Son menos los migrantes que envían remesas a América Latina

5
Menos inmigrantes latinoamericanos en Estados Unidos envían remesas a sus países de origen, en parte por la crisis económica estadunidense y el clima antinmigrante que prevalece en este país, reveló un sondeo patrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
El sondeo nacional encontró que sólo 50 por ciento de los encuestados envía remesas de manera constante a sus familias en sus países de origen, comparado con 73 por ciento que lo hacía, según una encuesta parecida en 2006. Se calcula que hay un total de 18.9 millones de inmigrantes latinoamericanos en Estados Unidos.

“Empezando en 2000, las remesas desde Estados Unidos a América Latina crecieron continuamente: más inmigrantes enviaban más dinero con más frecuencia a sus familiares en casa. Sin embargo, durante los últimos meses esta tendencia ha cambiado dramáticamente”, declaró Donald Terry, administrador general del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La mayoría de los 5 mil inmigrantes encuestados en todo el país dijeron que es más difícil encontrar empleo bien remunerado ahora que hace un año, y 40 por ciento reportan ganar menos ahora que 2007.

Por otra parte, en esta encuesta 68 por ciento –comparado con sólo 37 por ciento en 2001– dicen que la discriminación contra los inmigrantes es un problema muy preocupante.

“El sondeo indica claramente que millones de inmigrantes latinoamericanos están preocupados por su futuro en Estados Unidos y ya no sienten que pueden gastar en enviar remesas a sus familias”, afirmó Sergio Bendixen, quien realizó la encuesta para el BID.

A la vez, aunque menos inmigrantes envían remesas, los que continúan lo hacen de manera más frecuente y en mayores montos, según la encuesta. Por lo tanto, el volumen de remesas podría mantenerse sin cambio en comparación con años anteriores; se proyecta que el total este año sea aproximadamente de 45.9 mil millones.

Pero Terry advierte que el hecho de que millones de inmigrantes dejan de enviar remesas podría tener un severo impacto en la región. “Si se mantiene esta tendencia a lo largo del próximo año es previsible que millones de familias en toda de América Latina que hasta recientemente habían recibido remesas se verán debajo de la línea de pobreza”, afirmó.

A la vez, el BID reportó que según el sondeo un número creciente de inmigrantes latinoamericanos analizan retornar a sus países de origen a consecuencia del desplome económico en Estados Unidos y en respuesta a la ola antinmigrante que sufren. Casi un tercio –y casi la mitad de los que tienen cinco años o menos aquí– indicaron que evalúan regresar a sus países, según el sondeo.