Tú que me decías …

¡Vayaaa, volvió a reflexionar el Jefeee!

El pregón resonó alto en la intersección de las calles G y 23, en pleno corazón del Vedado en la La Habana. Los conductores de vehículos, detenidos por la luz roja del semáforo, sacaron la cabeza por las ventanillas y varios le hicieron señas al vendedor de periódicos, cuyo pregón se instalaba en el centro del amanecer.

Los caminantes que a esa temprana hora avanzaban trabajosamente calle arriba, y aquellos que, con menos esfuerzos, descendían la empinada avenida rumbo al Malecón; todos, voltearon el rostro en busca del voceador.

Una foto panorámica de aquel instante hubiera congelado el más variado mosaico de expresiones: sorpresa, alegría, asombro, desconcierto…

Desde un auto aparcado se escapaba, solapándose con el pregón del vendedor de periódicos, la música de una emisora radial. Era un estribillo persistente y añejo con el que muchos cubanos han arrollado: “…Tú que me decías que Yayabo no salía más…”

Enlaces: &nbsp http://rreloj.wordpress.com/

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp http://yohandry.wordpress.com/&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS