Toda la oposición pide la dimisión de Fernández Díaz. Rajoy lo defiende. Él se califica de «víctima» y en Catalunya hablan de «Gal mediático»

Publicidad

El escándalo Fernández Díaz estalla en plena campaña y desata una tormenta política. Sindicatos policiales y los partidos de la oposición piden su dimisión. El PP actúa como de costumbre y, con ayuda de sus periodistas palmeros y mercenarios, trata de quitar hierro a la cuestión. Rajoy defiende a su Ministro del orden público y su policía política asociada, el Ministro, en el colmo de la falta de vergüenza, se califica de víctima. En Catalunya tanto ERC como CDC lo califican de «GAL mediático» y Mas habla de los «tics franquistas del estado». Toda una bomba que ha explotado en la cara del totalitario Partido Popular a pocos días de las votaciones. #Hayqueecharlos

UNIDOS PODEMOS

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, cree que las conversaciones que se han publicado entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, tienen la “suficiente gravedad como para que haya dimisiones inmediatas”.

Iglesias, que se ha referido así en una entrevista en RNE a las conversaciones grabadas hace dos años entre Fernández Díaz y Daniel de Alfonso, en las que supuestamente el ministro buscaba escándalos contra ERC y CDC, ha considerado “muy llamativo” que el asunto no aparezca hoy en las portadas de los principales diarios nacionales.

“Debería merecer dimisiones inmediatas y más atención, porque es de las cosas más graves que han ocurrido en nuestro país”, ha opinado.

Alberto Garzón, por su parte, ha pedido esta mañana en Córdoba la dimisión del ministro del Interior en funciones, Fernández Díaz, y ha exigido que renunciara a su acta de diputado si la consiguiera el domingo. Garzón ha subrayado la necesidad de entender que Fernández Díaz «no obró solo» y que no ha llegado al Ministerio del Interior «caído del cielo por mucha afición que tenga a las vírgenes y a ponerles medallas». Así, ha depositado la responsabilidad en Mariano Rajoy, al que ha designado como «el señor X del caso Bárcenas» y lo ha culpabilizado de todo lo que sucede en el Gobierno «desde las empresas en paraísos fiscales del señor Soria, que ha dimitido, hasta los casos de corrupción que afectan al PP».

En referencia a las filtraciones que ha sacado a la luz el diario Público sobre el ministro del Interior, Garzón ha lamentado que sehayan utilizado los medios y las instituciones del Estado para «conspirar» contra partidos políticos y ha dicho que es «el fiel reflejo» del PP «un partido no solo es corrupto, sino que cree que las instituciones de este país son su cortijo con el que pueden hacer lo que quieran».

Por todo ha llamado a los votantes a castigar la corrupcion y «echar al PP de las instituciones y se pueda conformar un gobierno de izquierdas».

SINDICATOS POLICIALES

El Sindicato Unificado de Policía y la Asociación Unificada de Guardias Civiles, asociaciones mayoritarias en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se unen a la totalidad de los partidos de la oposición para pedir la salida del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras salir a la luz las grabaciones sobre maniobras para dañar a los líderes de CDC y ERC. Las plataformas policiales “exigen la inmediata destitución” del ministro por la “presunta conspiración contra políticos catalanes independentistas”.

En un comunicado, ambas palataformas de policías y guardias civiles afirman que las grabaciones reveladas por Público “revelarían una utilización de los recursos del Estado con fines partidistas absolutamente inaceptable en una democracia”. “No es la primera ocasión en la que AUGC y SUP se ven obligados a solicitar la destitución de Fernández Díaz” afirman, y recuerdan que han pedido su “relevo al frente de la cartera de Interior tras conocerse que se reunió en su despacho con el exvicepresidente del GobiernoRodrigo Rato, investigado por blanqueo de dinero y por su gestión al frente de Bankia, por la Medalla al Mérito Policial otorgada a una “Virgen” o al señor Maruhenda, o por la politización del proceso selectivo a Comisario Principal”.

“Esta supuesta persecución a sus rivales políticos valiéndose de las herramientas del Estado, supondría un repugnante remate a una gestión marcada por la prepotencia, y la falta de respeto a las reglas más básicas de la democracia”, denuncian los miembros de las fuerzas policiales, de las que el ministro es mando principal.

RIVERA Y PEDRO SÁNCHEZ

El secretario general del PSOE , Pedro Sánchez, ha calificado de “desgraciada” la grabación de las conversaciones del ministro de Interior en funciones. Y ha dicho que Fernández Díaz que ya tenía que haber dimitido cuando se supo que se había reunido de manera secreta con Rodrigo Rato en plena investigación del expresidente de Bankia. “Un ministro de Interior no se puede reunir con un imputado. Y dijo que tiene que “dejar el cargo ya y abandonar la vida política”.

También el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que aclare si “estaba al corriente» de lo que hacía su ministro del Interior y si le hará dimitir.

REACCIONES EN CATALUNYA

El president del Govern, Carles Puigdemont, no se ha mostrado muy sorprendido por la noticia que saltó a los medios este martes sobre las conversaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y el director de la Oficina Antifrau, Daniel de Alfonso, pero sí indignado: “Estamos ante una gente que utiliza el más alto poder para construir una conspiración; esto es gravísimo”, se ha quejado, tras lo cual ha acusado al Estado de querer crear un GAL mediático contra Catalunya.

En declaraciones a RAC1, el jefe del Ejecutivo catalán ha indicado que no le sorprende la noticia porque “teníamos la sospecha de que ha habido un planteamiento de guerra sucia, de alcantarilla del Estado, de construcción de un GAL mediático”, pero “ahora ya sabemos qué señores X había detrás”, por tanto, “urgen explicaciones y responsabilidades”, ha reclamado.

Puigdemont ha recordado las publicaciones en medios de comunicación de supuestas informaciones falsas en contra de dirigentes de CDC como Artur Mas o Xavier Trias a pocos días de sus respectivos procesos electorales por parte de medios de comunicación que se sitúan en franca oposición al derecho a decidir de Catalunya. En este sentido, el president ha recordado que “se ha ido a por CDC tras el congreso de Reus, cuando decidimos apostar por la independencia”, y que, en el caso de la conversación entre Fernández Díaz y De Alfonso, “estaría bien que se citara a comparecer el grupo de comunicación que aparece en las conversaciones”, porque “forman parte de la trama, ¿no?”, se ha cuestionado.

El president ha señalado que el ministro del Interior “debería dimitir y comparecer” y retirarse como candidato porque “uno no puede aspirar a ser un representante de la ciudadanía cuando está en el vértice de una trama que me ahorro de calificar y que ya lo hará la justicia”, ha reclamado. De hecho, ha pedido que se den las explicaciones pertinentes en el Parlament, si bien ha mostrado sus dudas sobre la posibilidad de que Fernández Díaz “tenga la decencia democrática de pedir la comparecencia en el Parlament si no ha comparecido el Gobierno en funciones”.

Puigdemont ha dicho que sintió “mucha pena, mucha tristeza y mucha rabia” al conocer la noticia. “Pena y tristeza por la comprobación de una sospecha de saber en manos de quién estamos, y hasta dónde ha llegado la corrupción moral de quien ejerce un poder inmenso y sin control”. Y la rabia “porque tenemos derecho a preguntarnos por qué se entra en la sede del partido a las puertas de una campaña electoral”.

En este punto, el president ha denunciado las prácticas del ministerio que dirige Fernández Díaz cuando miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han entrado en la sede de la formación catalana para llevarse “cajas vacías” o para llevarse información que podían haber pedido sin tener que recurrir a un registro.

Puigdemont también ha reprochado al líder del PP de Catalunya, Xavier García Albiol, que “osó, con toda la cara dura, decir que el Govern había instado a los Mossos a no hacer nada en Gràcia para no incomodar la CUP”.

En todo caso, se ha mostrado desesperanzado ante la posibilidad de que el asunto tenga consecuencias para los protagonistas ya que no tiene claro “que atacar a Catalunya con medios legales o ilegales sea penalizado en España”.

Medida puesta en escena la de ERC este jueves en la comparecencia ante la prensa al respecto. Decenas de cargos del partido han recibido a Oriol Junqueras con cerrados aplausos y gritos de “independencia” que resonaban indignados. El líder republicano, en su intervención más dura y vehemente en sus años en la política, ha vertido no menos de 20 frases que, en otro momento, cada una de ellas, habría provocado una tormenta mediática. La de más calado político, sin duda, ha sido la comparación de las conversaciones reveladas del ministro Jorge Fernández Diaz, el “GAL mediático” como lo ha bautizado -y la constatación de que el Estado actúa contra una opción democrática- con la gestión que de los atentados del 11 de marzo del 2004 hizo el entonces presidente José María Aznar. “Un ataque a la democracia”, como el GAL y el 11-M.

