los laboratorios, particulares, que las han posibilitado y comercializado.


Son demasiados días sin y demasiadas novatadas las que desde los gobiernos u órganos oficiales, siempre son estos quienes potencian los mismos, para quedarme mucho y dejar mi donativo en la mesa que seguro saldrá a mi encuentro pegatina en mano.


Deberíamos apostar por todos los días sin tabaco, sin necesidad del coche con unos medios de desplazamiento mas acordes, por una prevención de enfermedades y un tratamiento digno y no clasista, en contra de la explotación infantil, de todo tipo de explotación, por la erradicalización de todo tipo de violencia.


Esta claro que deberíamos apostar por un cambio de la sociedad.


Intxaurrondo, 2005.mayo.30

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS