Tribunal de Ecuador rechaza la apelación de Assange por protocolo en la embajada de Londres

Publicidad

«El Tribunal Provincial de Pichincha ratificó este viernes la validez legal de Protocolo Especial emitido por la Cancillería ecuatoriana en octubre pasado para regular la convivencia en la Embajada de Ecuador en Londres, a propósito de asilo diplomático otorgado al señor Julian Assange», dijo la Cancillería en un comunicado.

El fundador de WikiLeaks está asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012.

Al rechazar la apelación interpuesta por la defensa del señor Assange, el Tribunal consideró que la Acción de Protección de los abogados del asilado «no procede en virtud de que no se ha violado ningún derecho constitucional», dijo el comunicado.

El comunicado añadió que la decisión, adoptada en segunda y definitiva instancia por la Justicia ecuatoriana, pone una vez más de manifiesto que la actuación del Ministerio de Relaciones Exteriores al adoptar el Protocolo Especial se ha ceñido a la Constitución y las leyes del país, según corresponde.

El asilo que Ecuador otorgó al señor Assange «es una prerrogativa soberana del país, al tenor de lo que establecen las convenciones interamericanas sobre asilo diplomático», enfatizó la Cancillería ecuatoriana al añadir que «así como el Estado ha cumplido con sus responsabilidades según dichas convenciones, el asilado también tiene obligaciones que cumplir y que deberá respetar escrupulosamente».

El protocolo exige al fundador de WikiLeaks no pronunciarse sobre temas que puedan afectar a otros Estados y establece un procedimiento para recibir visitas o atención médica, que de no ser cumplidos llevarán a la pérdida del asilo.

Según ese protocolo, a partir del 1 de diciembre, por recortes presupuestarios en Ecuador, Assange debe pagar sus gastos de alimentación, cuidados médicos, lavandería u otros gastos relacionados con su estadía en la embajada, incluidos servicios básicos como electricidad, agua potable, calefacción y el servicio de comunicaciones por wifi.

La Cancillería añadió que todas las acciones del Estado ecuatoriano sobre el caso Assange continuarán desarrollándose con apego al derecho internacional y a la legislación nacional, y que Ecuador solo tratará sustantivamente sobre el tema con las autoridades británicas y los abogados del asilado.

El pasado 29 de octubre, la jueza Karina Martínez rechazó la acción de protección planteada por la defensa para revertir la aplicación del protocolo establecido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador para la convivencia de Assange dentro de la embajada en Londres, más de 6 años después desde su asilo.

Ese mismo día la decisión de la jueza fue apelada.

El fundador de WikiLeaks no ha abandonado sede diplomática por temor a que EEUU pida su extradición para juzgarlo por la filtración de miles de cables diplomáticos y militares.

Este 21 de diciembre, expertos en derechos de Naciones Unidas instaron a las autoridades británicas a que permitan a Assange salir de la embajada sin temor a ser arrestado o extraditado.

Los expertos manifestaron su preocupación por la implementación del protocolo especial que «está socavando su salud, y puede poner en peligro su vida dada la desproporcionada cantidad de ansiedad y estrés que conlleva la privación prolongada de la libertad» y recordaron que el Reino Unido ratificó la Convención Internacional sobre Derechos Civiles y políticos.

.

mundo.sputniknews.com/america-latina/201812221084321929-convivencia-fundador-wikileaks-embajada-ecuador/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More