Thoreau en Walden (y II)

Presentación de su obra más significativa y del autor

Publicidad

Walden ( 1854 )

« Jamás ha habido un americano más auténtico que Thoreau, ni obra más puramente americana [ se refiere a Walden], adornando la vida de los bosques y de los arroyos de Nueva Inglaterra »

Emerson

« Un siglo y medio después de su publicación, Walden se ha convertido en un tótem de la mentalidad de regreso a la naturaleza, preservacionista, anti-empresarial, de la desobediencia civil y Thoreau tan vívido manifestante, tan perfecto y ermitaño, que el libro corre el riesgo de ser tan venerado y no leído como la Biblia»

John Updike

« – Cierto, nuestra conversación es ajena a las palabras, / solo el oído experto puede captar las palabras nacidas / que rompen y mueren sobre los labios de guijas. / El fluir de tu pensar es tan imperceptible como tus aguas remansadas, / elevado como la bruma matinal desde tu superficie, / de modo que el alma pasiva respira en él / y se contagia de la verdad que expresas. / /Incluso las más remotas estrellas han acudido en tropel / y se han inclinado para captar la bendición / de tu rostro. Tan a menudo como venía el día, / se exhibía imparcial el sol mismo/ ante tu estrecho tragaluz, y la luna / en sus ciclos no ha cesado de rodar tan a menudo / por este y otros caminos, para hablarte de la noche. / No ha habido nube tan rara que no haya pasado solemne / sin mirarse en tu rostro doblemente hermosa. /¡ Oh, dime lo que los vientos han escrito estos miles de años, / en la bóveda azul que te abarca, / o lo que el sol ha transferido y delicadamente reimpreso / para tu lectura privada ! Algo / en estos días pasados he leído, / pero seguro que había mucho más para promover el alma / que el ojo no ha visto; / cuánto daría por leer esa primera página brillante, / húmeda de una prensa virginal, cuando el Euro y el Bóreas / y la hueste de airosos cañones / mojó por vez primera sus plumas en la bruma»

Walden

No le falta razón a Michel Onfray cuando, recurriendo al lenguaje deleuziano, nombra la cabaña de Walden como un personaje conceptual…al igual que Platón erigía su obra en torno a Sócrates, Marx elaboraba su obra en base al proletario, Nietzsche con Dionisos y Zaratustra, por un lado, y Cristo, el sacerdotes por el otro; Simone de Beauvoir con la mujer, etc., como personajes que representan unos valores que xpresan una visión filosófica. Así, decir Walden es nombrar una geografía significativa que da cuenta de todo un modo de vida, de toda una filosofía de la naturaleza, vivida por su eremita, inspector de tormentas -como él se calificaba- y , podría añadirse, de sí mismo ( « Dirige tu ojo derecho a ti, y ve/ Mil regiones en tu alma / Todavía sin descubrir. Recórrelas, y se / Experto en cosmografía de ti mismo»); una filosofía puesta en práctica . Este ejercicio de introspección y de convertir la vida en una obra de arte en lo que hace a la coherencia, la probidad con la naturaleza, etc., le acerca, como ya he nombrado, a las escuelas post-aristotélicas y más en concreto a los cínicos, a la secta del perro, cuyos miembros seguían la pista de Diógenes de Sínope, quien con su manto y su báculo escandalizaba a sus contemporáneos con su comportamiento y modo de vida solitaria; así explicaba Thoreau su propósito: «fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente sólo para hacer frente a los hechos esenciales de la vida, y ver si no podía aprender lo que tenía que enseñar, y no descubrir al morir que no había vivido. No quería vivir lo que no era vida. Ni quería practicar la renuncia, a menos que fuese necesario. Quería vivir profundamente y chupar toda la médula de la vida, vivir tan fuerte y espartano como para prescindir de todo lo que no era vida…»; la propia experiencia convertida en forma de lucha.

La cabaña representaba, amén de la búsqueda personal, una puesta en práctica del trascendentalismo, como una forma de panteísmo, de fusión con la naturaleza, y con la responsabilidad que se debía asumir en la medida en que todos los humanos poseen parte de la divinidad. Postura que deja ver su cercanía con el neoplatonismo y con ciertas corrientes del pensamiento oriental. Sin olvidar otro significado unido a su posición de desobediencia ya que según él, un ciudadano justo únicamente puede vivir con honor en un Estado que hace la guerra y mantiene la esclavitud , en prisión o asilado de la sociedad conformista y atomizada aquella muchedumbre solitaria de la que hablaría años más tarde David Riesmann; no es cuestión de oponerse con las ideas y opiniones sino que hay que comprometer el cuerpo: « la única voz que puede provocar la abolición de la esclavitud es la del hombre que compromete su propia libertad, haciendo que su vida se convierta en un contocircuito para parar la máquina».

En tal lugar pasó Thoreau un par de años, iniciando su estancia el 4 de julio de 1845, abandonando su trabajo en el campo de la educación y del negocio familiar de lápices, para vivir en medio de los árboles, los animales y las plantas, dando muestra de su autosuficiencia, de su capacidad para sobrevivir en soledad, si bien eso no quitaba para que mantuviese cierto contacto con sus amigos y familiares en las esporádicas visitas que realizaba , además de las relaciones, muchas veces de puro aprendizaje o ayuda mutua, con los campesinos de las cercanías. Abandonó tal estancia el 6 de setiembre de 1847, a petición de Emerson, ya que el filósofo trascendentalista partía para Europa, y deseaba que en su ausencia su amigo viviese con su esposa e hijo con el fin de administrar sus asuntos y de paso educar a su hijo.

Durante aquel tiempo no dejó de revisar su escrito sobre la experiencia vivida, que acabaría convertido en el libro en el que cuenta los dos años, dos meses y dos días que vivió en Walden Pond; el libro, publicado con una tirada de dos mil ejemplares, tuvo una buena acogida de la crítica y sus ventas superaron a sus anteriores publicaciones. En él, el tiempo se contrae al periodo de un año, con el fin de seguir el paso de las cuatro estaciones en paralelo con el modo del desarrollo humano ( « mi pulso debe bombear al ritmo de la Naturaleza»).

No es cosa de extenderse en spoilear el libro ya que, además de no ser fácil tarea, lo esencial, más allá de las diversas anécdotas y avatares de cara a solucionar los problemas cotidianos, son las enseñanzas que se van ofreciendo a lo largo del libro tanto en lo que hace a sus descripciones como a las reflexiones que se intercalan, referidas al elogio de la sencillez, de la vuelta a la naturaleza en busca de armonía y belleza que pueden, y deben, servir de modelo para una vida alejada del pragmatismo y lavelocidad propios de la vida urbana, más en los tiempos en que ya se implantaban los valores de la revolución industrial y su progreso basado en el desarrollo técnico y productivo con olvido pleno de los valores humanos.

Sin entrar como digo en detalles, cosa realmente difícil en esta obra que se abre en diáspora entreverándose reflexiones personales, sentimientos, prescripciones e invitaciones a los demás, máximas sobre la naturaleza y la compañía del bosque y sus habitantes, la soledad y los valores superiores, sí que se pueden señalar algunos temas esenciales que se exponen de manera diseminada a lo largo de los dieciocho capítulos: una exploración personal, vivir la vida que se ha imaginado, amar la vida, simplificar, labrarse un cuerpo perfecto, vivir libremente y sin ataduras.

Vivencias que le llevan a concluir afirmando que « he aprendido menos gracias a mi experiencia, que si se avanza con confianza en la dirección de los sueños y si se esfuerza de llevar la vida que se ha imaginado, uno se verá pagado con un éxito inesperado en situaciones normales. Se dejarán ciertas cosas tras de sí, se franqueará una frontera invisible; leyes nuevas, universales y más liberales comenzarán a establecerse en torno a sí y en sí; o bien las leyes antiguas se ampliarán y se interpenetrarán en su favor en un sentido más liberal, y se vivirá con la licencia de un orden de ser superior».

