Súbditos o libres

Publicidad

Hago un alto en la secuencia de Siria para volver con otra muestra más de cómo se las gasta la «democracia» española. Lo hago, además, con la comprobación de la postura de los wahabíes seculares (la pretendida izquierda) y todas sus variantes ante la detención, otra más, de un cargo público de la Canditatura d’Unitat Popular catalana por ser consecuente y poner de manifiesto que no hay contradicción entre el discurso y la práctica. Salvo alguna honrosa excepción, los wahabíes seculares se han comportado como lo que son, súbditos del poder.

Joan Coma, concejal de la CUP en Vic ha sido detenido y acusado de «sedición» por manifestar en un pleno de su municipio el día 9 de diciembre lo siguiente:

«Antes que nada, quiero decir que celebramos que, a pesar del informe de secretaría, esta moción sea debatida en este plenario. Entendemos que esta será la política habitual de este gobierno, ya que estamos en unos tiempos y vienen unos tiempos en que será habitual ir más allá de la actual jaula constitucional para llevar adelante todo este proyecto colectivo.
La resolución del 9-N fue un paso importantísimo para la liberación nacional de una parte de nuestro país: los Países Catalanes. El parlamento se comprometió a ejecutar el mandato democrático surgido de las urnas del 27 de septiembre. Por primera vez el Parlamento de Cataluña proclama ‘la apertura de un proceso constituyente ciudadano, participativo, abierto, integrador y activo para preparar las bases de la futura constitución catalana’.
Entendemos que, además, la declaración de ruptura con España tiene dos grandes virtudes. Por un lado, compromete el parlamento a adoptar las medidas necesarias para abrir este proceso de ruptura de España, de una manera democrática, masiva, sostenida, pacífica, que permita el empoderamiento de la ciudadanía a todos los niveles y se base en la participación abierta, activa e integradora. Democracia, participación, poder popular, cosas que hemos reivindicado desde hace mucho tiempo.
Por otra parte, el parlamento se erige en único depositario de la soberanía y en expresión del poder constituyente. Declara así que dejemos de supeditar las decisiones de nuestras instituciones a las decisiones de las instituciones españolas, en particular a las decisiones del Tribunal Constitucional, que considera carente de legitimidad y competencia. Desobediencia, hace tiempo también que la reclamamos. Nosotros siempre hemos dicho que para hacer la tortilla será necesario romper los huevos, y esta declaración significa un claro paso adelante hacia la construcción de la república catalana.
Tanto o más importante que el cuerpo de la declaración es el anexo. El parlamento también se ha comprometido a sacar adelante medidas contra la pobreza energética, para garantizar el derecho a la vivienda, para garantizar la sanidad en todo el mundo. Concretamente se dice que ninguna persona no puede quedar excluida por razón de origen, tenga o no la condición asegurada o beneficiaria del sistema nacional de salud, y con independencia de si consta o no consta en el padrón de los municipios. Educación, también hay temas de libertades políticas, de modificación de las administraciones locales para reconducir todos los recortes que ha significado la LRSAL por la autonomía de los gobiernos municipales. Hay temas de refugiados: garantizar que acogeremos tantos refugiados como creamos que podemos acoger en nuestro país, independientemente de lo que marque el estado español. Temas referidos al derecho del aborto. También hay una revisión de la carga de la deuda en el conjunto del gasto público a fin de encontrar los recursos necesarios para hacer frente a este plan de choque social que se negocia. Entendemos, pues, que se trata de una declaración muy importante, como también es importantísimo que se apoye desde todos los ayuntamientos.
Por eso mismo lo aprovechamos para exigir a Convergencia y ERC, a Juntos por Sí, que se tomen muy en serio la declaración y no la tachen simplemente de declaración de intenciones. Lamentamos que la mesa del parlamento recurriera al TC contra la suspensión de la resolución, ya que esto es un acto totalmente incoherente si esta misma resolución no reconoce este tribunal. Nos parece, pues, un acto totalmente incoherente y que añade dudas a la voluntad real de estas dos fuerzas de sacar adelante el proyecto independentista.
Hemos visto también que la Audiencia Nacional ha abierto diligencias a diferentes ayuntamientos que han aprobado esta misma moción. Desde aquí queremos mostrar y ofrecer todo nuestro apoyo a los consistorios investigados por la Audiencia Nacional. Defendemos su derecho a la desobediencia ante una institución ilegítima, anacrónica y heredera del Tribunal de Orden Público franquista. Consideramos estas desobediencias como los primeros pasos hacia la creación de la república catalana. En este sentido, nosotros pedimos a este consistorio que en caso de que estas diligencias también lleguen a Vic, una vez aprobada esta moción, se nieguen en redondo a aportar ningún tipo de documentación del pleno de hoy en la Audiencia Nacional. Este consistorio no tiene que responder a las peticiones o requerimientos que lleguen de esta o de otras instituciones de España como consecuencia de la votación de la moción de apoyo a la declaración de ruptura, porque estas instituciones ya no tienen ningún tipo de autoridad sobre nosotros, ningún tipo de autoridad. Es imprescindible que Vic actúe en este sentido. Hemos dejado de ser súbditos para convertirnos en libres. Y para convertirse en libres debemos practicar la libertad constantemente. Hasta aquí nuestra intervención. »

Estas palabras son causa de «sedición» para el Estado español (España, para otras latitudes).

Joan Coma, tras pasar un día detenido, ha sido puesto en libertad con cargos. Joan Coma es un personaje peligroso, como lo es Monserrat Venturós -alcaldesa de Berga, también detenida- y lo son los otros cinco militantes de la CUP que se atrevieron a romper y quemar las fotografías de Felipe de Borbón.

Ya dije cuando la detención de Monserrat Venturós que no hay que retroceder, justo lo contrario de lo que una y otra vez hacen otras formaciones políticas pretendidamente de «izquierdas». La actitud de los wahabíes seculares ha sido en el caso de Joan Coma la misma que cuando se detuvo a la alcaldesa de Berga.

Tanto Joan Coma como Monserrat Venturós han mantenido sus convicciones y obedecido a su conciencia, a pesar del peligro que ello conlleva.

Joan Coma dijo al ser detenido que la CUP tiene que mantener la calma porque practica la no violencia que ha aprendido de la desobediencia civil. Y esta es la clave: o desobediencia o sumisión, o -con sus propias palabras- súbditos o libres.

La CUP hace lo que dice. La CUP mantuvo siempre que «la legislación española puede y debe ser desobedecida» y sus cargos públicos lo están haciendo. Ya van dos cargos públicos detenidos. Sin duda habrá más, muchos más mientras se sigan negando a ser súbditos y quieran seguir siendo libres.
El Lince
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More