Sindicato metalúrgico sudafricano ratifica continuación de huelga

El grupo público de suministro eléctrico aclaró que sus trabajadores, miembros de Numsa, no podrán participar en la acción de protesta porque pertenecen a un campo económico de alto valor social e industrialmente prioritario.

A inicios de semana se había anunciado que la masiva dejación de labores tendría impacto en el suministro energético, en industrias de ingenierías y metales, y además perjudicaría a 10.000 medianas empresas de servicios públicos y bienes de consumo.

Nuevos análisis financieros indican que la medida de fuerza de 220.000 afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos (Numsa) -que tiene 338.000 miembros activos- perjudicará sobre todo al sector manufacturero automotriz.

El Secretariado General de Numsa informó la víspera que el sindicato está pidiendo un alza salarial nacional de 12 por ciento, acorde con el desnivel actual de la inflación, pero en el caso de la provincia Gauteng (la más poblada) la demanda que están considerando es de 15 por ciento.

Millares de trabajadores sudafricanos en los sectores de metales e ingeniería bajaron desde ayer sus herramientas, un hecho que aconteció a solo una semana después de resuelta una prolongada huelga minera que indujo una recaída del PIB trimestral nacional.

Esta protesta difiere en el marco político de la anterior, liderada por el gremio Amcu, porque la federación sindical progubernamental Congreso de Sindicatos (Cosatu) declaró su total solidaridad con las demandas de Numsa.

La economía sudafricana se contrajo 0,6 por ciento durante el primer trimestre y expertos están pronosticando una discreta expansión industrial de 1,7 por ciento tope para este año, cifra que sería su peor desempeño desde la recesión de 2009.

Fuente: PL

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS