Trabajadores afectados por ERE apedrean la Asamblea de Madrid durante una protesta

Publicidad

Unos 1.200 trabajadores de distintas empresas afectadas por expedientes de regulación de empleo se han concentrado esta tarde frente a la Asamblea de Madrid para defender sus puestos de trabajo y exigir medidas a las autoridades regionales.

Los afectados, pertenecientes a las empresas Iveco, BP y Arcelor, se encontraban concentrados al otro lado de la Avenida de Pablo Neruda, frente al Parlamento regional, cuando, alrededor de las 17.00 horas, decidieron cruzar de acera y acercarse a la entrada del edificio.

Ello provocó que los agentes antidisturbios de la Policía Nacional, visiblemente nerviosos, formaran un cordón de seguridad para impedirles la entrada a la Asamblea.

Los trabajadores tomaron esa decisión al enterarse de que sus representantes y delegados sindicales, que protagonizaron una protesta durante el plano de la Asamblea, habían sido expulsados de la sala.

Mientras los ánimos se iban exaltando, algunos trabajadores lanzaron piedras, tuercas, latas de bebida y cubitos de hielo contra las vallas de la Asamblea, así como potentes petardos. Los antidisturbios no llegaron a intervenir, pero su simple presencia excitó más los ánimos. Los representantes sindicales gritaban consignas como «Con nuestro curro no se juega».

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) que afectan a las tres empresas mencionadas implican a casi 2.000 trabajadores.

Rodríguez expulsa a un diputado

Su causa fue defendida por el diputado del Partido Socialista de Madrid José Quintana, quien fue amonestado tres veces por la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez. Acto seguido, Rodríguez ordenó su expulsión.

En ese momento, Quintana llamó «manipuladora», «parcial» y «estúpida» a la presidenta, mientras salía del hemiciclo.

En solidaridad con el diputado y los representantes de los trabajadores, todos los diputados de la oposición (PSOE e IU) abandonaron el pleno.

Aprovechando el revuelo y que casi todos los periodistas salieron a las puertas de la Cámara en previsión de incidentes, el diputado del PP imputado en el caso Gürtel, Alberto López Viejo, salió del Pleno y se dirigió a su despacho rehuyendo a los informadores.

Preguntas sobre empleo

Las protestas de los trabajadores eran una forma de presión a los representantes regionales, en un día en que la agenda del pleno incluía varias preguntas sobre su situación y la reacción del Gobierno ante el impacto de la crisis.

Así, en el orden del día figuraba una pregunta del diputado José Manuel Franco Pardo sobre las «actuaciones que está desarrollando el Gobierno Regional para evitar la pérdida de puestos de trabajo en las instalaciones de la empresa IVECO-PEGASO en nuestra región». Y la diputada socialista Pilar Sánchez Acera tenía previsto formular una pregunta similar sobre «las actuaciones que está desarrollando el Gobierno Regional para evitar el cierre de las instalaciones de la empresa BP Solar, ubicada en los municipios de Tres Cantos y San Sebastián de los Reyes».

Por su parte, la diputada socialista Carmen Menéndez González-Palenzuela había preparado una pregunta a la presidenta sobre las «medidas que va a adoptar para evitar la deslocalización de empresas industriales en la Comunidad de Madrid».

En el orden del día de la Asamblea figuraba, además de la sesión del pleno, la reunión de la mesa y portavoces de la Comisión de Empleo.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More