Sobreseídas las denuncias por asociación ilícita

Por cntxixon

Hace unos días nos llegaba la noticia de que la causa abierta contra la CNT de Xixón por asociación ilícita y grupo criminal para la extorsión de empresarios, así como la de denuncia falsa contra el sindicato y contra la ex-empleada de la pastelería La Suiza han sido sobreseídas.

Por CNT Xixón

Los contundentes motivos de esta decisión judicial vienen reflejados en el auto, y en resumen serían los siguientes:
1- Denuncia de motivación espuria.
2- Denuncia ad hoc como consecuencia de la acción sindical de la CNT en el sector.
3- Denuncia carente de ninguna prueba.
4- Denuncia irracional.
Estas denuncias, orquestadas por la creme de la creme de la ya de por si nefasta mafia hostelera xixonesa y por estamentos policiales, no sólo pretendían poner freno a la CNT de Xixón, sino ilegalizar una forma de hacer sindicalismo en la que los intereses de la clase trabajadora van por delante de cualquier tipo de consideración y en la que prepondera lo legítimo por encima de lo legal. Desde luego está claro que la pretensión no era otra que poner freno a la lucha sindical fuera de los juzgados; al sindicalismo combativo que se parte la cara en la calle para defender nuestra dignidad como trabajadoras.
Por suerte por el momento no han conseguido su objetivo. Sin embargo, no debemos olvidar la multitud de causas aún abiertas en Asturies por el conflicto laboral de La Suiza, por los piquetes de la huelga del 8M, por el rechazo a la visita del Bus de Hazte Oír, las multas y casos de la CSI, etc. Y fuera de Asturies, como las condenas a prisión de dos militantes de CNT Logroño, las peticiones penales desorbitadas a anarcosindicalistas en Barcelona y mil ejemplos más que no podríamos citar en este espacio tan pequeño. Y lo que vendrá. Son las consecuencias de enfrentarse a este sistema inhumano.
Durante estos meses, hemos aguantado citaciones para testificar, acoso policial, acoso por parte de los empresarios (sobre todo por parte del propietario de la pastelería y de su hijo, con mensajes y llamadas continuas) … Sin embargo, lo que más difícil ha resultado ha sido lidiar con la campaña de desprestigio llevada a cabo por los medios de comunicación locales, que, cumpliendo su triste papel de hacer de panfleto de la patronal y de la policía, no escatimaron espacio para dar la versión de los empresarios. Versión que se presentaba como verdad inmutable, dando muy de vez en cuando y en espacio reducido el derecho a réplica por nuestra parte, como se pudo ver hace unos días en el diario El Comercio, que se dignó a dejarnos una reducida esquina de una página para informar del sobreseimiento de un caso al que dedicaron páginas completas.
De otros como La Nueva España, no esperamos gran cosa. Un medio que se dedicó a soltar bilis contra nuestro sindicato, que llegó a afirmar que “La CNT se comporta como la mafia siciliana, cobrando el impuesto revolucionario” Y qué decir de su trato contra la ex-trabajadora de La Suiza, de la dijo que (palabras textuales del periodista que redactó la noticia) “ahora es la trabajadora -que responde a las iniciales O. P. R.- quien deberá responder ante la Justicia por la supuesta comisión de una multitud de delitos por los que está siendo investigada: denuncia falsa, obstrucción a la justicia y contra la administración de justicia, además de los delitos de calumnias, injurias y amenazas por los que ya estaba imputada”.
Lo que digan estos especialistas de la desinformación no tendría más importancia si no fuera porque han insinuado que las integrantes de la CNT de Xixón nos lucrábamos con la excusa de defender a las trabajadoras y, por otra parte, han alimentado el mito de “la denuncia falsa” tan utilizada por el machismo contra sus víctimas. Sobra decir que no vamos a entrar en ese falso debate sobre las “denuncias falsas” porque el número de mujeres maltratadas y asesinadas por el terrorismo machista habla por sí solo.
Respecto al lucro personal de quienes militamos en la CNT de Xixón, tampoco hay mucho que decir, simplemente aclarar que es normal que empresarios que utilizan a las personas, las explotan, las exprimen y las desangran para su beneficio personal, sean incapaces de entender el concepto de solidaridad. Es el caso de la mafia hostelera xixonesa y de la mafia de los medios de “descomunicación” locales y nacionales, que no son otra cosa que empresarios que buscan forrarse a cualquier precio.
Más adelante valoraremos qué acciones llevar a cabo respecto a esto. De momento desde la CNT de Xixón seguiremos haciendo lo que debemos hacer: enfrentarnos a quienes quieren explotarnos, esclavizarnos, convertirnos en poco menos que máquinas y robarnos nuestra dignidad como seres humanos. Y por supuesto seguir aunando fuerzas para poner patas arriba este sistema criminal en el que todo vale con tal de que sea rentable para sus gestores y empresarios (grandes, medianos y pequeños), para los que la vida humana “vale menos que el orín de los perros”.
Queremos aprovechar también para agradecer todas las muestras de solidaridad por parte de otras organizaciones así como de personas individuales recibidas durante este tiempo, que demuestran que el germen de una nueva sociedad está siempre presente entre la clase trabajadora.
Que no olviden que aquí seguiremos y que si no hay justicia que no encuentren paz.

