Solidaridad con los huelguistas franceses: Llamamiento de huelguistas de base de la RATP (transportes públicos de París) el 7/1/2020

Publicidad

SOLIDARIDAD CON LOS HUELGUISTAS FRANCESES

Llamamiento de  huelguistas de base de la RATP (transportes públicos de París) el 7/1/2020

Una conferencia de prensa organizada por huelguistas  de base de las líneas de metro 5, 7 y 7bis de la RATP se celebró el martes 7 de enero a las 13:00 h  en las instalaciones del EDMP, una sala asociativa del distrito 12 de París.

Tod@s l@s participantes en la huelga en las líneas de metro y de RER, así como en las estaciones de autobuses y talleres fueron informados, así como numerosos órganos de prensa, escrita y audiovisual.

El texto leído por varios huelguistas había sido votado por unanimidad en la asamblea general de las líneas 5, 7 y 7bis, el día anterior. Las líneas 2 y 6 también votaron a favor, pero no enviaron delegación. Huelguistas de la línea A del RER, de la línea 12 del metro, así como compañeros del mundo de la educación y la investigación estaban presentes.

Representantes de la línea RER A presentes en el acto informaron a los organizadores que su Asamblea General estaba más dividida, criticando ciertas formulaciones, pero que querían tomar parte en el acto.

Por el lado de la prensa, podríamos notar la presencia de medios de comunicación «mainstream» como BFM-TV, CNews, France Info, pero también Médiapart, y varios medios alternativos.

Los huelguistas leyeron una declaración a varias voces y enviaron un mensaje de solidaridad a Hani, un delantero del RATP reprimido por la jerarquía y cuyo paso a consejo disciplinario debía tener lugar en el mismo tiempo aunque finalmente se pospuso al 14 de enero.

 

He aquí el documento votado por los compañer@s y presentado en la conferencia de prensa:

 LLAMAMIENTO A LA SOLIDARIDAD EUROPEA 

¡No dejemos que nuestros pensionistas se mueran de hambre y que a nuestros hijos no les quede nada!

Llevamos en huelga hace más de un mes contra el proyecto de reforma de las pensiones de Macron e iremos hasta el final, hasta su retirada, porque esta reforma sería una catástrofe para tod@s l@s trabajador@s.

Su única universalidad sería la de la miseria, una jubilación básica con la que no se podría vivir. Con un nuevo método de cálculo basado en el salario medio de toda la vida laboral, en lugar del salario de los mejores 25 años o los últimos 6 meses, es obvio que todos perderán. Por otra parte, el valor del punto variaría para reducir las pensiones hasta un límite del 14% del PIB, mientras el número de jubilados se expande (de 18,6% en 2015 a una previsión del 26,2% en 2050).

Es por eso que Macron anuncia «un sistema de capitalización» y dice «arréglate la jubilación si quieres una buena pensión» (Rodez, 03/10/2019). Sabemos que la gran mayoría, que lucha para llegar a fin de mes, no podrá «capitalizar» y deberá seguir trabajando hasta morirse. Por otro lado, los mayores salarios quedarían exentos de cotización a partir de 10.000 euros brutos mensuales y ya no serían solidarios con los salarios más pobres.

Macron se burla de nosotros hablando de una reforma de «justicia y progreso social. Esta reforma quiere establecer las mismas reglas para todos, mientras que los trabajadores y empleados mueren 7 años de promedio antes que los ejecutivos. Es sexista porque empeoraría la situación de las mujeres: eliminando los 1-2 años de cotización que ahora se les concede por hijo, eliminando el aumento del 10% en la pensión a partir del tercer hijo, penalizando los trabajos a tiempo parcial y los períodos de inactividad, atrasando la edad para recibir una pensión de reversión de 55 a 62 años y suprimiéndola en caso de divorcio, socavando así vergonzosamente la libertad de las mujeres…

La coartada de la supresión de los regímenes especiales es humo. Macron los concede uno tras otro: a la policía, los funcionarios de prisiones, militares, a los patrones del CAC 40… Entonces ¿por qué no a l@s enfermer@s, a l@s obrer@s, a l@s emplead@s de comercio, a los camioneros, al personal de educación…? Así podríamos ampliar una lista interminable.

La máscara cae: el objetivo de su reforma está en otra parte: permitir a las compañías de seguros privadas para las que trabajaba el Sr. Delevoye que se apoderen de los 320.000 millones de euros de las pensiones. Permitir que el fondo Black Rock, cuyo jefe fue recibido con gran fanfarria en el palacio del Elíseo a expensas del contribuyente y nominado con la Legión de Honor, se llene los bolsillos. Permitir a los grandes patrones, encarnados por el antiguo DRH Pietraszevski, se enriquezcan sobre las espaldas de los empleados. ¿Quién todavía puede confiar en estas personas deshonestas y desalmadas?

Hay suficiente riqueza en nuestra sociedad para financiar pensiones decentes y permitir a cada uno vivir adecuadamente. Siempre que la riqueza se distribuya de manera más igualitaria y se ataquen los verdaderos privilegios. Mientras Bernard Arnaud posee 111.000 millones de euros, 9,5 millones de personas viven por debajo del umbral de pobreza. ¿Dónde está la justicia?

