¿Todos contra el PP/Cs/Vox o todos contra el capitalismo?

Por Insurgente

Es un modo fino de blanquear al PSOE, de considerarlo el menos malo, y a los socialdemócratas -en caída libre en toda Europa- les viene que ni pintado el cable de supervivencia.

El líder de Bildu, Arnaldo Otegi, ha sido el último en sumarse a un coro que reclama una especie de frente anti trifacha, un cordón sanitario que aísle al triunvirato PP, C´s, Vox, y les impida gobernar. Y para ello, no duda en contar con la derecha vasca y catalana pese al curriculum represivo y la gestión pro-capitalista que siempre ejecutan cuando gobiernan.

En suma, llama a la unidad a las fuerzas políticas y organizaciones que dieron el sí al PSOE para desalojar al PP del gobierno. Es un modo fino de blanquear al PSOE, de considerarlo el menos malo, y a los socialdemócratas -en caída libre en toda Europa- les viene que ni pintado el cable de supervivencia. Sin el PSOE no se toca gobierno ni poltrona, piensan desde el reformismo, y lo hacen porque han prescindido del análisis de clase (para esas cosas nunca es el momento).

Cuánto mejor hubiera sido que Otegi y otros dirigentes de Unidos Podemos, llamaran estos días a un frente anticapitalista y antifascita que fuera mucho más allá de lo obvio, del activismo anti Vox. Un frente que pusiera el acento en la lucha contra las políticas neoliberales/socialdemócratas que dejan a las masas esclavizadas a un sistema que nos lleva a la barbarie. El problema, Arnaldo, no es el triunvirato reaccionario sino el sistema.

 

Arnaldo Otegi propone una alucinante alianza electoral que incluya “desde el PNV a la CUP”

Llegó Vox a las instituciones (en Andalucía ya están, aunque todavía no ha echado a andar la legislatura) y ya todo el mundo se ha puesto nervioso, incluido el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que ha propuesto conformar una “gran alianza” de cara a las próximas elecciones generales, que incluya “desde el PNV a la CUP”, para “hacer frente al autoritarismo” de PP , Cs y Vox, y a la “vuelta del aznarismo desbocado”.

Tras las elecciones andaluzas y sus resultados, Pablo Iglesias (Podemos) habló de crear algo así como un frente antifascista, cuando éste ya existe, sólo que ellos siempre lo han obviado por completo. En cuanto al caso de Otegi se refiere, parece ser que habla de una alianza electoral. Pero, ahí es nada, pretende incluir “desde el PNV a la CUP”. Todo el mundo sabe que el PNV es un partido netamente de derechas y la CUP un partido anticapitalista.

La pregunta es si, en aras “hacer frente al autoritarismo” de PP, Cs y Vox, se puede formar una coalición tan sumamente dispar. ¿Es esto posible sin que la Izquierda Abertzale (IA) renuncie a superar el capitalismo? (en realidad a esto ya parece que ha renunciado). En el caso de la CUP podríamos hacer la misma pregunta. Porque nadie se cree que sería el PNV quien cediera en su acérrima defensa de la oligarquía vasca.

Arnaldo Otegi ha hecho sus declaraciones en una entrevista concedida a Europa Press. En ella también ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “racanerismo político” y le ha advertido que no le darán “un cheque en blanco” para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) a cambio “de nada”.

Otegi ha recordado que EH Bildu se presentará a las elecciones europeas en coalición con ERC y BNG. De esto ha expresado que es “un gran paso” para “llevar a Europa una voz” en defensa del “derecho de autodeterminación “de los pueblos, pero ha considerado que,” en el actual marco de involución en el Estado español”, debería extenderse esta alianza electoral a otras formaciones de “las naciones históricas y fuerzas progresistas”.

Desconocemos si Arnaldo Otegi cree de verdad que el PNV es una fuerza progresista. En nuestra modesta opinión, creemos que llamar progresista al PNV más bien parece un sarcasmo.

 

COLABORA CON KAOS