[textu n’asturianu]
Va unos díes llegábanos la noticia de que la causa abierta contra la CNT de Xixón por asociación ilícita y grupu criminal pa la estorsión d’empresarios, la de denuncia falsa escontra’l sindicatu ya escontra la ex-emplegada de la pastelería La Suiza fueron sobreseídas. Los contundentes motivos d’esta decisión xudicial vienen reflexaos nel autu, y en resume seríen los siguientes:
1- Denuncia de motivación espuria.
2- Denuncia ad hoc a resultes de l’acción sindical de la CNT nel sector.
3- Denuncia carente de nenguna preba.
4- Denuncia irracional.
Estes denuncies, orquestadas pola creme de la creme de la yá de por si nefasta mafia hostelera xixonesa y por estamentos policiales, pretendíen poner frenu a la CNT de Xixón, asina como ilegalizar una forma de faer sindicalismu na que los intereses de la clase trabayaora van per delantre de cualquier tipu de considerancia y na que prepondera lo lexítimo percima lo llegal. Dende llueu, ta claro que la pretensión nun yera otra que poner frenu a la llucha sindical fora los xulgaos; al sindicalismu combativu que se parte la cara na cai pa defender la nuesa dignidá como trabayaorxs.
Por suerte aínda nun consiguieron el so oxetivu. Sicasí, nun tenemos d’escaecer l’ensame de causes entá abiertes n’Asturies pol conflictu llaboral de La Suiza, polos piquetes de la fuelga del 8M, pol refugu a la visita del Bus de “Hazte Oír”, les multes y casos de la CSI, etc. Ya fora Asturies, como les condenes a prisión de dos militantes de CNT Logroño, los pidimientos penales tresmandaes a anarcosindicalistas en Barcelona y mil exemplos más que nun podríamos citar nesti espaciu tan pequenu. Ya lo que va venir. Son les consecuencies d’enfrentase a esti sistema inhumanu.
Mientres estos meses, aguantemos citaciones para testificar, acoso policial, acoso per parte de los empresarios (sobremanera per parte del propietariu de la pastelería y del so fíu, con mensaxes y llamaes continues) … Sicasí, lo que más difícil resultó foi trepar cola campaña de desprestixu llevada a cabu pelos medios de comunicación locales, que, cumpliendo’l so murniu papel de faer de panfletu de la patronal y de la policía, nun remacariaron espaciu pa dar la versión de los empresarios. Versión que se presentaba como verdá inmutable, dando bien de vez en cuandu y n’espaciu amenorgáu’l derechu a retruque pela nuesa parte, como pudo vese va unos díes nel diariu El Comercio, que se dignó a dexanos una amenorgada esquina d’una páxina pa informar del sobreseimientu d’un casu al que dedicaron páxines completes.
D’otros como La Nueva España, nun esperamos gran cosa. Un mediu que se dedicó a soltar bilis contra’l nuesu sindicatu, que llegó a afirmar que “La CNT pórtase como la mafia siciliana, cobrando l’impuestu revolucionariu” Y qué dicir del so tratu contra la ex-trabayaora de La Suiza, (palabres testuales del periodista que redactó la noticia) “agora ye la trabayadora -que respuende a les iniciales O. P. R.- quien tendrá de responder énte la Xusticia pola supuesta comisión d’un conxuntu múltiple de delitos polos que ta siendo investigada: denuncia falsa, obstrucción a la xusticia y escontra l’alministración de xusticia, amás de los delitos de llevantos, inxuries y amenaces polos que yá taba imputada”.
Lo que digan estos especialistes de la desinformación nun tendría más importancia si nun fuera porque suxurieron que les integrantes de la CNT de Xixón nos lucrábamos cola escusa de defender a lxs trabayaorxs ya, per otra parte, alimentaron el mitu de “la denuncia falsa” tan utilizada pol machismu contra les sos víctimes. Sobra dicir que nun vamos entrar nesi falsu alderique sobro les denuncies “falses” porque’l númberu de muyeres maltrataes y asesinaes pol terrorismu machista fala por sí sólu.
Respectu al arriquecimientu personal de quien militamos na CNT de Xixón, tampoco hai enforma que dicir, a cencielles esclariar que ye normal qu’empresarios qu’utilicen a les persones, esplotar, estrumir y sangrar pal so beneficiu personal, sían incapaces d’entender el conceutu de solidaridá. Ye’l casu de la mafia hostelera xixonesa y de la mafia de los medios de “descomunicación” locales y nacionales, que nun son otra cosa qu’empresarios que busquen forrase a cualquier preciu.
Más palantre vamos valorar qué aiciones llevar a cabu sobro ésto. Pel momentu, dende CNT Xixón vamos siguir faciendo lo que tenemos de faer: enfrentanos a quien quier esplotanos, esclavizarnos, convertinos en poco menos que máquines y robanos la nuesa dignidá como seres humanos. Y de xacíu siguir auniendo fuerces pa poner pates arriba esti sistema criminal nel que tou val namás que sía rentable pa los sos xestores y empresarios (grandes, medianos y pequeños), pa los que la vida humana “val menos que l’orín de los perros”.
Queremos aprovechar tamién pa estimar toles amueses de solidaridá per parte d’otres organizaciones lo mesmo que de persones individuales recibíes nesti tiempu, que demuestren que’l xerme d’una nueva sociedá ta siempres presente ente la clas trabayadora.
Que nun escaezan qu’equí vamos siguir y que si nun hai xusticia que nun atopen paz.

COLABORA CON KAOS