Triunfo del Federalismo, muerte de la libertad

Publicidad

Desde que comenzó la democracia hemos visto como las promesas de autogobierno que se nos hacían a los municipios de toda España fueron violadas e incumplidas año a año. Podríamos empezar por la creación forzosa de la cc.aa de Castilla y León, u otras artificiales como Madrid o Cantabria, pero dejemos que fueron precios a pagar por vivir en paz y “democracia” de estado.

Se nos prometía desde algunos partidos más participación, más autogobierno para los ayuntamientos y lo único que hemos recibido es el mandato desde las oligarquías económicas y políticas de luchar directamente contra las pequeñas corporaciones municipales y las provincias, que “ellos inventaron” para dividir a los pueblos frente al poder central omnipotente que quiere controlar todos los territorios subyugados a su poder.

Aunque el estado español centralista federalista de todas las formaciones ideológicas a intentado pasar la responsabilidad de los servicios sociales a las CC.AA que sabiamente derivan esto en parte a los ayuntamientos para que lo administren, hoy por hoy por ejemplo solo se permite subvencionar las comidas escolares a los infantes hasta el tiempo que pasan en la escuela anulando la actuación social en los institutos de Secundaria que aunque si se podría subvencionar por las CCAA los presupuestos son tan pequeños que no dan para tal empresa ya que no se confía en ellas un presupuesto especifico para alimentación de sus estudiantes menores de 18 años, teniendo que ser organismos de caridad los que se encarguen de esa especifica tarea ( mediante subvención municipal ) triste pero cierto el dinero que podríamos emplear directamente en alimentar a nuestros hijos se lo cedemos a “la carroña” cristiana para que los alimente.

El Ego de Madrid y de sus sicarios ha llegado a tal punto que para diseñar la paga social básica necesitamos que nos digan de cuanto ha de ser y bajo que derechos, cuando eso ya está establecido en comunidades como Euskadi, Navarra, Asturias o Castilla León que pretenden que todos cobremos 450 euros al mes por unidad familiar y perdamos entre 100 y 200 euros en el caso de Asturias o 500 más doliente en el caso de Navarra o Euskadi. Todos tenemos que vivir como un andaluz. Ole,ole,ole.

Las promesas de política cultural se han vertido en voces huecas, la reindustrialización no ha llegado a las zonas mineras ya muertas de minería y la Castellanización se ha impuesto a todos los pueblos que antes de la época industrial vivían libres. Las políticas sobre el asturianu, el Navarro, el LLiones, el Estremenu (no reivindicado por el poder hegemónico de la ciudad de Cáceres).

No va haber ningún tipo de saneamiento ecológico de las zonas contaminadas por su industria minera, ya que es inviable económicamente, no son sus bosque, no son sus aguas, son las nuestras las que están enfermas ya no se verán maizales en los antiguos lavaderos.

El paro es crónico por la desindustrialización y la contaminación indicada en los puntos anteriores y por lo tanto cada día nuestra población se hace más vieja y más vulnerable a los caprichos de la Capital que es Madrid pero podría ser Lisboa o Barcelona. ELLOS MANDAN DESDE MÁS ARRIBA ES LA OLIGARQUIA ESTATAL, interesada en la homogenización de todo.

Y por ello, ni siquiera se describir esto en mí propio idioma y tengo que mal hacerlo en un idioma ajeno.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More