Sigue la Huelga Amazónica en Perú

Publicidad

Indígenas anuncian radicalización de huelga en selva peruana

Los nativos desde el inicio de la huelga mantienen ocupadas las estaciones petroleras 4 y 5, en Loreto, y 6 de Amazonas, todas de la estatal Petroperú, y bloquean el pase en varios ríos de la selva peruana, que representa el 60 por ciento del territorio nacional.

Los indígenas peruanos que mantienen ocupados tres campos petroleros desde hace tres semanas radicalizaron hoy sus protestas con la toma de barcos de la empresa brasileña Petrobras, para exigir al gobierno que derogue varias leyes que supuestamente desconocen los derechos de las comunidades selváticas.

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) -la organización que lidera las protestas-, Alberto Pizango, le dijo a dpa que los nativos siguen en "pie de lucha" en los departamentos de Amazonas, Cusco, Loreto y Ucayali.

Según Pizango, a los 10.000 indígenas que cumplen con las acciones de fuerza desde el 9 abril se sumarán en las próximas horas otros 8.000 de los departamentos de Junín y San Martín.

Los nativos desde el inicio de la huelga mantienen ocupadas las estaciones petroleras 4 y 5, en Loreto, y 6 de Amazonas, todas de la estatal Petroperú, y bloquean el pase en varios ríos de la selva peruana, que representa el 60 por ciento del territorio nacional.

Asimismo, Pizango denunció lo que llamó una "provocación", pues un buque de la Marina "rompió el cerco" en el río Naplo, en Loreto, unos 1.100 kilómetros al nororiente de Lima, dañando varios botes de los nativos, aunque sin que se reportaran daños personales.

En Ucayali, a 800 kilómetros al este de Lima, unos 3.000 nativos se encuentran en huelga y tomaron algunos barcos de la empresa petrolera brasileña Petrobras al redicalizar la medida.

El gobierno peruano dispuso la militarización en algunas zonas de la selva, como Bagua e Imaza, denunció Pizango, quien dijo que la radicalización de las protestas se debe a la "indiferencia del gobierno" ante los reclamos.

Las comunidades demandan la derogatoria de diez decretos legislativos que el gobierno del presidente Alan García promulgó para adecuar la legislación peruana al Tratado de Libre Comercio firmado con Estados Unidos.

"Esos decretos legislativos son lesivos a los derechos de los nativos y atentan contra la soberanía nacional, ya que se pretende entregar los territorios de las comunidades a las grandes empresas extranjeras", señaló Pizango.

En agosto pasado, tras dos semanas de huelga indígena, el Congreso anuló otros dos decretos relacionados, lo que García consideró entonces "un grave error histórico".

Pizango demandó la derogatoria de los decretos sobre territorios, recursos hídricos y asuntos forestales que, entre otras cosas, permiten según los indígenas la tala indiscriminada de árboles, la privatización de recursos naturales y la contaminación del ambiente con la exploración y explotación de hidrocarburos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More