Ante la protesta, Macron intenta comprar a los colectivos profesionales con falsas promesas de ventajas particulares. Al igual que el personal de la Ópera de París, nos negamos a dejarnos comprar. Nos negamos a sacrificar la jubilación de nuestros cónyuges, nuestros amigos, nuestros hijos. Luchamos por todos los trabajadores públicos y privados.

Pero no podemos ganar solos. Para doblegar a Macron, necesitamos que vosotr@s, asalariad@s de otros sectores, os unáis a nosotros. No por un día aislado, sino por la huelga ilimitada hasta la retirada.

Las pérdidas en nuestras pensiones serían tan grandes si la reforma se aprobara que haciendo huelga ahora para bloquearla, perdemos mucho menos dinero que si la dejamos pasar.

Lo que está en juego es mucho. Porque Macron no sólo quiere romper nuestras pensiones. Quiere infligirnos una terrible derrota para acelerar sus llamadas «reformas» que enriquecen a los ricos y patrones y nos empobrecen a nosotr@s asalariad@s: abolir el ISF, CICE (20.000 millones al año de regalo a las empresas), reducir los APL, facilitar los despidos, endurecimiento drástico de las condiciones para recibir prestaciones de desempleo, privatización de ADP, de la agencia de Loterías, presas hidráulicas, etc.

Si no lo detenemos ahora, tendrá vía libre para imponer regresiones sociales sin fin, atacar la Seguridad Social, ir contra los hospitales y escuelas públicas, privatizar carreteras nacionales, dejar que sigan destruyendo el planeta… Por el contrario, si ganamos nosotros, el miedo cambiará de bando y seremos nosotros los que podamos volver a la ofensiva para detener cualquier regresión, lograr aumentos salariales inmediatos, poner fin a la precariedad, para contrataciones masivas…

En lo alto siempre dirán que no cederán, hasta el día en que se ven obligados a hacerlo. A pesar de su aparente calma, tiemblan. Porque nunca pensaron que duraríamos 34 días. Sin embargo, a pesar de toda la manipulación mediática, seguimos aquí y el apoyo a la huelga sigue siendo inmenso, el 62% de la población, unos 30 millones de personas. Pero para ganar, este apoyo tiene que ser activo. Es por eso que hacemos un llamamiento a tod@s, asalariad@s del comercio e industria, de correos, hospitales, escuelas, refinerías, estudiantes, etc. a:

  • Entrar en huelga indefinida cuanto antes y hasta la retirada del proyecto
  • Proporcionar apoyo financiero masivo a aquellos que ya han hecho muchos días de huelga

En la misma línea, nos dirigimos solemnemente a la dirección de las organizaciones sindicales que hablan en nuestro nombre y les pedimos que hagan todo lo posible para permitirnos ganar:

  • negándose a ir a las concertaciones el martes 7 de enero, porque si se quiere la retirada del proyecto, no hay nada que negociar. Cuando alguien finge cortarte el brazo, no hay compromiso: no puedes dejar que te corte la mitad de tu brazo o la mano
  • llamando a todos los sectores a una huelga general ilimitada desde el jueves 9 de enero hasta la victoria
  • mediante el uso masivo de sus recursos financieros para ayudar inmediatamente (y no después de la huelga) a l@s compañer@s que han ido a la huelga muchos días o están en situaciones personales difíciles, en particular reinvirtiendo una parte de los 85 millones que han recibido del Estado (2018) en el marco del «diálogo social», para dedicarlas a la la lucha social, pidiendo un préstamo si fuera necesario, que se reembolsaría rápidamente (pues si un millón de personas dona 10 euros, eso solo representa 10 millones de euros).

La victoria está a nuestro alcance. Somos millones y ellos una pequeña minoría. Ahora es el momento de salir o lo lamentaremos durante años. Tod@s junt@s, doblegaremos a Macron.

Solidaridad internacional

El ataque frontal que nuestro país está sufriendo sólo sirve a una causa, la introducción de pensiones obligatorias suplementarias que permitan a nuestros gobernantes enriquecer aún más el mundo de las finanzas!  Los franceses deben reaccionar antes de sufrir lo que han sufrido los griegos, españoles y portugueses. ¡Estos pueblos han sido sacrificados para satisfacer la sed financiera de los diversos bancos centrales!

La generosidad no tiene fronteras!

Ya mismo pueden ingresarse los apoyos económicos en las siguientes Cajas de Solidaridad:

 

Bus Vitry :

https://www.lepotsolidaire.fr/pot/4lrevq4s

Métro Ligne 5:

https://www.lepotsolidaire.fr/pot/4lrevq4s

Métro Ligne7:

https://www.lepotsolidaire.fr/pot/wsnxlzpo?fbclid=IwAR3fdKu3rnY4-ytayqjMbP9UXSfJaJFH6jjufBK284K8HiHxmvYJRgQD8qQ

 

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More