Trump y asuntos internacionales

Publicidad

La semana pasada, presenté en el Observatorio Social de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, al Centro-Este de la Mayor de las Antillas,  mi Ensayo Trump de cara al Mundo: Notas sobre antes y después del 20 de Enero de 2017 en el que dejé mi impresión acerca de sus pronunciamientos sobre asuntos internacionales, su percepción acerca de las Américas y declaraciones en torno a Cuba. Ahora,  comparto con mis lectores/as el trabajo en tres partes.

Trump ante asuntos internacionales

Antes de penetrar en el tema, conviene tener una visión general del pronóstico de algunos analistas acerca de lo que pudiera ser la perspectiva de la política exterior del actual mandatario de EEUU, de acuerdo con el examen efectuado de sus discursos al respecto durante la precampaña y la campaña electoral. Puntualmente, propongo no pasar por alto los diferentes escenarios regionales en los que tendrá que actuar el presidente en cuestión[1].

No obstante, un referente de las intenciones del señor Donald John camino a la Oficina Oval se encuentra en sus declaraciones tempranas a The New York Times[2] sobre la política extranjera que entonces pretendía desarrollar y en las que precisó sus puntos de vista sobre cuestiones que van desde la seguridad en Asia oriental hasta Siria, pasando por el grupo Estado Islámico (EI) y las relaciones con aliados como Arabia Saudita o Japón; además de su visión acerca de la OTAN y la ONU.

En la oportunidad, este magnate negó ser “aislacionista” pero describió a Estados Unidos como una nación deudora que contribuye de manera desproporcionada con organizaciones internacionales y determinados socios. De ello, la evidencia se halla en palabras suyas al estimar:

“Nos han faltado el respeto, hemos sido burlados y estafados durante muchos años por gente más inteligente, más astuta, más dura”. “Estados Unidos primero significa, antes que nada, ya no ser estafados. Vamos a ser amistosos con todo el mundo, pero no vamos a dejar que nadie se aproveche de nosotros”. “No podemos permitirnos perder grandes cantidades de dinero, miles de millones de dólares en todo esto”.

De esta manera, Trump sacó a relucir su percepción de empresario que difícilmente se separará de él, al margen de la distancia que existe entre gobernar y conducir una entidad no estatal. Se puede suponer que esta contradicción matice su quehacer al frente de la Administración de Washington, un aspecto sombrío que condujo a George Soros a decir que el susodicho “es un estafador y va a fracasar” y que representa “una forma de gobierno cercana a la dictadura”[3].

No obstante, en las mencionadas declaraciones al Times calificó como “una locura y una estupidez” la táctica del presidente Barack Obama de buscar la salida de Bashar al-Asad de Siria mientras combate simultáneamente al grupo Estado Islámico (EI). “No estoy diciendo que Asad sea un buen hombre, porque no lo es, pero nuestro mayor problema no es Asad sino el ISIS” —el acrónimo árabe para el EI; al tiempo que dijo que “probablemente” dejaría de comprar petróleo a países como Arabia Saudita a menos que actuaran en ese sentido o reembolsaran a Estados Unidos por involucrarse en la guerra contra los yihadistas.

Sin embargo, Trump una vez que asumió la presidencia —todavía está por decidir qué medida concreta adoptará contra el EI, a tono con la propuesta del Pentágono[4]—, lejos de castigar a Arabia Saudita, no insertó a ese país en el decretó del cierre de las fronteras de EEUU para Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen —medida actualmente en litigio jurídico[5] y luego ¿relajada? en el caso de Irak[6].

Mientras, con la mira en el Medio Oriente, amenazó a Irán el 2 de Febrero por lanzar un misil y volvió a criticar el “desastroso” acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní que firmó Obama; sin descartar que al día siguiente el Departamento del Tesoro estadounidense tomó represalias contra 25 personas y entidades sospechosas de haber ayudado logística o materialmente el programa balístico de Teherán[7].

A la par, si bien Trump encrespó el tema de Palestina (había prometido que si ganaba las elecciones presidenciales reconocería Jerusalén como la capital de Israel y trasladaría a esa ciudad la embajada estadounidense de Tel Aviv)[8], no es menos cierto que en ocasión de la visita que le hizo el Primer Ministro Benjamin Netanyahu bajó tensiones al sostener:

“Estoy mirando a una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos”. “Pero son las propias partes las que deben negociar directamente ese acuerdo. Estaremos a su lado. Trabajaremos con ellos. Como en cualquier negociación exitosa, las dos partes deberán hacer concesiones. ¿Lo sabe, verdad [preguntó aludiendo a Netanyahu]?”[9].

Algo similar protagonizó ante Japón con la visita de su Primer Ministro Shinzo Abe a Washington, pues reafirmó el compromiso de seguridad con el país nipón y no ahondó en sus diferencias sobre defensa, libre comercio y política monetaria (en la campaña electoral colocó en duda el tratado que obliga a EEUU a defender a Tokio y lo acusó de robar empleos estadounidenses y manipular su moneda). Y es que Abe ha logrado posicionarse como un interlocutor privilegiado de Trump al ser el único líder extranjero con el que se reunió tras ganar las elecciones de Noviembre y ser el primero al que invita a pasar el fin de semana en su club en Florida[10]. Ello explica el apoyo manifestado ante una supuesta “provocación” de Corea del Norte[11].

No menos representativo del vaivén de Donald John es su posición ante la OTAN —recuérdese el “No podemos permitirnos perder grandes cantidades de dinero”. En una conversación telefónica con el secretario general del bloque trasatlántico, Jens Stoltenberg, el presidente de EEUU mostró el pasado 5 de Febrero el compromiso de su Administración con respecto a los “grandes desafíos de seguridad” de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, así como la confirmación de su presencia en una cumbre de líderes de esa agrupación castrense que tendrá lugar en Europa el venidero mes de Mayo[12]. A ello se agrega que tres semanas después propuso un aumento de 54 000 millones de dólares al próximo presupuesto federal estadounidenses para gastos militares[13].

Empero, un punto y aparte requiere lo relacionado con la Organización de Naciones Unidas. Nikki Haley, nombrada embajadora estadounidense ante ese foro mundial en Enero del corriente, llegó a esa sede aclarando que “hay un nuevo Estados Unidos en la ONU. Va a haber cambios en la forma en que trabajamos” porque “es el momento de la fuerza, el momento de la acción, el momento de hacer cosas”. “Para aquellos que no nos apoyan, vamos a anotar sus nombres. Nos aseguraremos de responder a eso adecuadamente”. Todo, en un ambiente que devela cómo se proyecta recortar al menos el 40 por ciento de las contribuciones voluntarias de Estados Unidos a varias agencias y organismos internacionales[14] —y ni hablar sobre su desprecio por el Medio Ambiente[15].

En este panorama acerca del accionar del Gobierno actual de EEUU de cara al mundo, para aquilatar su postura también resulta indispensable evaluar cómo ha sido su enfoque/evolución respecto a la Unión Europea (UE), Rusia y China.

Con la UE, salta a la vista que Ted Malloch, quien está proyectado como futuro embajador de Donald Trump ante esa agrupación, afirmó en una entrevista realizada por la BBC —obviamente, con el visto bueno de sus jefes— que el euro, la moneda única, “no solo está en vías de desaparición, sino que tiene un verdadero problema y podría colapsar en el próximo año, año y medio”. “No soy el único que tiene ese punto de vista, alguien tan aclamado como Joseph Stiglitz [Premio Nobel en Economía] ha escrito un libro entero sobre el tema”; al paso que recalcó que el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, “está muerto”[16].

A tal ataque, respondió Cecilia Malmström, Comisaria europea de Comercio, quien dijo que “el proteccionismo es el camino equivocado” y los que piensan así “están condenados al fracaso”; que “en 2016 vimos a muchos intentando revertir la tendencia hacia más globalización y apertura. Su reflejo fue decir ‘¡cierren la frontera!’, ‘¡construyan un muro!’, como si esa fuera la solución a todos nuestros problemas”; que el mandatario gringo “parece que probablemente meterá en el freezer por un tiempo nuestras negociaciones con Estados Unidos”; y que con “Trump o no Trump, tenemos una larga lista de muchos otros que quieren un acuerdo con la UE”[17].

A este particular se incorpora un evento reciente: a partir de este Marzo el secretario de Estado, Rex Tillerson, revisará todos los acuerdos de reciprocidad sobre visados y ello encontrará una respuesta desde el “Viejo Continente”, pues el Parlamento Europeo urgió a la Comisión Europea a adoptar en el plazo de dos meses la medida temporal de exigir visados a los estadounidenses[18].

De este modo, es visible una dicotomía entre Washington y Bruselas en el ámbito del comercio; pero de allí al antagonismo existe un trecho poco despreciable. Puede presumirse, entonces, que en la perspectiva de sus relaciones ambos polos privilegiarán la búsqueda del consenso como está ocurriendo alrededor de la OTAN —so pena de desarrollar un conflicto perjudicial para ellos y ¿para el mundo?

En tanto, las relaciones de EEUU con Rusia develan marcadamente los altibajos del multimillonario devenido presidente de Gobierno.

Por un lado, resultó llamativo que fuera propuesto por Donald Trump el director general de Exxon Mobil, Rex Tillerson, como secretario de Estado de Estados Unidos, alegando que se trata de uno de “los líderes empresariales con más experiencia y de los mejores negociadores internacionales en el mundo”. Es la misma persona que tiene vínculos estrechos con Rusia, al extremo que en 2013 fue condecorado por el Presidente Putin con la Orden de la Amistad, un galardón del gobierno ruso a los ciudadanos extranjeros[19].

Por otro lado, sin embargo, en la conferencia de Seguridad de Munich efectuada a mediados de Febrero, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, culpó a Rusia de la situación en el Este de Ucrania e instó a Moscú a abandonar la península de Crimea —un absurdo, en el raciocinio de las autoridades del país europeo. Ello es más peliagudo, si se tiene en mente que en la capital rusa se formaron piquetes contra la trumpomanía frente a la sede central Rusia Today, portando consignas como “No al culto de Trump en nuestros medios de comunicación”.

A este examen se une que el Kremlin está aún a la expectativa sobre una colaboración con la Casa Blanca contra el terrorismo y una resolución conjunta ante el conflicto en Siria[20], tema enturbiado al ser acusado el embajador de Moscú en Washington de un “espía y reclutador”[21] y al Trump escribir en su cuenta personal de Twitter que “Durante ocho años Rusia ‘arrolló’ al presidente Obama, se hizo más y más fuerte, tomó Crimea y añadió misiles”[22]; al paso que ese trascendido también contiene que esa crítica a Obama por haber sido, a su juicio, “débil” con Rusia durante su mandato (2009-2017) se producen mientras varios miembros del Gobierno del magnate están siendo cuestionados por sus contactos con funcionarios rusos.

Así, la oscilación se abre paso en el futuro de las relaciones ruso-estadounidense y es difícil vaticinar con agudeza qué sucederá mañana.

Mientras tanto, en sus relaciones con China el jefe de la Administración del país norteño evidencia un indiscutible pragmatismo acompañado de “dije digo; dije Diego”. Al respecto, deben recordarse dos pasajes que sirven de testimonio inequívoco.

Uno, Trump escribió en 2012 que “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer que la manufactura de EEUU no sea competitiva”; pero cuatro años después, en una entrevista, dijo que “ese mensaje era una broma”[23]. Y dos, con ese presupuesto, tras su elección presidencial llegó a amenazar al gigante asiático: “No veo por qué tenemos que estar vinculados al principio de una China a menos que lleguemos a un acuerdo con China en el que entren otras cosas, incluido el comercio”, dejando atrás el reconocimiento diplomático a Beijing y no a Taipéi.

Pero el Gobierno chino respondió de modo contundente con un par de advertencias:

Una advertencia —por subestimar a Beijing ante Taipéi: si Trump fuera a alterar esa posición, las relaciones bilaterales correrían peligro[24]. Otra advertencia: “Si Trump destruye el comercio chino-estadounidense, algunas industrias de su país se verán afectadas. Si finalmente decide hacer algo así, será condenado por su imprudencia, ignorancia e incompetencia y tendría que soportar todas las consecuencias. Hacer las cosas difíciles para China políticamente no le servirá de nada”[25].

Entonces, se explica la subsiguiente suerte de ¿reconciliación? chino-estadounidense. Otro par de lances así lo revelan.

En la primera decena de este Febrero trascendió que el portavoz presidencial, Sean Spicer, manifestó en un comunicado: “El presidente Trump dijo [en una carta de agradecimiento a su homólogo chino] que espera trabajar con el presidente Xi [Jinping] para desarrollar una relación constructiva que beneficie tanto a Estados Unidos como a China”[26].

Al cierre de ese mes se divulgó que Donald Trump se reunió el 27 de Febrero con el Consejero de Estado de China, Yang Jiechi, en la Casa Blanca, en donde se comprometió a mejorar el intercambio y la cooperación bilateral de alto nivel en todas las áreas, según informó la agencia Xinhua[27].

No obstante, la tendencia de la política exterior de Donald John ante el mundo en general quizás se evidencia marcadamente con un hecho, a saber: él decidió romper con la tradición y acudir en los días finales de Febrero a la cita republicana para dar un discurso altamente nacionalista. Dijo en la ocasión: “No soy el presidente del orbe, sino de Estados Unidos”. “El futuro es nuestro. Estados Unidos será mayor, más grande y fuerte que nunca”. O sea, la prioridad es el incremento del poder militar para conseguir la paz “a través de la fuerza”[28].

Mas, cuanto quedó consignado en los párrafos anteriores tiene su modo específico de manifestarse en lo concerniente a la actitud de Donald Trump frente al Hemisferio Occidental.

[1]        Abraham, J. (2017). La política exterior de Trump, región a región. En: http://www.politicaexterior.com/actualidad/la-politica-exterior-de-trump-region-a-region/. 10 de Enero.

[2]        AFP (2016). Trump detalla su política exterior en entrevista con The New York Times. En: http://www.lapatilla.com/site/2016/03/26/trump-detalla-su-politica-exterior-en-entrevista-con-the-new-york-times/. 27 de Marzo.

[3]        Cubadebate (2017). Soros sobre Donald Trump: es un estafador y va a fracasar. En: http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/01/19/soros-sobre-donald-trump-es-un-estafador-y-va-a-fracasar/#.WIIQP-P_qUk. 19 de Enero.

[4]        EFE (2017). La Casa Blanca recibe el plan del Pentágono para acelerar la lucha contra el EI. En: https://es.noticias.yahoo.com/casa-blanca-recibe-plan-pent%C3%A1gono-acelerar-lucha-ei-172426999.html. 27 de Febrero.

[5]        Cubadebate (2017). Corte de apelaciones rechaza recurso presentado por el gobierno de Trump. En: http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/02/05/corte-de-apelaciones-rechaza-recurso-presentado-por-el-gobierno-de-trump/#.WJiX-ONxmUk. 5 de Febrero.

[6]        Público (2017). Trump emite nuevo veto migratorio contra emigrantes musulmanes. En: http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/03/06/trump-emite-nuevo-veto-migratorio-contra-emigrantes-musulmanes/#.WL6_NGpMGUk. 6 de Marzo.

[7]        AFP (2017). Trump, un torbellino en las tres primeras semanas como presidente de EEUU. En: https://es.noticias.yahoo.com/trump-un-torbellino-en-las-tres-primeras-semanas-033659608.html. 14 de Febrero de 2017

[8]        EL PAÍS (2017). Las tensiones globales que ha creado Donald Trump. En: http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/08/actualidad/1486552150_263674.html. 8 de Febrero.

[9]        Ver: Gómez, S. (2017). Trump relativiza su apoyo a creación de un Estado palestino. En: http://www.eltiempo.com/mundo/ee-uu-y-canada/reunion-de-donald-trump-y-benjamin-netanyahu/16820348. 15 de Febrero.

[10]       Ver: Faus, J. (2017). Trump intenta apaciguar los temores de Japón. En: http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/10/estados_unidos/1486753982_023722.html. 10 de Febrero.

