Toyota: Otro dirigente sindical asesinado por sicariato

Publicidad

En la mañana de hoy el dirigente del sindicato de trabajadores de la Toyota, Argenis Vásquez, fue asesinado saliendo de su casa por dos disparos en la cabeza, disparados desde un automóvil que daba vueltas cerca.

Aún no se tienen más detalles. Sin embargo, es sospechoso que el gerente de la ensambladora, Carlos Castillo, había interpuesto una denuncia en Fiscalía en contra del dirigente asesinado, debido al conflicto laboral que vivió la empresa en febrero pasado, por mejores condiciones de trabajo y por deudas de la empresa para con sus trabajadores.

Aún están frescas las noticias del asesinato de tres dirigentes sindicales en el Estado Aragua, la muerte de dos trabajadores automotrices en el Estado Anzoátegui y las decenas de dirigentes campesinos asesinados en lo que va de gobierno bolivariano, todos hechos que no han dado como resultado el castigo ejemplar de sus autores intelectuales ni materiales.

En medio de esta impunidad reinante en detrimento del movimiento obrero y campesino, cae otro dirigente sindical víctima del sicariato. El compañero Argenis ganó en elecciones democráticas y transparentes las elecciones del sindicato de la Toyota y lideró el último conflicto laboral en la automotriz sucrense, que era el resultado de años de incumplimiento de la empresa de las leyes laborales.

La Unidad Socialista de los Trabajadores hace un llamado a toda la dirigencia sindical y movimiento obrero clasista, autónomo, democrático y luchador a cerrar filas en contra de este abominable hecho, exigiendo esclarecimiento inmediato del asesinato, con el encarcelamiento y juicio de los autores materiales e intelectuales.

Nos sumamos a las acciones que los trabajadores de Toyota decidan realizar en repudio de este ataque al movimiento obrero.

La clase obrera venezolana vive momentos muy difíciles, soportando el peso de la crisis económica que no generó, pero que sufre, y que, si protesta, es tildada de contrarrevolucionaria, amenazada penalmente y ahora pagando con su vida el no dejarse expoliar por los viejos y nuevos burgueses.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More