Toledo: ¡Contra el fascismo, organización obrera!

El pasado 17 de febrero el fascismo volvía a actuar, agrediendo a un joven antifascista. Álvaro Rodríguez, un conocido nazi de Toledo, criado en el extinto Hogar Social Toledo y con antecedentes anteriores por más agresiones, acuchillaba en la cara a un menor de 16 años, causándole una profunda herida en la cara.

Publicidad

Tras unos días, este fascista mayor de edad se enfrentaba a un juicio rápido, en el cual admitió la agresión. Teniendo en cuenta de que se trata de una agresión con arma blanca de un mayor de edad a un menor, que tiene lugar en un ámbito ideológico y que el agresor contaba con antecedentes, deberíamos pensar que es motivo más que suficiente para que este nazi, por motivos más que evidentes, no evitara esta vez la cárcel. El juicio rápido culminó en una condena de 18 meses de cárcel, que quedaba en suspenso después de que la defensa y el Estado mediante el Ministerio Fiscal lo acordaran, dejando unas medidas cautelares de una multa de 1500€ euros y una orden de alejamiento de 500 metros, junto a la amenaza de cumplir la condena si vuelve a delinquir en los próximos 2 años.

Esta medida puede sorprender a muchos, pero es un caso obvio de como en el Estado español el fascismo, que no es más que el brazo armado del capitalismo, actúa con total impunidad y es protegido por el Estado, aun más cuando este nazi es hijo de dos miembros del aparato represor del mismo, un policía y una juez.

Mientras el fascismo campa a sus anchas y es mimado, defendido, propagado y azuzado por el Estado y sus palmeros, los antifascistas son sistemáticamente perseguidos, reprimidos y criminalizados por el Estado y sus medios de difamación.

Este asesino en potencia seguirá libre mientras los jóvenes de Alsasua, Alfon u otros tantos y tantos antifascistas perseguidos y encarcelados son víctimas de los montajes y las artimañas del Estado fascista para encerrar a los antifascistas y acabar con las voces críticas del sistema capitalista, ya sea con la cárcel o con la agresión y el asesinato por parte de sus cuerpos represivos o de su brazo armado no oficial, el fascismo.

Ya no queda más opción que la organización popular y obrera que se enfrente al fascismo y a su causante, el capitalismo, unificando la lucha de los trabajadores con la lucha antifascista, pues tan solo el proletariado unido puede destruir esta lacra.

¡Trabajadores! ¡Antifascistas! ¡Organicemos el Frente Único del Pueblo!
¡Contra el fascismo, organización obrera!
¡No pasarán!

Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Castilla-La Mancha

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More