David Henry Thoreau ( Concord, 1817 – 1862 )

« Mi vida ha sido el poema

que tendría que haber escrito;

pero no pude hacer ambas cosas,

recitarlo y vivirlo»

Thoreau

« Pocas vidas contienen tantas renuncias. No ejerció profesión alguna, no se casó, vivió solo, nunca fue a la iglesia, jamás votó, se negó a pagar impuestos, no comía carne, no probó el vino, no conoció el tabaco y, aunque naturalista, prescindió de trampas y fusiles. No tuvo tentaciones que vencer, no tuvo apetitos, carecía de pasiones, no le atrajeron las elegantes fruslerías»

Emerson

1817: Nacimiento de David Henry Thoreau en Concord el 12 de julio; invertiría el orden de sus nombres al finalizar sus estudios y comenzar a escribir, como queriendo mostrar su capacidad de tomar las riendas de su propia vida, comenzando por su propio nombre.

1818: Illinois es admitido en la Unión que cuenta ahora once Estados esclavistas y once Estados libres. La familia Thoreau se instala en Chelmsford, Massachusetts, a donde su padre trasladó su comercio.

1820 : La próxima admisión de Missouri en la Unión amenaza con la instalación de una Cámara de representantes esclavista.

1821: Missouri entra en la Unión. La familia se instala en Boston en donde Henry David comienza su escolarización a la edad de cinco años.

1822 : Visitando a su abuela en Concord, descubre el lago de Walden.

1828 : Henry David y su hermano John entran en la Academia de Concord, nuevo establecimiento que prepara para acceder a la universidad; allí aprenden latín, griego y francés.

1831 : Insurrección de esclavos en Virginia. Fundación del periódico abolicionista The Liberator.

1833 : Abolición de la esclavitud en la totalidad del imperio británico. Gracias a una beca, Henry David entre en la universidad de Harvard, al juzgar sus padres que era el mejor dotado..

1834 : Emerson vuelve de un viaje por Europa y se instala en Concord. No está de más señalar que en tal población a partir de un momento fueron a vivir Emerson, Nathaniel Hawthorne, Margaret Fuller y otros seguidores del trascendentalismo, además de por supuesto Thoreau que era natural del lugar.

1835 : Thoreau descubre el trascendentalismo.

1836 : Masacre del Fort-Alamo. Emerson publica Naturaleza, que se convertirá en la biblia del trascendentalismo.

1837 : Thoreau se diploma en Harvard. En tal ocasión pronuncia un discurso que deja ver su rebeldía con respecto a la sociedad. Según parece por sugerencia de Emerson, inicia un diario al que se dedicará a lo largo de toda su vida. La cuñada de Emerson le presenta a Thoreau, al tiempo que es contratado como profesor en la escuela pública de Concord, puesto del que dimite al cabo de una semana al oponerse a la aplicación de castigos corporales.

1838 : Con su hermano abre una escuela privada en su casa, con una visión pedagógica discordante con respecto a la que era habitual en la época: « ¿ Qués es lo que hace a menudo la educación? Convierte un arroyo libre y serpenteante en una acequia recta y perfectamente delimitada […] Lo que nos deleita de Hamlet, la Ilíada, las Escrituras y todas las mitologías es la plasmación de un mundo libre, sin civilizar; de un pensamiento sin domesticar, que no se aprende en las escuelas».

1840-1842 : Colabora en la revista trascendentalista The Dial.

1842 : Muere su hermano John a causa de una herida en un dedo que desemboca en un fatídico tétano. El suceso hunde a Henry David en un profunda depresión.

1844 : Emprende la lectura del Bhagavad-Gîtâ.

1845 : Decide irse a vivir solo al bosque. Para llevar adelante tal empresa le ayudan algunos amigos y, en especial, Emerson. Construye una cabaña con madera de pino y se instala en ella el 4 de julio.

1846 : Estados Unidos desencadena una guerra, de conquista, con México; y Thoreau pasa una noche en prisión al negarse a pagar sus impuestos que se destinan a sufragar la guerra con el país vecino además de que benefician a un gobierno que sigue manteniendo la esclavitud. Tal dinero, el de la sanción, parece que fue puesto por una tía suya para disgusto del sobrino, que hubo de ser sacado de la celda literalmente de una patada ya que se resistía a abandonarla motu propio.

1847 : Abandona la cabaña, acudiendo en ayuda de la mujer de Emerson , solicitado por éste ya que parte para una gira por el Viejo Continente.

1849 : Fallece su hermana, Hellen, a causa de la tuberculosis. Publica La desobediencia civil.

1851 : Se publica Moby Dick de Herman Melville.

1853 : Thoreau presta ayuda a los esclavos en fuga hacia Canadá, apoyando el tren subterráneo, y sirviendo su casa de refugio provisional.

1854 : Pone fin a la séptima versión de Walden y la envía al editor, Tichnot and Fields.

1855 : Primera edición de Hojas de hierba de Walt Whitman.

1859 : Insurrección de John Brown. Thoreau pronuncia un encendido elogio en su defensa , primeramente en Concord y más tarde en Boston y en Worcester.

1860 : Carolina del sur se separa.

1861 : Comienza la guerra de Secesión.

1862 : Lincoln recluta voluntarios. El 6 de mayo, muere a causa de la tuberculosis. Es enterrado en el mismo camposanto que su amigo, el escritor Nathaniel Hawthorne ; años después Walt Whitman de visita en Concord, invitado por Emerson, dirá: « el uno muy cerca del otro en un agradable rincón arbolado situado en lo alto del cementerio, Sleepy Hollow». En su entierro Bronson Alcott, el padre de Louisa Mary Alcoot, la autora de Mujercitas, leyó este poema del fallecido: « Soy un manojo de vanos esfuerzos / ligados por un azar, / oscilando de acá para allá, los nudos / hechos tan flojos y abiertos/ que parecen / de un clima más suave. / / Un ramillete de violetas sin raíces, / mezclado de acedera, / atado con un haz de paja / enredado entre sus brotes, / es la ley / que me conforma. / / Un ramo agarrado por el Tiempo / de aquellos campos Elíseos, / con yerbajos y rotos tallos, de prisa, / que aleja al gentío / desdeñoso / del día que le entrega. / / Aquí florezco una breve hora inadvertido, / bebiendo mis jugos, / que no tienen raíz en tierra / para mantener verdes mis ramas, / sino que aguardan / en una copa vacía. / / Algunos tiernos brotes quedan en mi tronco / por mímica de la vida, / pero, ay, mis hijos no sabrán, / hasta que el tiempo los marchite, / el pesar / que los colma. / / Ahora veo que no me cogieron por nada, / puesto en el vano cristalino / de la vida mientras durase, / por una mano amable / llevado vivo / a un lugar extraño. / / Esa cepa adelgazada pronto redimirá sus horas / y otro años, / Dios sabrá, al aire libre, / más frutos y hermosas flores / dará, / mientras yo aquí decaigo». ( Sic vita )

Y Emerson dijo en su elogio fúnebre: « Había en su naturaleza algo de militar e irreductible, siempre viril, siempre apto, pero raramente tierno , como si no se sintiese más que oponiéndose […] Decir no no le costaba nada y lo encontraba más fácil que decir sí…»

—————————————————————————————————————–

Artículo publicado en julio de 2017:

Henry David Thoreau, el Diógenes del siglo industrial – Kaos en la red]

———————————————————————————————————————–Caminata por el bosque de los libros…a modo de mapa orientativo, o…para perderse

Arendt, Hannah, “Desobediencia civil” in Crisis de la República, Trotta, 2015; pp. 43-79.

Aubernas, Florence et Benasayag, Miguel. Résister, c´est creer , La Découverte, 2002.

Auster, Paul, Trilogía de Nueva York, Júcar, 1991.

Balló, Jordi y Pérez, Xavier, “ La desobediencia civil” in Sófocles, Antígona, Penguin, 2005; pp. 109-140.

Beston, Henry, La casa más lejana. Un año de vida en la gran playa de Cape Cod, Volcano, 2019.

Bidea Helburu Taldea / Sabino Ormazabal, Indarkeriarik gabeko 500 ekintza. Historia kontatzeko beste modu bat>> / << 500 ejemplos de no violencia. Otra forma de contar la historia , Manu Robles-Arangiz Institutua, 2009.

Bracht Branham, R. / Goulet-Cazé, M.-O. ( Eds.), Los cínicos, Seix Barral, 2000.

Brauman Rony et Sivan, Eyal. Éloge de la désobéissance. À propos d´ “un spécialiste” Adolf Eichmann, Le pommier, 1999.

Casado, Antonio, La desobediencia civil a partir de Thoreau , Gakoa, 2002.

Cintio, Chloé di. Petit traité de désobéissance civile , Respublica, 2010.

Corbin, Alain, Historia del silencio del Renacimientos a nuestros días, Acantilado, 2019.

Cuesta, José Albert, Ecocinismos. La crisis ecológica desde la perspectiva de la filosofía cínica, Intervención Cultural, Biblioteca Buridán, 2011.

Dassow Walls, Laura, Henry David Thoreau. Una vida, Cátedra, 2019.

Deledalle, Gérard, La filosofía de los Estados Unidos, Tecnos, 2002.

Edelman, Bernard, Â quoi obéir ? , Payot, 1981.

Emerson, Ralph Waldo, Naturaleza, José J. De Olañeta, 2009.

Ferrater Mora, José, Diccionario de filosofía / E-J, Alianza, 1979.

Ferrater, Mora, José, Diccionario de filosofía / Q-Z, Alianza, 1979.

Foucault, Michel, Histoire de la sexualité 3. Le souci de soi, Gallimard, 1984.

Foucault, Michel, Le courage de la vérité. Le gouvernement de soi et des autres II. Cours au Collège de France. 1984, Hautes Études / Gallimard / Seuil, 2009.

Francos, Ania, Sudáfrica. Nazismo y apartheid , Edima, 1967.

Gandhi, Autobiografía. La historia de mis experimentos con la verdad, Kraft, 1955.

Gandhi, Política de la no violencia, Los Libros de la Catarata, 2008.

García Gual, Carlos, La secta del perro/ Diógenes Laercio, Vidas de los filósofos cínicos, Alianza, 1987.

Gros, Frédéric, Andar, una filosofía, Taurus, 2014.

Gros, Frédéric, Désobeir, Albin Michel, 2017.

Hadot, Pierre , Qu´est-ce que la philosophie antique?, Gallimard, 1995 [ Hay traducción en FCE, 1998].

Hadot, Pierre, La philosophie comme manière de vivre ( Entretiens avec Jeannie Carlier et Arnold I. Davidson) , Albin Michel, 2001.

Iturbe, Antonio y Lafebre, Jordi, Cincuenta momentos literarios, Bridge, 2017.

Kerouac, Jack, Los vagabundos del Dharma, losada, 1960.

Kerouac, Jack, En el camino, Anagrama, 1986.

King, Martin Luther, Los viajeros de la libertad, Fontanella, 1963.

King, Martin Luther, Porque no podemos esperar, Ayma, 1964.

King, Martin Luther, Un sueño de igualdad, Los Libros de la Catarata, 2001.

Langier et Ogien, Pourquoi désobéir en démocratie? , La Découverte, 210.

Lanza del Vasto, Las cuatro plagas, Sur, 1961.

Lowell, Robert, Por los muertos de la Unión y otros poemas, Cátedra, 1990.

Luthuli, Albert, Dejad marchar a mi pueblo, Fontanella, 1963.

Machado, Antonio, Prosas dispersas, Páginas de espuma 2001.

Mandela, Nelson, No es fácil el camino de la libertad , Siglo XXI Editores, 1966.

Mandela, Nelson, Un ideal por el cual vivo, Txalaparta, 2013.

Marin, Claire, L´épreuve de soi, Armand Colin, 2003.

