Turquía: Confirman sentencia de prisión para la periodista Asli Ceren Aslan

La 3ª Sala de lo Penal del Tribunal Regional de Apelaciones de Estambul confirmó la sentencia de casi siete años de prisión por acusaciones terroristas contra la periodista Aslı Ceren Aslan. La editora en jefe del semanario de izquierda Özgür Gelecek (Futuro Libre) ha anunciado que irá al Tribunal de Casación.

Asli Ceren Aslan nació en 1990 en la provincia multicultural de Malatya y estudió matemáticas en Çanakkale. Desde 2014, la activista por los derechos de las mujeres y activista LGBTI ha estado trabajando para «Özgür Gelecek», cuyo personal está formado por más del 70 por ciento de mujeres. En febrero de 2017, Aslan fue arrestada en Urfa, en el norte de Kurdistán, en la frontera con Siria, y fue detenida bajo cargos de «pertenencia a una organización prohibida», «propaganda terrorista» y «violación de la frontera». Detenida, la entonces joven de 27 años fue insultada, golpeada y sometida a dos registros desnuda por las fuerzas de seguridad turcas.

En el tribunal, Aslan negó las acusaciones hechas contra ella, alegando que solo había informado desde la región sobre lo que estaba sucediendo en ambos lados de la frontera. También se quejó de que el poder judicial no era independiente y que «la libertad de prensa ya no se aplica desde el estado de emergencia». En julio de 2019, la periodista fue sentenciada a dos años y medio de prisión por «propaganda terrorista». Un mes después, fue liberada.

Sin embargo, dado que varios otros procedimientos legales se iniciaron contra ella mientras tanto y luego se fusionaron, principalmente debido a sus artículos y publicaciones en las redes sociales sobre los crímenes de guerra del ejército turco en el momento del toque de queda en las ciudades sitiadas militarmente de Cizre y Nusaybin entre 2015 y 2016, nuevamente fue sentenciada por presunta propaganda para una organización terrorista. Esta vez a seis años y nueve meses de prisión.

 

Represión estatal, vida cotidiana para periodistas críticos

Represión estatal, acusaciones de presunto apoyo al terrorismo o insultar al presidente, obstrucciones al trabajo y amenazas en la calle: todo esto es parte de la vida cotidiana de los periodistas críticos en Turquía. Cualquier persona que informa desde las regiones kurdas del país está bajo observación especial por parte de las autoridades y el poder judicial. Según un informe de la Asociación de Periodistas DFG (Dicle Fırat Gazeteciler Derneği), al menos 97 periodistas se encuentran actualmente en las cárceles turcas (al 30 de junio de 2020).

 

ANF

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS