Sobre la Democracia en Cuba. ¿Por Donde le entra el agua al coco?

Publicidad

En Cuba se han dado a la tarea de “informar” a los jóvenes principalmente mediante una aplicación que pueden recibir en sus teléfonos, con el propósito de hacerles conocer más el modo en que funciona el poder del pueblo en el archipiélago, para ese fin se elaboró un Cuestionario de 25 preguntas y respuestas sobre nuestro sistema político, como toda esta información es un enunciado oficial que no refleja el verdadero su alcance. Me propuse explicar tal y como son las cosas y la forma en que se castra la verdadera DEMOCRACIA.

Raul en la pasada conferencia del partido dijo:

«Si hemos escogido soberanamente, con la participación y respaldo del pueblo, la opción martiana del partido único, lo que nos corresponde es promover la mayor democracia en nuestra sociedad».

Es penoso que estas palabras puedan tomarse como ejemplo de la mayor distancia entre las palabras y los hechos de un revolucionario Socialista cuya practica no es permitido el empleo tan claro de la demagogia.

Para lograr este objetivo me di a la tarea de contestar ese cuestionario con la verdad, contraria a la versión oficial, destinada a vender una imagen de democracia al pueblo y lo más al extranjero, practica muy empleada en el manejo oficial de la información para dar al mundo una “imagen idealizada” de la Cuba revolucionaria.

Con esto no quiero decir que todas las actuaciones de nuestro gobierno son negativas, pero la precepción existente es que se tiene mucho cuidado en hacer publica todo aquello que pueda afectar la imagen país y el fracaso de las políticas de apertura y cambios ante la comunidad internacional, que generalmente tiene una opinión muy favorable sobre sobre el Gobierno cubano, creo que confunden buenas intenciones con resultados, la realidad con el enunciado normas electorales y nuestro Sistema político.  

 

A continuación las 25 preguntas y respuestas oficiales que se ofrecen a los jóvenes, además mi versión de cuál es la realidad y limitaciones de nuestra democracia. Si en nada coincidimos no es por pura casualidad.

 

 

1 ¿Cómo el pueblo cubano ejerce el poder?

—Directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan, según las normas fijadas por la Constitución y las leyes.

El pueblo no ejerce el poder en ninguna forma, la ley electoral esta preconcebida precisamente para que el elector cubano no tenga poder de decisión alguno, pues en las elecciones  por su voto directo y secreto  solo elijen al Delegado  de las Circunscripciones entre un numero de nominados que pueden llegar hasta ocho, pero que ahora por regla generalizada se ha establecido una elección binominal, el electo, representan a los electores y son delegados a la Asamblea Municipal, los cuales además son nominados directamente por el pueblo, a este nivel termina efectivamente el poder del pueblo.

El presidente del Poder Popular Municipal se elige por los delegados a la asamblea Municipal, de la cual también es miembro el nominado para Presidente y el nominado para vicepresidente, la elección se realiza, marcando dos cruces en la casilla del propuesto como presidente y una cruz para el vice presidente. Aquí termina la representatividad directa muy común en las democracias representativas del continente y lo más conocido, a diferencia del sistema electoral de los estados Unidos quizás el segundo menos democrático de los que conozco después de Cuba, que es la versión más burda, cuando el socialismo debía darle al pueblo la mayor y mejor democracia.

En las demás Asambleas del Poder popular los Delegados a la Asambleas Provinciales del Poder Popular  y los Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular son nominados por La Comisión de Candidaturas, aquí aparecen los súper electores  de las Elecciones de los Estados Unidos, valga la semejanza, esta comisión de acuerdo a sus orientaciones revisan o analizan a miles de ciudadanos y definen la composición futura de los Delegados Provinciales y los Diputados  a la Asamblea Nacional del Poder Popular, porque los nominados son propuestos en listas serradas donde el número a elegir es igual al número de candidatos en un ejercicio de tómalo o déjalo, aunque en ambos casos son electos por los delegados a las Asambleas Municipales su voto no vale pues ni eligen ni dejan de hacerlo.  Es a lo que yo llamo representatividad de tercer grado pero sin “Consanguinidad”.

Continuara.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More