Menand, Louis, El club de los metafísicos. Historia de las ideas en América, Destino, 2002.

Miller, Henry, Una pesadilla con aire acondicionado, Navona, 2013.

Montesinos, Toni, El triunfo de los principios. Cómo vivir con Thoreau, Ariel, 2017.

Montesinos, Toni, El Dios más poderoso. Vida de Walt Whitman, Ariel, 2019.

Muñoz Redón, Josep, El arte de la existencia, Paidós, 2012.

Nehamas, Alexander, El arte de vivir. Reflexiones socráticas de Platón a Foucault, Pre-Textos, 2005.

Nicosia, Gerald, Jack Kerouak, Circe, 1994.

Onfray, Michel, Cynismes. Portrait du philosophe en chien, Grasset, 1990.

Onfray, Michel, La sculpture de soi. La morale esthétique, Grasset, 1993.

Onfray, Michel, Henry David Thoreau et le bonheur parfait in «Les redicalités existentielles./ Contre-histoire de la philosophie 6», Grasset, 2009; pp. 43-174.

Onfray, Michel, “ Una cabaña trascendental” prólogo a Waldem, Errata Naturae, 2013.

Onfray, Michel, Vivre une vie philosophique. Thoreau le sauvage, Le Passeur, 2017.

Paquet, Léonce, Les cyniques grecs. Fragments et témoignages. Les Presses de l´ Université

d´Ottawa, 1975.

Pavie, Xavier, L´Apprentissage de soi. Exercices Spirituels de Socrate à Foucault, Eyrolles, 2009.

Pavie, Xavier, Exercices Spirituels. Leçons de la philosophie antique, Les Belles Lettres, 2012.

Philosophie Magazine, hors-série n.º 34, 2017 : Marcher avec les philosophes

Pyronnet, Joseph, Une nouvelle force de frappe: L´action non-violente, Témoignage Chrétien, 1965.

Ragon, Michel, Dictionnaire de l´Anarchie, Albin Michel, 2008.

Richardson, RobertThoreau. Biografía de un pensador salvaje , Errata Naturae, 2017.

Stevenson, Robert Louis, Apología de los ociosos y otras ociosidades, Laertes, 1979.

Stevenson, Robert Louis, “ Henry David Thoreau: su carácter y sus opiniones” in Escribir. Ensayos sobre literatura. Páginas de Espuma, 2013.

Stromberg, N. Roland, Historia intelectual europea desde 1789, Debate, 1990.

Thoreau, Henry David, Walden , mi vida entre bosques y lagunas , Espasa-Calpe, 1949.

Thoreau, Henry David, Sobre el deber de la desobediencia civil , Iralka, 1995.

Thoreau, Henry David, Caminar , Árdora Ediciones, 1998.

Thoreau, Henry David, L´esprit comercial des temps modernes , Le Grand Soufflé, 2007.

Thoreau, Henry David, Desobediencia civil y otros escritos, Tecnos, 2008.

Thoreau, Henry David, Résister, Mille et une nuits, 2011.

Thoreau, Henry David, El Diario (1837-1861). Volumen I , Capitán Swing, 2016.

Thoreau, Henry David, Poemas, Cátedra, 2018.

Tolstói, Lev, Diarios ( 1895-1910), Acantilado, 2003

Tolstói, Lev, Correspondencia, Acantilado, 2008.

Tolstói, Lev, El reino de Dios está en vosotros, Kairós, 2010.

VVAA., ¿ Qué es el cinismo?, PPU, 1989.

VVAA, No-violencia y objeción de conciencia, Fontanella, 1964.

Weisman, Élisabeth, La désobéissance éthique , Stock, 2010.

Whitman, Walt, Obras escogidas, Aguilar, 1967.

Woolf, Virginia, “Thoreau” in Horas en una biblioteca, Seix Barral, 2016.

Zinn, Howard, Désobéissance civile et démocratie , Agoné, 2010.

Banda sonora:

Charles Ives – Symphony No. 2 – YouTube

Charles Ives – Sonata No. 2, «Concord Sonata» – YouTube

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More