Sobre Syrizas gallegas

Al emisario de la noticia que sigue, pero sólo por ilustrar ignorancias, hube de darle respuesta. Esta era la noticia:

Resumen del tema de hoy

Grupo: http://groups.google.com/group/cex_comunicacion/topics

§  Buenas Noticias desde Galicia: Beiras indica que mantiene la «puerta abierta» al BNG para que se integre en la coalición de Anova y EU, en la que también está Compromiso por Galicia (CXG)

Javier Caso Iglesias <javier.caso.iglesias@gmail.com>; Sep 09 12:21PM +0200

Hola a todos/as: Os traslado una muy buena noticia. La Syriza gallega que propusieron nuestros compañeros y amigos de ANOVA (http://anova-galiza.org/) suma más efectivos, primero fue EU y Equo, luego CXG y existen muchas posibilidades que que el BNG siga el mismo camino. A continuación os dejo el enlace que recoge esta noticia. Un abrazote a todos/as.

Beiras indica que mantiene la «puerta abierta» al BNG para que se integre en la coalición de Anova y EU, en la que también está Compromiso por Galicia (CXG).

No me paré en escribir  la respuesta, sino que  me la encontré a punto, por partida doble, y así fue. Sin traducción, la parte que va en gallego, porque no vale la pena malgastar, en nimiedades,  el tiempo de un traductor.

¿Detrás de Beiras, que hai?

Digo eu que pouco máis. Pero digo, porque penso de xeito particular: Calquera líder político reencarna máis ou menos os intereses vitais dos colectivos sociais que quere representar, en simbiose co grado de confianza que estes lles queiran prestar. Non obstante, tamén sei que a ningún comentarista se lle da por bo avalar o interese dos comentarios que fai tan só co seu pensamento. Precísanse referencias consecuentes coa realidade mesma que aconteza na comarca. De aquí que veña esta cita, antes das que nos importan:“Acompañado por el actual regidor, los ex-alcaldes de Ribeira y miembros de todas las fuerzas políticas,(…) Núñez Feijoo aseguró que Ribeira es uno de los núcleos más importantes de la actividad económica desde el punto de vista de la pesca, la industria y la transformación del mar y del turismo. De igual manera, indicó que si a Ribeira le va bien le irá bien a Galicia y dijo que Ribeira es un concello saneado, lo que definió como la mayor garantía de autogobierno.

Ben é certo que xa estamos en campaña electoral. Mais, a isto ven a mensaxe expresada na condición resultante da cohesión e unidade de partes diferenciadas que un so protagonista afirma representar con toda a seguridade que lle empresta a realidade evidenciada nos feitos que se relatan.

¿Pero que dicir destoutra que no mesmo día di: “Beiras plantea unha «alianza estratéxica» para las elecciones gallegas a BNG, EU y Compromiso por Galicia. Un frente electoral «amplo e popular» contra el PP. (…) La razón del ofrecimiento está en lo que Beiras califica como «unha situación excepcional e de emerxencia» que comparó con la que propició la formación del Frente Popular durante la II República…” Cando é Jorquera quen, sobre tal plan, respondeu que “algúns colectivos empezan a darse conta de que só benefician ao PP. Por iso fan eses chamamentos á unidade, e non se pode primeiro romper o que hai para logo pretender ser paladíns da unidade”? Por irreal, imposible –diría eu– . Ou, se non, o tempo nolo dirá.

AMBROSIO CASENADA.

Por se non fora bastante, se alguén quixera saber de pluma máis afamada quen é Beiras para dereita máis pura, aí vos vai un outro artigo dun ex-aliado de Laxe (PSOÉ), ex-presidente da Xunta, que o foi ó formar parte do famoso tripartito que desprazou ó goberno de un tal Fernández Albor. Certo foi que a traidora manobra ó seu partido, pola parte do admirador de Beiras, só foi froito da ambición; e que detrás dela veu Fraga coa purga para o traidor. Quizabes sexa por isto a causa da admiración que o tal sinte por Beiras, pois é claro que en gustos polos valores burgueses os dous son coincidentes. Bieras tampouco conseguiu nunca ser Presidente da Xunta. E está claro que no BNG tiña un futuro queimado, e pouco máis.

El regreso de Beiras

Autor:Xosé Luís Barreiro Rivas

Fecha:8/9/2012

Xosé Manuel Beiras tiene todo lo que se necesita para no ser un político: una casa preciosa, que mira a la Maía, entre las románticas ruinas de Altamira y las veneradas reliquias de Santa Minia; un piano Petrof, de media cola, en el que puede pasarse las tardes haciendo y escuchando la música de Bartok, Chopin o Granados; una biblioteca que, por más que lea y relea, nunca podrá agotar; y una sensibilidad privilegiada para disfrutar de todo con singular intensidad y provecho.

También tiene un historial académico que lo llenó de fama y reconocimiento; una biografía política que lo convierte en padre fundador del galleguismo contemporáneo, actor privilegiado de la democracia y añorado luchador de mil batallas perdidas y ganadas; y un recuerdo imborrable de su paso por la Universidad y el Parlamento, que le abarrota de público las conferencias, le edita todo lo que quiera escribir, y lo convierte en centro de miradas cariñosas que se dejan sentir donde quiera que vaya. Y para que nada le falte, también tiene amigos que gustamos de sus sobremesas -en su casa o en las nuestras-, y una sensación de plenitud vital que lo hace independiente de todas las pompas y vanidades que la política puede otorgar.

Pero la vida es caprichosa. Y este hombre que lo tiene todo para no ser político, resulta que lo es. Y lo es en grado tan alto, o con voluntad tan intensa, que está dispuesto a correr el riesgo de un fracaso a cambio de servir a sus ideas, a su patria y a la mucha gente que lo tiene por líder. Y por eso lo admiro tanto. Porque yo, que apenas comparto nada de su discurso actual -salvo los valores que no cotizan en las urnas-, y que tengo por principio personal innegociable el no acudir adonde no soy expresamente llamado, considero como un signo de valor y honradez inigualable el ofrecer a la gente todo el capital que se acumula en una extensa e intensa vida, para crear una alternativa que abra el juego electoral, o para aprovechar las pocas oportunidades que resisten la sequía de la crisis.

Como amigo que soy, lo siento por él, y no dudaría en aconsejarle dedicarse más al piano y no volver a subir al atril. Pero como ciudadano, demócrata, gallego, y fervoroso creyente en la buena política, no tengo más remedio que celebrar su presencia y su inmolación renovada en el rudo y serodio escenario de la política gallega, dispuesto siembre a debatir con mediocres, a predicarle a los sordos, a liderar testimonios de baja cotización estratégica y a poner brillantez donde solo se camina reptando.

Por eso quiero decirle que le deseo suerte, y que me gustaría acompañarlo en esta importante batalla. Pero yo no soy soñador ni generoso, y me niego a nadar contra corriente. Y por eso lo veré desde la orilla, admirando su coraje y sintiendo el orgullo de tener en Galicia un político como él.

Outro día, deus mediante, tocaremos outra parte deste tema.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS