¡Todos a misa!

 

¡ Todos a misa ¡

Y el que no vaya… al infierno, o a pagar la multa de rigor, a modo de penitencia monetaria impuesta por los piadosos directivos futboleros. Y si no que se lo pregunten a Óscar Téllez , que leo por ahí, que tuvo que pagar en su tiempo 750 euros del ala por no haber asistido al acto religioso con motivo del funeral de quien había sido presidente del C.D.Alavés, el Glorioso; el bravo futbolista se quedó en la puerta del templo sin entrar , y con la cartera disminuida.

Viene esto provocado por el hecho que se repite temporada tras temporada, tanto al principio como al final de éstas, la procesión de  los equipos, directivos y deportistas, todos juntos y en unión, acudir a las iglesias perceptivas: los de Bilbo junto a la amatxu de Begoña, los de Donostia a la basílica de santa María, los de Gasteiz ante la Virgen Blanca y los del Osasuna a agradecer a san Fermín…si ganan porque ganan y si pierden porque pierden siempre han de rendirse a los pies de los iconos religiosos  para obtener su siempre benéfica bendición; suelen ofrecer presentes (¿a cambio de escapularios o estampitas?), al menos he visto a los del Athletic entregar balones al cura párroco que tendrá la sacristía hasta los topes de esféricos, ya que como decía la santa de Ávila, y adaptando la frase a la situación, también entre balones está dios, y no me refiero al pobre y triste Cristiano Ronaldo, dios(guapo, rico y el mejor con el balón, según su propia opinión) al que le jode que no se le considere como tal. Me refiero únicamente a los clubes de por acá, aunque en todos sitios cuecen habas y las hostias se tragan crudas.

La pregunta me ronda desde hace años las meninges: ¿ serán todos los futbolistas unos meapilas o unos descerebrados que por no mostrar sus ideas se callan y tragan lo que les echen? ¿será por ello que muchos al saltar al terreno de juego se santiguan, y hasta varias veces?(en ese terreno de lo particular, dicho sea de paso,  allá cada cual)¿Y los socios y aficionados no dicen ni pamplona ante todo esto, comportándose como verdadera masa social? A santo de qué se organizan esos actos que, entre otros, tendrían que repatear sobremanera a los fieles de verdad que se toman en serio la asistencia a los recintos sagrados, a misa y no como una fugaz y folclórica fiesta social, seguida del opíparo banquete de rigor. ¿Por qué diablos se ha de seguir manteniendo esa omnipresencia de lo religioso en todas las actividades tanto deportivas como políticas…? Mientras las cifras, y las correspondientes estadísticas, cantan que el número de creyentes, de bautizos, de bodas, de vocaciones sacerdotales y religiosas bajan en barrena, ciertos sectores de la sociedad siguen manteniendo en alto la bandera de la religión…sagrados clubes y santos partidos…que funcionan como búnkeres en la defensa de la presencia de dios y las múltiples vírgenes en todas las actividades sociales. 

Habiendo nombrado a los políticos, de estas  no hablaré pues merecerían un amplio capítulo aparte, pero sí mostraré mi sorpresa,  aun estando más que curado  de espanto a estas alturas de la función, ante el hecho de que las autoridades políticas, municipales, etc., asistan sin parpadear con ocasión de las fiestas patronales a las iglesias a …¿qué? ¿Dónde queda la separación de la iglesia y el estado? Ni patrones , ni gaitas…para patrones ya tenemos bastantes con los de Confebask. 

Ya se oyen voces diciendo que no hay que ser tremendista, que son meros rituales sin más…pues bien, si se han de mantener éstos-que ciertamente no hay lazos sociales sin ellos- se vayan, en cabal cumplimiento del laicismo, a las sedes gubernamentales, municipales, o lo que sea…y los pastores y sus devotos feligreses que acudan presurosos a la iglesias.

O quizá, teniendo en cuenta que a los curas parece que los hace caso ni cristo a no ser algunos seres fanatizados que siguen a los jerarcas, la manera de seducir al personal y de provocar nuevas conversiones, haciendo que se cumpla la profecía de André Malraux que decía que el siglo XXI sería religioso o no sería, meterla doblada por medio de los adorados deportistas y los pertinentes cambios de nombre a los clubes con el fin de ir familiarizando a los aficionados al lenguaje religioso y así ir extendiendo de tapadillo la influencia de éste: así, club atlético de la inmaculada, real nazareno club, sociedad deportiva las llagas de cristo…y el de arriba, el altísimo que dicen sin referirse a la NBA, siempre brindará, contento y agradecido, una ayudita a vuestros equipos favoritos que siempre será el local como cantasen lo chicos de Decibelios, pues siempre será éste el mejor…¡Oi, oi, oi! Y con san Pedro de portero y san Juan de delantero iremos al cielo el equipo entero, oé, oé, oé; y con la virgen de capitana meteremos goles de campana…tilin, talan, tilin, talan…

 

Iñaki Urdanibia

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS