Solidaridad con los taxistas en lucha

Publicidad

Por Corriente Roja

Declaración de Corriente Roja ante la lucha de los taxistas

¡SOLIDARIDAD CON LOS TAXISTAS EN LUCHA!

¡SU VICTORIA SERÁ LA DE TODA LA CLASE TRABAJADORA!

Los taxistas están luchando por su supervivencia. Hacen frente a un ataque frontal para adueñarse del sector por parte de una alianza formada por Uber y Cabify y las grandes flotas de VTC en manos de un puñado de financieros. Una alianza que representa el capital más carroñero y precarizador, en connivencia con gobiernos, organismos oficiales y los grandes medios de comunicación .

Tras la victoria parcial de los taxistas de Barcelona, ahora son los de Madrid, con los autónomos y los asalariados del taxi a la cabeza, los que están al frente de la lucha, enfrentando una dura represión.

Desde Corriente Roja les damos todo nuestro apoyo. Y frente al intento de aislamiento de la lucha, pensamos que hay que seguir buscando apoyos, como ya los han dado, entre otros, el Sindicato Co.bas o la Coordinadora en defensa del sistema público de pensiones.

Queremos denunciar la campaña de desinformación y mentiras lanzada contra la lucha de los taxistas desde medios oficiales y desde los medios de comunicación. Dicen que los taxistas están contra la modernidad y el progreso que, supuestamente, representan Uber y Cabify. Dicen que los taxistas defienden un “monopolio” y que se oponen a la competencia y a la libre elección por parte del consumidor. Dicen que con sus protestas están haciendo un chantaje inaceptable a costa de los ciudadanos.

Pero la realidad es bien diferente: la modernidad de Uber y Cabify es una combinación letal de tecnología del siglo XXI, condiciones laborales del siglo XIX y fraude y evasión fiscal, para beneficiar a unas multinacionales y a sus socios parasitando el trabajo ajeno.

Los que hablan del “monopolio” de los taxistas ocultan que el verdadero monopolio es el de Uber y Cabify junto a las cuatro grandes flotas que acumulan casi 10.000 autorizaciones VTC (más del 80%), con un precio de origen de 36 euros. En este negocio están metidos banqueros, fondos de inversión, ex políticos, ex altos cargos y familiares directos.

Los que criminalizan la huelga en nombre de los derechos de los ciudadanos son los mismos que apoyan a los gobiernos cuando atacan los servicios públicos, los derechos laborales, los salarios y las pensiones, cuando atacan el derecho de huelga y nos reprimen salvajemente si nos defendemos.

Queremos denunciar el papel de los gobiernos de todo signo político que, saltándose su propia legalidad, en lugar de frenar a Uber, Cabify y a sus socios, les han dejado actuar como han querido y les han permitido preparar este asalto frontal al sector del taxi.

Por todo ello, exigimos

  • El cumplimiento de un VTC por cada 30 taxis, como dice su ley, y la imposición de restricciones (precontratación…) para que Uber, Cabify y sus socios no puedan actuar como taxis.
  • Acabar con los falsos autónomos y la precariedad laboral a la que están sometidos los y las trabajadoras de los VTC.
  • Dignificar y mejorar las condiciones laborales y salariales de los asalariados del taxi
  • Reconocer al taxi como transporte público y trabajar -junto con el colectivo- por la municipalización del servicio, para que sea realmente público, con su propia plataforma tecnológica.

Llamamos también a que se sumen a este conflicto las y los asalariados de VTC, que no son los enemigos de las y los taxistas, sino víctimas directas de la “uberización” a las que nos quieren conducir a todos.

La victoria de los taxistas ha de ser una victoria de toda la clase trabajadora contra el capitalismo carroñero y la precarización laboral.

Corriente Roja

30/01/2019

 

Corriente Roja

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More