Que Junqueras haya pedido la dimisión de Mariano Rajoy, a quien las conversaciones publicadas por ‘Público’ salpica este jueves, es casi anécdotico, por previsible. “Tenemos que protegernos contra estos criminales contra la ética y la moral. Unos ataques que no apelan a un partido, ni siquiera a una opción política, como el independentismo, sino a todos los demócratas. Y estamos a días de poder cambiar etsa situación en las urnas”. No se refería sin embargo a un mero cambio de Gobierno “sino a acabar con este Estado y dotarnos de uno nuevo, limpio y donde esto no ocurra”.

“En un barrizal” como es la política española, ha venido a decir Junuqeras, “la limpieza de ERC, demostrada por aquellos que nos han investigado a nosotros y a nuestros entornos y que no han encontrado nada” les hace daño. Y lindando ya con el tono épico ha sentenciado: “no nos rendiremos. Nunca”.

El también vicepresidente del Govern ha sido especialmente duro con la persona de Jorge Fernández Diaz. “Si es creyente, si realmente lo es” y cabe recordar que el ministro se jacta de ser, ahora, persona de misa de a 8 diaria, “sabe que lo que ha hecho, la bajeza moral que ha cometido, no tiene perdón de Dios”.

“Es un escándalo el qué, investigar con los poderes que te han dado los ciudadanos a tus adversarios políticos con el ánimo de construir pruebas y volcarlas en el ‘momento procesal oportuno’ como se apunta en las grabaciones; es un escándalo el quién, el ministro del Interior en connivencia con el presidente del Gobierno que, según el  propio Fernández Diaz lo sabía; y es un escándalo el dónde, en la misma sede del ministerio” ha afirmado visiblemente indignado.

De Rajoy ha apuntado que debe irse. Si lo sabía, porque lo sabía. Porque un presidente del Gobierno no puede estar al tanto de las prácticas de espionaje sin fundamento alguno y solo con el ánimo de perjudicar a un oponente, al más puro estilo Richard Nixo y el ‘caso Watergate. Y si no lo sabía, precisamente por ignorar que en Gabinete se producen estas prácticas “contrarias a la democracia”.

Junqueras, por otra parte, ha reconocido que ha abordado el tema con el ‘president’ Carles Puigdemont, no solo jefe del Ejecutivo catalán sino miemro del otro partido afectado por los presuntos espionajes de Fernández Díaz, Convergència.

El presidente de CDC, Artur Mas, ha pedido, por su lado, el archivo de la causa del 9N tras la “conspiración” que a su juicio se ha demostrado con las grabaciones al ministro Jorge Fernández Díaz, en que un Estado, “aún con una matriz franquista” y “tics” de la dictadura, “persigue las ideas” independentistas. Mas ha comparecido en la sede de CDC junto con la exvicepresidenta del Govern, la democristiana Joana Ortega, la exconsellera de Enseñanza Irene Rigau y el extitular de Presidencia y candidato al 26J, Francesc Homs, quienes tienen querellas por la consulta del 9N, y también con el exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, que fue acusado de tener una presunta cuenta en Suiza y cuya causa fue archivada.

El expresident, que ha dicho que su partido estudiará acciones legales si el ministro del Interior no dimite, ha denunciado una “conspiración” para “intentar destruir” ideas políticas soberanistas y ha señalado que todas las “calumnias, infamias y registros” que se han producido, además de la conversación conocida el martes entre Fernández Díaz y el director de Antifraude, Daniel de Alfonso, está “conectado con las urnas del 9N”.

Así, ha pedido que se archive la causa abierta por la consulta soberanista del 2014 porque “es evidente que tiene motivaciones políticas, no judiciales”.

Mas también ha pedido a los partidos que aclaren antes del 26J si votarán en el Congreso a favor del suplicatorio para que Francesc Homs sea procesado por el Tribunal Supremo por el 9N.

El expresidente catalán ha reclamado la dimisión de Daniel de Alfonso y la del ministro del Interior, este último “antes del domingo”.

Además de “la dimisión de todas aquellas personas implicadas en el caso y aquellas que no esté del todo claro o lo acaben estando”, aunque ha sugerido que aún es temprano para dilucidar el papel del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. “No sé hasta que punto estaba al corriente”, ha añadido el líder de CDC.

Mas ha avanzado de que, si no dimite antes del domingo el ministro del Interior, CDC estudiará las vías para interponer “demandas judiciales” contra él y contra los que hayan participado en lo que ha calificado de “contubernio”.

También ha reclamado que actúe de oficio la Fiscalía dado que hay “pruebas demasiado claras” de que se ha actuado de forma “chapucera” organizando “una conspiración” contra el soberanismo.

El expresidente catalán ha señalado que la conversación conocida el martes es “la prueba evidente de un contubernio policial, judicial y mediático” que “subsiste aún en un Estado de matriz franquista”, en el que se ven “tics de la dictadura de Franco” por querer “destruir a personas por defender ideas políticas”.

Para Mas, esto supone una “razón más” a favor del independentismo, porque “el objetivo de la calidad democrática es imposible” en el Estado.

Por su parte, Homs ha denunciado que Fernández Díaz le “amenazó” al advertirle donde se había metido con el 9N en el debate de TV3, en una “actuación de matonismo que liga con la crudeza” de las conversaciones con De Alfonso, ha añadido el exconseller.

El cabeza de lista de CDC ha afirmado que es “delirante” escuchar al ministro diciendo que es víctima de una conspiración. “Se me acaban las palabras para denunciar el cinismo”, ha añadido.

Y LA HABITUAL FALTA DE VERGÜENZA Y CARA DURA DEL PP

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a las elecciones generales, Mariano Rajoy, ha salido en defensa deJorge Fernández Díaz ante la polémica desatada por las grabaciones de sus reuniones con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

“Hay gente con ganas de organizar un problema donde no existe”, ha respondido el jefe del Ejecutivo a preguntas de los periodistas minutos antes de su intervención en un mitin del PP en la localidad balear de Sóller y ha insistido en que respalda al ministro.“Por supuesto que sí.

La defensa del líder del Partido Popular al titular del Interior se ha producido después de que el propio Fernández Díaz compareciese ante los medios de comunicación se presentara como una “víctima de un atropello”. El candidato del PP por Barcelona a las elecciones generales ha denunciando una “conspiración” en su contra cuando quedan apenas unos días para la cita en las urnas y ha negado que vaya a dimitir por este tema.

Antes de las palabras del ministro en funciones Rajoy se había desmarcado de este tema y se había ‘lavado las manos’ ante las duras acusaciones que se vertían sobre el responsable del Ministerio del Interior. “No conozco las conversaciones”, ha asegurado a primera hora de esta mañana el presidente del Gobierno en una entrevista en Onda Cero en la que ha afirmado que no conocía “exactamente el contenido” de las conversaciones. “No he leído la transcripción de la conversación”, ha señalado Rajoy, que sí que ha reconocido que habló ayer con el titular del Interior en funciones.

Asimismo, el líder del PP ha manifestado que se enteró “ayer por la tarde de que se había producido la reunión” y ha enmarcado las citas de Fernández Díaz con De Alfonso a “temas de su competencia”. “Son dos personas que hablan de temas de su competencia” y son “normales”.

¿Y el Ministro totalitario que usa el estado para construir escándalos contra sus adversarios políticos, qué ha dicho?

“Víctima de un atropello”. Así se siente el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. El candidato del PP por Barcelona a las elecciones generales ha denunciando una “conspiración” en su contra cuando quedan apenas unos días para la cita en las urnas.

“Lo que es sorprendente es que unas conversaciones que se produjeron hace dos años”, ha afirmado Fernández Díaz en una comparecencia ante los periodistas, “se estén difundiendo con clara intencionalidad política a cuatro días de las elecciones” y ha criticado que “se hable de conspiración en lugar de poner en acento donde está realmente la conspiración, en el hecho de que se haya grabado y se difunda descontextualizada y dirigida en estos momentos”. “Es el mundo al revés”, ha dicho el titular del Interior, que ha lanzado un mensaje a aquellos que reclaman que deje su cargo.

“En lugar de pedir la dimisión de quien ha realizado una conducta ilegal”, PSOE, Podemos o Ciudadanos, entre otros, exigen la dimisión a quien “es víctima de estas conductas”. “Resulta sorprendente oír que todos los partidos desde Bildu hasta Ciudadanos pidan mi dimisión sin darse cuenta de que yo soy la víctima de esta conducta”, ha reiteado el cabeza de lista popular por Barcelona, que ha afirmado que da la sensación de que haya algunos “que se molesten de que en Cataluña haya una oficina contra la corrupción”.

Asimismo, ha admitido que se reunió en dos ocasiones con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, que fue “creada por ley del Parlament cuando gobernaba el tripartito, en el año 2008”. Para Fernández Díaz se trata de “una institución innovadora a nivel estatal y se concibe como emblemática a la vanguardia de las que tienen por misión combatir conductas de corrupción”.

El ministro en funciones se ha mostrado también seguro de que la investigación “aclarará los extremos” y ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue informado de la reunión con De Alfonso ayer mismo y no conocía estos encuentros con anterioridad. Algo que choca con lo dicho por el propio Fernández Díaz, según las grabaciones publicadas por Público, en las que decía que el jefe del Ejecutivo estaba al tanto de esto.

Agencias/Prensa

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More