[11]       AFP/EFE (2017). ‘Estamos con Japón ante la amenaza de Corea del Norte’: Trump. En: http://www.eltiempo.com/mundo/asia/trump-dice-que-misil-de-corea-del-norte-es-un-desafio/16817966. 12 de Febrero.

[12]       Ver: Llorente, J. (2017). Trump afirma su compromiso con la OTAN. En: https://laeratrump.com/administracion/planes/trump-afirma-compromiso-la-otan-20170206-1154. 6 Febrero.

[13]       Ver: Cartillier, J. (2017). Trump promete un aumento «histórico» en los gastos militares. En: https://es.noticias.yahoo.com/trump-propone-aumento-hist%C3%B3rico-gastos-171923564.html. 27 de Febrero.

[14]       Ver: Milanés, E. (2017). La ONU en casa del enemigo. En: http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2017-02-25/la-onu-en-casa-del-enemigo/. 25 de Febrero

[15]       Ver: Celi, S. (2017). La nueva patada de Trump al medio ambiente. En: http://es.rfi.fr/americas/20170126-la-nueva-patada-de-trump-al-medio-ambiente. 26 de Enero.

[16]       La Vanguardia (2017). El embajador de Trump en la UE prevé el colapso del euro y la Unión en 2018. En: http://www.lavanguardia.com/economia/20170126/413716526436/ted-malloch-donald-trump-euro-union-europea.html. 26 de Enero.

[17]       Ver: Martín, I. (2017). Dura advertencia de la Unión Europea a Donald Trump: el proteccionismo “está condenado al fracaso”. En: http://www.clarin.com/mundo/dura-advertencia-union-europea-donald-trump-proteccionismo-condenado-fracaso_0_BJKSS48wl.html. 25 de Enero.

[18]       EFE (2017). EE.UU. suspende programa Visa Interview Waiver y exige reciprocidad en visados. En: https://es.noticias.yahoo.com/ee-uu-suspende-programa-visa-interview-waiver-exige-224612161.html. 6 de Marzo.

[19]       Pace, J. (2016). Trump elige a Rex Tillerson como secretario de Estado. En: http://www.telemundo.com/noticias/2016/12/12/trump-elige-rex-tillerson-como-secretario-de-estado. 13 de Diciembre.

[20]       Ver: Bonet, P. (2017). Rusia frente a Trump: del entusiasmo al desencanto. En: http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/18/actualidad/1487430284_386787.html. 19 de Febrero.

[21]            Sputnik (2017). Acusaciones contra embajador ruso en EEUU pueden dañar a diplomáticos norteamericanos. En: https://mundo.sputniknews.com/politica/201703031067333602-Serguei-Kisliak-espionaje/. 3 de Marzo.

[22]       EFE (2017). Trump dice que Rusia ‘arrolló’ a Obama y se hizo ‘más fuerte’ bajo su mandato. En: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article136896043.html. 7 de Marzo.

[23]       Ver: Galarce, G. (2017). Donald Trump y China. En: http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2017/02/11/donald-trump-y-china/. 11 de Febrero.

[24]       Ver: Vidal, M. (2016). China responde con dureza a las declaraciones de Trump sobre Taiwán. En: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/12/actualidad/1481524497_937458.html. 12 de Diciembre.

[25]       El Nacional Web (2016). Así responde China a las amenazas de Trump. En: http://www.el-nacional.com/mundo/responde-China-amenazas-Trump_0_958104227.html. 14 de Noviembre 2016.

[26]       Hispantv (2017). Trump envía carta a su par chino y pide una relación constructiva. En: http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/332730/trump-china-envia-carta-agradecimiento-relaciones-jinping. 9 de Febrero.

[27]       LaRouche (2017). Trump se reúne con el Consejero de Estado de China Yang Jiechi, con pláticas sobre los contactos en marcha al más alto nivel. En: https://es.larouchepac.com/es/20170302-2. 1 de Marzo.

[28]       Cubadebate. (2017). Trump promete la mayor militarización de la historia y enarbola su nacionalismo. En: http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/02/24/trump-promete-la-mayor-militarizacion-de-la-historia-y-enarbola-su-nacionalismo/. 24 de Febrero.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More