Tras el BREXIT, Crisis interna en el Partido Laborista

Publicidad

El líder del partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, se ha reafirmado este domingo en el cargo ante la oleada de dimisiones en el seno de la formación que han abierto una fuerte crisis en la principal formación opositora del Reino Unido. Anteriormente, Corbyn había despedido de su equipo al portavoz de Exteriores, Hilary Benn, su principal rival y señalado por los medios británicos como promotor de un «golpe de Estado» contra el líder izquierdista por no renunciar tras fracasar su campaña por la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.

«No habrá dimisión por parte de un líder elegido democráticamente y que cuenta con un fuerte apoyo de los afiliados», ha zanjado Corbyn en el comunicado, recogido por The Guardian. Sin embargo, la sucesión de dimisiones de las últimas horas, realizadas de forma concertada, ponen contra las cuerdas al líder izquierdista.

Los miembros del gabinete de la oposición que han dimitido son las portavoces de Sanidad, Heidi Alexander; Educación, Lucy Powell; de Medioambiente, Kerry McCarthy; Transporte, Lilian Greenwood; el portavoz para Escocia, Ian Murray; y las responsables del Tesoro, Seema Malhotra; y Juventud, Gloria de Piero. Además, se espera que próximamente presenten su dimisión al menos otros dos miembros del equipo de Corbyn.

Alexander publicó un duro comunicado en el que instó a Corbyn a que abandonara el cargo. «Por mucho que respete tus principios, no creo que estés capacitado para dar a tu país las respuestas que necesita y creo que es necesario un cambio de liderazgo a la hora de formar un nuevo Gobierno», dijo.

Por contra, han defendido al líder el portavoz de Economía, John McDonnell, y la titular de Cooperación Internacional, Diane Abbott, viejos aliados del dirigente socialdemócrata. El portavoz de Interior, Andy Burnham, ha dicho también que no piensa participar en un golpe porque «no tiene sentido sumirse en una guerra civil» cuando el país está sumido en la incertidumbre tras la victoria del Brexit.

McDonnell ha insistido en que Corbyn no va a dimitir y ha advertido de que, si los diputados rebeldes fuerzan otro concurso por el liderazgo, volverá a presentarse y posiblemente a ganar, pues tiene el apoyo de la militancia. El líder laborista ha recibido también en las últimas horas el respaldo de los principales sindicatos del Reino Unido, entre ellos Unite y Unison, que han urgido al partido a unirse en torno al líder para luchar contra los debilitados conservadores.

Según las reglas del partido, si cincuenta diputados nominan a un nuevo candidato, puede convocarse otro concurso por el liderazgo. Corbyn, de 66 años, fue elegido el 12 de septiembre con un programa antiausteridad con el apoyo arrollador de las bases, pero con escaso apoyo entre los diputados del grupo parlamentario, políticamente más a la derecha y que desde el principio han cuestionado su ideología.

Los diputados dimisionarios acusan a Corbyn de haber tenido un pobre papel en la campaña del referéndum de la UE. El grupo de diputados laboristas debatirá el lunes una moción de confianza a Corbyn presentada por dos diputadas, y seguramente el martes se celebre una votación secreta entre los parlamentarios, aunque el resultado no es vinculante.

Por su parte, el Partido Conservador está sumido también en un conflicto interno por la sucesión del primer ministro y líder conservador, David Cameron, que el viernes anunció su dimisión tras la victoria del Brexit. Los tories que defendieron, y obtuvieron, la salida de la Unión Europea, principalmente el exalcade de Londres Boris Johnson, aún no han especificado cuáles son sus planes personales y para el país.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More