Sobre la fotografía

Publicidad

Por José Luis Merino

La escritora estadounidense Susan Sontag se veía a sí misma como una “moralista obsesiva”. Estas son algunas ideas suyas: “La vida del hombre creativo está guiada, dirigida y controlada por el aburrimiento” / “Evitar el aburrimiento es uno de nuestros propósitos principales” / “La inteligencia es un tipo de gusto: gusto por las ideas” / “Amo las limitaciones, porque son la causa de la inspiración”.

En torno a su atracción por lo camp, dijo que era una especie de amor, de amor a la naturaleza humana, añadiendo: “las cosas son camp no cuando se hacen viejas, sino cuando nos liberamos hasta cierto punto de ellas y somos capaces de deleitarnos por el fracaso del intento, en vez de sentirnos defraudados”.

En su libro Sobre la fotografía hay continuas referencias al arte, el cine, la literatura, la publicidad, la sociología y a todo cuanto se mueve por el universo de las imágenes. Observa los modos de ver la fotografía por parte de grandes creadores. Según ella, para la mayoría de esos creadores la cámara fotográfica es un objeto de potencial fascinación.

Coincide con Ansel Adams, al significar que una fotografía no es un accidente; es un concepto. Concede especial atención a Diane Arbus, quien se suicidó en 1971. Para Sontag el suicidio parece garantizar que la obra es sincera. ¿Quizá pensaba en el pintor Mark Rothko? En el caso de Diane Arbus se diría que el suicidio imprime a sus fotografías una impronta más devastadora, como si fuera evidente que para ella habían sido peligrosas.

En efecto, una limitación, como este texto que estoy describiendo en este momento, puede ser causa de inspiración. ¿O no?

[Susan Sontag nació en Nueva York en 1933 y murió, en la misma ciudad, en 2004. Está enterrada en el cementerio parisino de Montparnasse]

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More