¿Socialismo en Estados Unidos?

Publicidad

Por Rubén Alexis Hernández

Este año hay elecciones presidenciales en Estados Unidos, y se perfila como posible candidato por el Partido Demócrata el senador Bernard (mejor conocido como Bernie) Sanders. Para algunos en Estados Unidos, incluidos otros aspirantes demócratas y el mismo Donald Trump, sería prácticamente una locura si Sanders llega a ser presidente, considerando aquellos que el hasta ahora senador es abiertamente partidario del socialismo, contrario a los intereses de Estados Unidos y a su espíritu liberal, e incluso estaría siendo influenciado por los rusos mientras éstos intervienen en los asuntos del país norteamericano. Evidentemente las críticas de Trump y de otros personajes del panorama político estadounidense, apuntan más a tratar de desprestigiar a Sanders, pues éste no es socialista como tal, de acuerdo a lo que se comenta en el siguiente párrafo; además no hay evidencias claras de que Rusia esté interviniendo en los asuntos internos de Estados Unidos (aun cuando es lógico pensar que cada una de estas naciones, por ser potencias globales, lo haga con la otra y se vigilen mutuamente), y mucho menos de que haya influenciado el pensamiento de Sanders. En todo caso el país europeo no podría tratar de imponer el socialismo en Estados Unidos, pues no es socialista, comunista ni nada parecido.

¿Y por qué Sanders no es socialista como tal? Simple y sencillamente porque el mismo ‘Bernie’ ha admitido que es partidario del mal llamado socialismo democrático, mejor conocido como socialdemocracia, que en realidad es solo un eufemismo con el que se conoce a un capitalismo supuestamente más humano. Pero nada de humano tiene el capitalismo llámese como se llame, como bien sabemos, más allá de las migajas sociales y laborales que otorga a las masas, en especial algunos subsidios. Que no se engañe nadie, y es que Sanders jamás ha atacado al capitalismo, y claramente para este personaje los ricos tienen derecho a existir y seguir acumulando inmensas riquezas, solo que deberían ser socialmente responsables y solidarios, planteamiento que en realidad no es más que demagogia y populismo de Sanders. “Socialismo democrático”, socialdemocracia y capitalismo son 3 categorías diferentes para definir a una misma cosmovisión económica, y la socialdemocracia identificada así ha sido protagonista en la política interna de numerosas naciones procapitalistas al 100%, tales como Colombia, México, Chile, España, Alemania e Inglaterra. Y por cierto no es casualidad que en la Venezuela anterior a la llegada de Hugo Chávez al poder nacional, gobernó en varias oportunidades un partido socialdemócrata conocido como Acción Democrática, con consecuencias lamentables para buena parte del pueblo, en especial durante el segundo mandato del tristemente célebre Carlos Andrés Pérez, cuando estalló “El Caracazo” como respuesta a la implementación de medidas económicas impopulares, de tipo neoliberal.

Además de que en realidad Sanders no es ningún socialista, hay que reiterar que en Estados Unidos los presidentes, a pesar del notable poder que puedan tener, jamás están por encima de los intereses de las élites económica y militar, quienes en realidad mueven los hilos del poder en lo relativo a la política interior y exterior de la nación norteamericana. Sanders  podrá manejar un discurso “incendiario”, criticar la política exterior guerrerista del Imperio, plantear cambios favorables para la sociedad estadounidense y defender al medio ambiente, pero a la hora de la verdad debe seguir las órdenes del poder por encima del poder. En el supuesto que llegue a ser presidente, ‘Bernie’  dará continuidad en términos generales a la política interna y externa estadounidense de sus predecesores republicanos y demócratas, que en lo económico ha  sido y será capitalista.

 

www.rubenhernandezinternacional.blogspot.com

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More