Desde la Asamblea Canaria por el Reparto de la Riqueza queremos hacer pública la denuncia de personas empleadas, que se pusieron en contacto con nosotras para denunciar esta situación:

Nos comunican que en su caso y el de sus compañeras los servicios que realizan como peón agrícola son de limpieza de edificios actualmente cerrados al público, una labor que no se puede considerar como esencial en estas circunstancias. Mientras todos estos convenios han sido paralizados en municipios vecinos, realizando ERTE y permitiendo a las personas empleadas no poner en riesgo su salud saliendo innecesariamente de su domicilio, el Ayuntamiento de la Orotava ha encontrado otra solución: mantiene a esas personas realizando labores no esenciales de forma irregular, ofreciéndoles una diligencia oficial firmada y sellada por el ayuntamiento en la que se detallan labores de atención a personas en alto riesgo de exclusión social.

Denunciamos esta situación altamente irregular, en la que se pone en riesgo la salud de las personas en situación de exclusión, algunas con patologías específicas, a través de artimañas burocráticas para mantenerlas en sus puestos de trabajo.

Mientras tanto, servicios que sí son esenciales como la atención física de Servicios Sociales se encuentran cerrados desde que comenzó el estado de alarma, atendiendo a las personas únicamente a través de teléfonos que se encuentran saturados, sin incremento en la contratación de trabajadoras sociales que puedan dar cobertura a la cada vez más alta y acuciante demanda de ayudas.  

Denunciamos que este ayuntamiento juega con la salud y las vidas de las personas en situación de exclusión, obligándolas a prestar servicios innecesarios por un sueldo mínimo, en lugar de responsabilizarse de darles unas condiciones dignas de vida.

No queremos sus migajas, exigimos nuestros derechos.

Asamblea Canaria por el Reparto de la Riqueza
La Orotava a 25 de abril de 2020

Fuente: ACRR