Tortura. STOP

Había pensado en titular mis anotaciones como “El precio del silencio” pero creo que no seria del todo correcto “el precio del silencio” son los muchos torturados que día a día, esto no significa que sean todos los días del año, son torturados en dependencias policiales.

El precio del silencio es causa de que la tortura continué siendo la causa mas utilizada para las autoinculpaciones, confesiones que se arrancan durante esos largos días de incomunicación. A mayor numero de días, mayor indefensión.

El precio del silencio es el vacío, o casi vacío, que una manifestación contra la tortura arrastra tras su pancarta. Parece que uno si vota PSOE, o vota PP, o vota IU, o vota PNV, o vota UNP, por ejemplo sin mala leche, no puede denunciar o sumarse a la denuncia de la tortura como practica mas o menos sistemática de todas las fuerzas policiales.

Para los mal pensados de siempre y por pura seguridad personal voy añadir que todos los países tienen sus policías y en muchos de ellos la practica de la tortura es habitual y es parte de ese silencio que yo quería denunciar.

Por cierto no hace mucho José Bono, ministro de Defensa declaró que la tortura le produce «repugnancia», Miguel Angel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores, pidió que la investigación sobre la tortura sea «extremadamente exigente». Ambos se referían a Irak.

Juan Fernando Lopez de Aguilar, ministro de justicia,declaro que todas, el cien por cien, las denuncias de torturas son invenciones de los etarras, deben ser invenciones también sus muertos y mas si tenemos en cuenta que el comisario Antonio Gil Rubiales condenado en 1989 por torturar hasta la muerte a Joxe Arregi Izagirre (1981) ha sido ascendido a comisario, el grupo de Torturako Aurkaren Taldea (Grupo contra la tortura) le ha llamado, al ministro, mentiroso y lo ha hecho por escrito sin que ello halla motivado respuesta o denuncia judicial del mencionado ministro.

Deben de ser invención las heridas y huellas en los cuerpos de algunos detenidos. Son imágenes que solo escandalizan, esta claro, unas horas, las que dura la prensa de cada día.

Ahora parece que el coordinador del grupo parlamentario ERC Agustí Cerdá va a pedir al congreso que reconozca, leo textualmente, «que se practica la tortura y los malos tratos de forma generalizada» insistiendo en la instalación de cámaras y grabación de los interrogatorios.

Ahora pide, es curioso que todavía se tenga que pedir en un congreso, «demanda que se ratifique y aplique de inmediato una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas que establece el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, e incluye la creación del Subcomité para la Prevención de la Tortura».

Estamos acostumbrados, dependiendo sobre todo de nuestras preferencias, a leer constantes denuncias de torturas, ahora si estoy hablando del estado español o del estado francés, que son archivadas sin mas. Algunas veces, luego pasa como el humo que solo es negro cuando se tiene cerca, son amenazados, después de torturados, con ser encausados por falsas denuncias, que no se investigan y que rara vez se imponen.

Esta claro que yo si creo que se tortura y que dudo mucho que esta practica vaya a ser abolida por mas que me lo juren todos los ministros y consejeros de interior.

Esta claro que seguiré creyendo que se tortura aun cuando se ratifique y aplique el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura.

Esta muy claro que siempre que exista una denuncia de tortura por un preso le voy a creer y que le voy a creer con mas fuerza si cabe si el juez frente al que hace la denuncia la ignora, que le voy a creer sin ninguna duda si su detención ha sido bajo la ley que posibilita la incomunicación, la no asistencia de un abogado y se le niega el derecho del “habeas corpus”(1) y a ser atendido y reconocido por un medico forense que será, según establece la ley, el de la institución donde se encuentra, dependencias policiales generalmente, solo si no puede serlo el del partido judicial al que corresponda y no al reves.

Esta muy claro, para mi si lo esta, que el precio del silencio que hace que la practica sistemática de la tortura, incluso en Irak, es lo que debería avergonzarnos y que informes como los de Amnistía Internacional (AI), del Comité de Naciones Unidas contra la Tortura, de Giza Eskubideen Euskal Herriko Behatokia, Torturaren Aurkako Taldea (TAT), informes recientes del Relator para la Tortura de la o­nU, o de la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) y otros mucho menos elaborados deberían producirnos vergüenza en nuestra pasividad.

Que detrás de una pancarta con el slogan TORTURA STOP, por ejemplo, debería reunir a la totalidad, bueno la casi totalidad, de los ciudadanos de cualquier pueblo, de cualquier nación, de cualquier estado. También del nuestro.

Esta muy claro, para mi si lo esta, que el delito cometido, o la acusación en la mayoría de los casos, no es justificación para la practica de la tortura.

Y termino. Es inaudito que un grupo parlamentario minorista o mayorista tenga que elevar su voz en un congreso solicitando la erradicación de la tortura.

(1) derecho de todo ciudadano, detenido o preso, a comparecer inmediata y públicamente ante un juez o tribunal para que, oyéndolo, resuelva si su arresto fue o no legal, y si debe alzarse o mantenerse.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS