Solidaridad por la mañana. Nacional catolicismo por la tarde

¡Vaya un contraste! Por la mañana el centro de Madrid se engalanó de solidaridad en una marcha de apoyo al pueblo saharaui y por la tarde se tiñó de nacional-catolicismo en la manifestación contra la LOE.

Ya que nuestra querida prensa y demás informativos de masas obviarán en su mayoría la marcha de apoyo al Sáhara quiero decir para los que no hayáis tenido la ocasión de acudir que ha sido un éxito. El diario El (In)Mundo daba una cifra de 30.000 personas- lo que no está nada mal para los tiempos que corren. El País no parece haber recogido la noticia a no ser que esté escondida entre las secciones; es igual, no voy a tener paciencia para seguir buscando.

Diversas acciones se han realizado este 2005 para conmemorar los 30 años de traición e injusticias contra ese pueblo. La marcha de esta mañana en Madrid, que comenzó a las doce en la calle Atocha y se dirigió a la Plaza Mayor, ha dado una muy digna representación a esta campaña.

Ciertamente, hubo algún que otro pepero en la pancarta de cabeza (como también algún miembro del PSOE) para no quedarse fuera de un acto que se pretendió convertir en pseudoinstitucional pero, por supuesto, no eran sus simpatizantes los que llenaron una manifestación que coreaba «En el Sáhara no se ve el talante ZP» o contra las escasas o nulas diferencias de la política del actual gobierno respecto al de Aznar en la cuestión saharaui.

Hacia la una y media acabó la fiesta de la solidaridad; a esa hora comenzaba a ser notoria la llegada de las hordas del nacional-catolicismo. Cada vez se amontonaban más autocares alrededor del Ministerio de Agricultura y a lo largo del Paseo del Prado; pienso en algunas manifestaciones en las que la policía se ha enrocado en que teníamos que marchar por la acera y no cortar la calle y que aquí los buses de la concentración de los fachas torpedean el tráfico en pleno centro de Madrid en una zona que ni siquiera es la de la manifestación. ¡Pero a ver quién es el chulo que le dice algo a la iglesia!

Me da nuevamente por comparar. Medito ahora entre los manifestantes de esta mañana que se han pagado su viaja a la ciudad, como hemos hecho otros muchos a la hora de acudir a diversas protestas, y que la mayoría de estos tipos viajan de gorra. Así es, gran parte de los autocares tenían en su delantera el cartel de transporte escolar, desde luego los colegios religiosos se han volcado con la convocatoria. No sé si eso será legal o no pero me encolerizo pensando que esos buses y el gasto de gasolina que en este viaje necesitan son pagados por mis impuestos. Ni siquiera tienen el disimulo de quitar esos cartelitos. Claro que, nuevamente, ¡a ver quien es el chulo que le dice algo a la iglesia!

De todas formas creo que como ven eso lógico tal vez podría acercarme a ellos para recoger firmas pidiendo que el Estado financie dos manifestaciones, una a favor del Estatuto catalán y otra pro referéndum en el País Vasco.

(Bueno, aquí me veis enterito y tranquilamente escribiendo lo que quiere decir que me rajé; sus muchas banderitas rojigualdas- y sus mangos- fueron un buen disuasivo…).

El Paseo del Prado se llenó de estos excursionistas que se sentaban a comerse el bocadillo bajo la atenta mirada de los curas y monjas que comandaban los vehículos; verdaderamente eran necesarios los buses escolares: aquéllo parecía una excursión de colegio de frailes con alumnos creciditos.

Podían haber madrugado un poquillo más y haber participado en el acto de apoyo al Sáhara  mostrando así su dizque humanitarismo cristiano en apoyo a un pueblo reprimido que ve violados de forma escandalosa sus derechos humanos. Pero, cómo diría Aznar, a quién le importan esos moros. Estos individuos que horas después tanto corearán a favor de los derechos y la libertad no salieron a las calles cuando, por ejemplo, la OTAN bombardeaba Belgrado. Para la inmensa mayoría de estas personas se nos podrá decir que ésto es disculpable porque son manipuladas informativa e ideológicamente pero para quienes los dirigen debemos decir que su supuesto amor al prójimo es falso y que valores como la fraternidad, hablando en román paladino, les importan una mierda.

Decido perderme por los alrededores de la Puerta del Sol para escabullirme de la zona por la que se concentran pero pronto advierto que están por todo el centro de la ciudad. Mientras ya está realizándose su manifestación muchos de ellos se toman sus tragos de vino por los bares de Sol sin siquiera quitarse la pegatina que los identifica como manifestantes. Son varios los que han aprovechado su viaje a la ciudad: llevan bolsas de El Corte Inglés y de Zara a montones; esperemos que sus autocares cuenten con amplios maleteros.

¡Viaje gratis y de compras por la capital de España! Menudo chollo. Y una vez hecho este acto de reafirmación patriótica volverán con el sabor del deber cumplido para alegría de la monja del colegio del hijo, a la que siempre conviene tener contenta con uno.

De todas formas no me hagáis mucho caso que su manifestación ha sido un éxito, eso está fuera de discusión. Además no todos los fachas son como yo los describo que la gran mayoría están muy politizados y defienden con convencimiento su ideario conservador. Así es desde aquel día en que se levantaron convertidos en intelectuales y advirtieron que el traslado del archivo de Salamanca era fundamental para el desarrollo de sus vidas normales y por eso protestaron también de forma masiva.

Raúl Calvo Trenado
12 de Noviembre de 2005

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS