Trece de cada cien trabajadores españoles están en riesgo de pobreza

Publicidad

Tener un trabajo no significa estar a salvo de la exclusión social y la pobreza en la Unión Europea. Las últimas estadística, publicadas con datos de 2018, indican que el 9,5% de los asalariados europeos se encuentran por debajo del umbral de la pobreza. La cifra es más alta en el caso de los varones —9,9%— que en el de las mujeres —9,1%— y supone un aumento de los trabajadores pobres en la última década. En 2008, año uno de la crisis, se encontraba en el 8,5%.

España es el tercer país de la UE con mayor porcentaje de trabajadores pobres, solo después de Rumanía y Luxemburgo. Un 13,5% de los varones y un 12,2% de las mujeres están en una situación en las que su nómina no les alcanza para superar el umbral de la pobreza. Finlandia, República Checa e Irlanda cierran la lista: menos de un 5% de los trabajadores de esos países se encuentran en esa situación.

En España, el 26,1% de la población, doce millones de personas, se encuentra en riesgo de pobreza según el último informe Arope de octubre de 2019. Para cumplir los objetivos determinados en el marco de la estrategia Estrategia Europa 2020, en lo que queda de 2020 se tiene que reducir en más de dos millones el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social, “algo que no ha sucedido nunca”, según el citado informe.

Una de las conclusiones de dicho informe es que “el desempleo no define a la pobreza; por el contrario, el grupo más numeroso es el de las personas ocupadas, es decir, que disponen  de un empleo remunerado, pero cuyo salario no les permite disponer de los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas”.

 

Fuente

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More