Tamara Carrasco declara en la Audiencia Nacional acusada de… terrorismo, sedición y rebelión

Publicidad

Tamara Carrasco, miembro del CDR de Viladecans (Barcelona), declara hoy en la Audiencia española, dos días después de haber sido detenida por la Guardia Civil. La acusan de unos presuntos delitos de sedición, rebelión y terrorismo por haberse implicado en los cortes de autopistas y el levantamiento de barreras de peaje durante la Semana Santa. El CDR de Viladecans ha organizado un autocar para acompañarla a las afueras del tribunal, y también habrá miembros de la CUP.

Carrasco hace cuarenta y ocho horas que queda bajo custodia de la Guardia Civil en Madrid. Anteayer la detuvieron por orden del juzgado número 6 de la Audiencia española y fue trasladada a la comandancia de Tres Cantos. El juez Diego de Egea le tomará declaración y decidirá sobre su situación personal. Puede decretar prisión provisional, dejarla en libertad con cargos o imponerle una fianza.

Según han informado los CDR, las únicas ‘pruebas’ contra ella son el audio que difundió El Confidencial antes de detenerla -en la que hablaba de los cortes y de futuras acciones de los CDR-, una captura de pantalla de un recorrido de Google Maps, camisetas, tickets de bebidas, un permiso para realizar una actividad lúdica y cartelitos del CDR. Algunos medios españoles publicaron que la Guardia Civil había encontrado en su casa un plan del cuartel de Travessera de Gracia, en Barcelona. Sin embargo, entre las pruebas por las que la inculpan no está.

La operación de la Guardia Civil se mantiene abierta para que continúen buscando un hombre de Esplugues de Llobregat, que no han localizado. La detención de Carrasco ha causado indignación y ya el martes miles de personas se manifestaron en todo el país. También numerosos juristas expresaron malestar en la red para que las acciones no violentas de los CDR se equiparan al terrorismo y pusieron de relieve la indefensión a la que lleva esta acusación absurda.

La operación -denominada ‘Cadera’- es fruto de una denuncia de la fiscalía de la Audiencia española, que la semana pasada dijo que actuaría’ con contundencia ‘contra las actividades de los CDR, a los que ya decía que podía atribuir delitos de rebelión, malversación y más delitos contra el orden público. Son investigados porque los acusan de haber ‘desarrollado actividades de dirección y coordinación en los actos de sabotaje durante la Semana Santa de manera coordinada por los denominados CDR, concebidos para provocar un clima de agitación social’.

 

 

CARTA DE MIREIA BOYA A TAMARA CARRASCO

Estimada Tamara:

No ens coneixem personalment, ni tan sols he estat mai a Viladecans, el teu poble, però des d’ahir no em trec el teu nom del cap. I vull dir-lo ben alt, i vull repetir-lo fins a no poder més, fins a quedar exhausta si cal, perquè avui has estat tu la segrestada per aquest règim infame, però demà pot ser qualsevol altre. I el crido perquè ets dona i valenta, des de la sororitat, des del compromís, des de la denúncia pública i des del convenciment que la República pot ser un lloc on pagui la pena viure.

Tamara Carrasco, dignitat del Baix Llobregat més combatiu, lluitadora pels drets i les llibertats de totes en cada lletra del teu nom. Que ningú intenti invisibilitzar-te ni deshumanitzar-te amagant el teu nom i reduint-te a un titular anònim. Que els carronyaires no facin sang amb el teu patiment. Tu ets nosaltres, i nosaltres, des d’aquí fora, som tu, perquè tots som CDR.

Cap ben alt davant els carcellers, puny alçat davant la inquisició. Pensa que representes més de dos milions de persones que, com tu, aquell 1 d’octubre defensàvem poder votar, que aquell 3 d’octubre protestàvem contra la violència policíaca, que dia rere dia, en cada acció, demanem llibertat preses polítiques i cridem prou vulneració de drets fonamentals. Ni estàs sola, ni ho estaràs mai.

Maleïts siguin. Aquell règim podrit, corrupte i violent ens està robant la nostra gent, la dels barris, pobles i ciutats que es mouen. La dels moviments autoorganitzats, la del carrer que batega. Als CDR ningú mana perquè tots volem manar sobre les nostres vides. I no saben que com més facin, més farem, perquè no hem nascut per renunciar a res, perquè tallar una flor, tu avui, no atura la primavera catalana.

Segurament tindràs mil pensaments al cap pels teus, segurament tindràs mil preguntes sense resposta pel teu futur. No et preocupis, el cuidem-nos no és només un eslògan, és una filosofia de vida que apliquem les vint-i-quatre hores. Serem amb els teus pares i amics. Hi serem perquè la unitat davant la repressió és necessària, però també perquè és la nostra força. Tant de bo desperti més gent per acompanyar-te, per denunciar això que et fan.

Fora el feixisme d’una vegada. Prou impunitat de l’extrema dreta que governa encorbatada i sentencia en aquells seus tribunals. Ahir que va fer vint-i-cinc anys de l’assassinat de Guillem Agulló, per tu també, ni oblit ni perdó, per cada minut que et privin de l’anhelada llibertat. I la lluita continua, fins a la victòria, sempre, fins que et puguem treure d’aquella cel·la on et tenen tancada, fins que tornis a casa i aleshores sí, m’ensenyis el teu Viladecans estimat.

Els terroristes són ells. Terrorisme d’estat, se’n diu. Si guanyen, perdem tots. La protesta no violenta, la desobediència civil no són delicte, mai no ho poden ser. I que no es pensin que pararem, estem decidits a no agenollar-nos mai més. Ens hem aixecat. Resistim i resistirem. Orgull de tots aquells que, com tu, són CDR. La nostra força és col·lectiva, la seva derrota és voler individualitzar-nos. Poder popular.

Recorda, davant el jutge, dins la cel·la, fins que surtis, hi som tots. Sent el nostre alè rere teu, t’apuntalarà en aquestes hores difícils.

Milions d’abraçades


No nos conocemos personalmente, ni siquiera he estado en Viladecans, tu pueblo, pero desde ayer no me quito tu nombre de la cabeza. Y quiero decirlo bien alto, y quiero repetirlo hasta no poder más, hasta quedar exhausta si es necesario, porque hoy has sido tú la secuestrada por este régimen infame, pero mañana puede ser cualquier otro. Y lo llamo porque eres mujer y valiente, desde la sororidad, desde el compromiso, desde la denuncia pública y desde el convencimiento de que la República puede ser un lugar donde valga la pena vivir.

Tamara Carrasco, dignidad del Baix Llobregat más combativo, luchadora por los derechos y las libertades de todas en cada letra de tu nombre. Que nadie intente invisibilizar hacerte ni deshumanizar hacerte escondiendo tu nombre y reduciendo hacerte a un titular anónimo. Que los carroñeros no hagan sangre con tu sufrimiento. Tú eres nosotros, y nosotros, desde aquí fuera, somos tú, porque todos somos CDR.

Cabeza alta ante los carceleros, puño en alto ante la inquisición. Piensa que representas más de dos millones de personas que, como tú, aquel 1 de octubre defendíamos poder votar, que aquel 3 de octubre protestábamos contra la violencia policial, que día tras día, en cada acción, pedimos libertad presas políticas y llamamos bastante vulneración de derechos fundamentales. Ni estás sola, ni lo estarás nunca.

Malditos sean. Aquel régimen podrido, corrupto y violento nos está robando nuestra gente, la de los barrios, pueblos y ciudades que se mueven. La de los movimientos autoorganizados, la de la calle que late. A los CDR nadie manda que todos queremos mandar sobre nuestras vidas. Y no saben que cuanto más hagan, más haremos, porque no hemos nacido para renunciar a nada, porque cortar una flor, tú hoy, no detiene la primavera catalana.

Seguramente tendrás mil pensamientos en la cabeza por tus, seguramente tendrás mil preguntas sin respuesta por tu futuro. No te preocupes, el cuidémonos no es sólo un eslogan, es una filosofía de vida que aplicamos las veintidós cuatro horas. Seremos con tus padres y amigos. Estaremos porque la unidad ante la represión es necesaria, pero también porque es nuestra fuerza. Ojalá despierte más gente para acompañarte, para denunciar lo que te hacen.

Fuera el fascismo de una vez. Basta de impunidad de la extrema derecha que gobierna encorbatada y sentencia en aquellos sus tribunales. Ayer que hizo veintidós cinco años del asesinato de Guillem Agulló, por ti también, ni olvido ni perdón, por cada minuto que te priven de la ansiada libertad. Y la lucha continúa, hasta la victoria, siempre, hasta que podamos sacar de aquella celda donde te tienen cerrada, hasta que vuelvas a casa y entonces sí, me enseñes tu Viladecans estimado.

Los terroristas son ellos. Terrorismo de estado, se dice. Si ganan, perdemos todos. La protesta no violenta, la desobediencia civil no son delito, nunca lo pueden ser. Y que no crean que vamos a parar, estamos decididos a no arrodillarnos nunca más. Nos hemos levantado. Resistimos y resistiremos. Orgullo de todos aquellos que, como tú, son CDR. Nuestra fuerza es colectiva, su derrota es querer individualizarnos. Poder popular.

Recuerda, ante el juez, dentro de la celda, hasta que salgas, estamos todos. Siendo nuestro aliento tras tu, t’apuntalarà en estas horas difíciles.

Millones de abrazos

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More