Ultraderechistas irrumpen violentamente en un domicilio para retirar la bandera republicana del balcón

Publicidad

  • En el momento del asalto la vivienda estaba ocupada por un matrimonio y su hijos, entre otros el músico Javier cuesta, que resultó con heridas de consideración en distintas partes del cuerpo tras ser apaleado.
  • La bandera republicana fue colocada en el balcón tras el fallecimiento del líder de Izquierda Unida y exalcalde de Córdoba Julio Anguita.

Cuatro personas de ideología ultraderechista, presuntamente habrían irrumpido en un domicilio particular del centro de Granada con la pretensión de eliminar una bandera republicana colocada hace unos días en un balcón en recuerdo del exlíder de Izquierda Unida, Julio Anguita. En la vivienda, un piso de una céntrica calle con varios balcones al exterior, se encontraban en esos momentos los propietarios y moradores habituales, un matrimonio con sus hijos, uno de ellos el músico y activista Javier Cuesta, que  se encontraba en ese momento en la parte superior de la vivienda y que ha resultado con heridas de diversa consideración en todo el cuerpo al intentar repeler el asalto y ser brutalmente apaleado.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, según un comunicado de la Asociación Verdad, Justicia y Reparación, tras la manifestación convocada por Vox en Granada. El músico agredido ha manifestado en un audio difundido en redes sociales «que lo vivido esa noche no pensaba que le pudiera ocurrir nunca». Según cuenta, aproximadamente sobre las 21.30 se encontraba en el cuarto de baño del piso superior cuando de repente empezó a oír gritos de sus padres y hermana. «Yo vivo en la segunda planta, y al oír los gritos bajé las escaleras y vi a cuatro hombres dentro de la casa, saliendo del salón. Asustado, nervioso y a voces les grité ¿qué hacéis aquí?». Los asaltantes salieron corriendo hacia la puerta de salida de la vivienda pero Javier consiguió retener al último de ellos y se enzarzaron en una pelea que acabó ya en la calle cuando los tres restantes volvieron a rescatar a su compañero y la emprendieron a golpes con Javier, que fue literalmente apaleado por los cuatro. El resultado de la agresión, según el parte de lesiones, un dedo roto, hematomas por todo el cuerpo y un ojo morado con fuerte hinchazón.

Previamente, antes de subir a la vivienda, los presuntos ultras habían mantenido un enfrentamiento con el sobrino de la víctima, al reprochar este a uno de ellos que estuviera haciendo sus necesidades sobre la puerta de la vivienda. Bajó a echar agua sobre los orines, como suelen hacer siempre,  y en ese momento aprovecharon para acceder a la casa.

La Plataforma Verdad, Justicia y Reparación y CCOO han condenado la agresión. El sindicato, a través de un comunicado ha exigido «mesura y responsabilidad entre los representantes públicos de la derecha, en momentos en los que una crisis sanitaria y económica está llenando de sufrimiento a la clase trabajadora. Para CCOO, la intolerancia y el odio no pueden ser el camino hacia un mundo más justo, algo por lo que siempre ha luchado Javier Cuesta. CCOO le  traslada al músico toda la solidaridad y apoyo de las personas que componen el sindicato, y el firme compromiso de luchar contra actitudes fascistas que desgraciadamente están prendiendo en nuestro país y nuestra provincia».

 

Fuente

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More