Shangay Lily a los movimientos sociales en lucha: «Habéis triunfado. Habéis encontrado la grieta del sistema»

Publicidad

…para participar de la mesa “Información y movimientos sociales en la calle” integrada por Carlos Huerga de la PAH, Carmén Suárez del Hospital Universitario de la princesa, Claudia Villa, representante del movimiento Marea verde, José Angel Gimenez, ex trabajador de Telemadrid y Shangay Lily, periodista. La moderación estaba a cargo de Pepe Mejía.

Durante dos horas y media estos y estas activistas contaron sus experiencias de lucha, su relación con los medios, reflexionaron acerca de las diferentes formas de organización, resaltaron las formas asamblearias y colectivas y hablaron de temas claves como la urgente necesidad de democratización de los medios, los mecanismos de control, la criminalización.

Estuvimos allí y trataremos de volcar en estas líneas los principales momentos de este debate que ha sido definitivamente de los imprescindibles.

El colectivo de trabajadores y trabajadoras, apoyados por la población de referencia y arropados por los medios de comunicación consiguió su objetivo: mantener el modelo de hospital”  Carmen Suárez portavoz de lxs trabajadorxs del Hospital de la Princesa

Sobre la lucha de sanidad, Carmen comentó que un 30 de octubre se iniciaría una crisis absolutamente inesperada para quienes trabajaban allí: En horas previas a un feriado puente, las autoridades anunciaron un súbito cambio en ese centro. De ser un hospital asistencial, docente y de investigación, se cambiaba su objetivo como institución y lo transformarían en un centro geriátrico.

Si bien en un principio esto impactó con fuerza y descolocó a la gente, no tardaron en reaccionar y surgió un movimiento desde abajo, plural, gestionado en forma eficiente y ordenada.

Se crearon comités para interactuar con los medios, conseguir entrevistas, informar lo que sucedía, surgió rápidamente un blog propio y empezó a rodar la información. En 24 / 48 horas se había generado un movimiento social-comunitario que contó con una gran respuesta de la población. Esto fue señalado como un logro porque a pesar del estigma del barrio Salamanca como que no tenían una historia o capacidad para movilizarse socialmente, esto no fue así, se consiguieron 500 mil firmas a favor de este movimiento.

Otro gran aliado, menciona, fue el papel que jugaron los medios para poder obtener el éxito definitivo, resaltó que fueron tratados con un respeto absoluto, que no interfirieron nunca en sus negociaciones…. «Salimos en medios europeos, norteamericanos y revistas médicas de gran impacto». Finalmente concluyó diciendo que el colectivo de trabajadores y trabajadoras, apoyados por la población de referencia y arropados por los medios de comunicación consiguió su objetivo: mantener el modelo de hospital que siempre había sido.

En el 2008 la escuela publica ya estaba en peligro. Madrid iba a ser la avanzadilla de las políticas neoliberales” dice Claudia Villa de la Marea verde.

«Las primeras acciones llevadas a cabo por padres, madres, alumnxs y profesorxs no tuvieron en principio repercusión mediática. La Comunidad de Madrid encaró sistemáticamente campañas de desprestigio de profesores y profesoras en lucha» denuncia Claudia.

Cuenta que en el 2011 ya se habían propuesto romper con esas campañas que aparecían siempre en momentos estratégicos: Primero,  la Consejería lanzaba las campañas contra sus profesorxs, luego cuando esta matriz mediátiva se encuentra reposicionada por los medios lanzaba las medidas contra la enseñanza pública.

Y así comenzaron a luchar, organizadxs en forma asamblearia, en un movimiento que agrupa a todas las persona, colectivos, sindicatos o plataformas que quieran defender la enseñanza pública, de cero a 100 años, proponiendo un funcionamiento horizontal y democrático. Con toma de decisiones en cada centro, en cada plataforma.

Esa forma, continúa diciendo Claudia de la Marea verde, fue absolutamente novedosa, por el tratamiento de la información y por la horizontalidad. Lo fundamental, agrega, fue pensar en cuál sería la forma de poder escuchar a las bases: Pues sencillo, en asamblea abierta, trabajando lo que nos une, reflexionando acerca del modelo de escuela que queremos, de calidad… Y contra el trasvase de fondos públicos a centros privados, por un empleo digno, contra el cierre de centros públicos, contra la ley LOMCE.

Haciendo historia

Hay un hito en el reflejo mediático, dice Claudia, y lo marca el diario El País que el 20 de julio del 2011 recoge una asamblea con una foto. Luego vendrían las movilizaciones y el encierro de 19 días que sería reflejado por la prensa escrita, las radios y la televisión. Huelgas, manifestaciones…los medios lo recogen todo.

Fue la prensa la que los bautizó como marea Verde.

La criminalización de las luchas

“Por otra parte, los medios cuentan historias y detrás de esas historias hay personas. Pués bien, las autoridades comienzan a criminalizar a las personas que se quejan. Allí aparecen lxs represaliadxs, expedientadxs. De hecho aprovecho este espacio para denunciar que tres compañeras fueron acusadas y sancionadas con días sin empleo y sueldo.”

Qué pasa en el perídodo actual? En marzo el CIS muestra un apoyo de entre el 70% y el 78% a lxs profesorxs de todos los niveles de enseñanza. Ante estos datos impactantes de apoyo ciudadano la Consejería de la Comunidad de Madrid contraataca: publica un informe demoledor sobre los y las docentes que es recogido por todos los medios y tiene como único objetivo desprestigiar a los y las profesoras.

“Y hay una denuncia muy grave que quiero hacer y es que en un encierro de delegados electos nos prohibieron comer: esto no lo publicaron los medios. La represión fue muy fuerte porque revisaron el edificio en busca de comida, destruyeron la que encontraron, amenazaron a quien hiciera llegar comida a lxs que estaban en el encierro. No solo se acalló mediáticamente el encierro sino el hecho de que no nos dejaran comer. Y en este caso no solo se pone en juego la enseñanza pública sino las libertades”.

Así que desde este espacio, concluyó, quiero decir que la comunidad de madrid sigue lesgislando por decreto y que haya independencia política enlos medios. Y hago un llamado a la huelga del 9 de mayo y que se realice una intensa cobertura.

Solo nos tomaron los medios que se beneficiarían con el cierre de Telemadrid porque se quedarían con su propaganda” dijo José Angel Gimenez, ex trabajador de Telemadrid.

“Esta es una lucha que lleva 11 años, desde que esperanza Aguirre accedió al poder, dijo Giménez. Llegó el 11-M y ahí se desataron. Cuando vimos a una periodista de la casa, salir al aire y decir: ¡Fue ETA!  tomamos dmensión de la gravedad. Eso lo podía decir un ministrio en base a informaciones fidedignas, oficiales de estado, pero no puede un o una periodista aportar esa información. ¿Con qué motivo? ¿Con qué objetivos? ¿De dónde salía esa información?”

La destrucción de Telemadrid

“Vimos como se iba destruyendo Telemadrid. Despidos de periodistas, contrato fuera de convenio vulnerando las condiciones de empleo público. Se contrataban, supervisores, coordinadores, supervisores de supervisores… y venía el primo de un diputado del PP; la mujer del policía que era guardaespaldas de tal ministro, el hermano de tal, para sustituir a peridostas que querían trabajar profesionalmente. Todo eso, más la profunda manipulación facilmente constatable hace que caiga Telemadrid, que baje espectacularmente los niveles de audiencia.»

Surge el ERE

“El ERE es concuencia pública de nuestra lucha, de no aceptar que un medio público sea propiedad del poder. No hay herramientas en esto que llaman democracia. No se puede frenar la apropiación de un servicio público por parte de un partido político. Las autoridades locales y euro peas dicen que la manipulación no puede demostrarse, aunque podamos ver fotos de manifestantes griegos tirando piedras en una noticia que publican de una manifestación en Barcelona.»

«Los medios están en manos de los dos partidos y los focos de poder económico, eclesiástico, financiero» denuncia José.

«¿Por qué nos despiden a todos? Porque si dejan dos operadores o dos cámaras cuando se hace un ERE, debe quedar entonces algún representante sindical y ellos no quieren cerca a ningún representante sindical.»

«En Telemadrid conocíamos a los medios, Telemadrid es un medio de comunicación atravesando un conflicto laboral, pero…Perro no come perro y esto se cumple a rajatabla. Solo nos tomaron los medios que se beneficiarían con el cierre de Telemadrid porque se quedarían con su propaganda.»

«Desde Telemex nos hemos insertado en todas las plataformas y los movimientos sociales en lucha. Hay que estar en todas las luchas. Un medio libre e independiente debe dar cobertura a las luchas y diferentes protagonistas sociales.»

«Respecto del ERE pelearemos a los tribunales hasta el final.”

Con un millón 400 mil firmas y entre el 80% y el 90% de la opinión pública a nuestro favor, ya no podían hacer de cuenta que no existíamos” Carlos Huerga, portavoz de la PAH

Carlos comienza diciendo que hay tres etapas detectables entre la PAH y los medios de comunicación.

La primera fue hasta que suge el 15M y hasta 6 meses después. Las convocatorias ante los desahucios tuvieron mucha repercusión mediática. El 15M aumenta significativamente el número de plataformas.”

Había dias en que los medios publicaban todos los desahucios. Hasta nos llamaban a los programas de TV y radio” recuerda Carlos. “Aún no habíamos propuesto medidas, estábamos en la fase solo de pararlos.”

En la segunda etapa, el foco mediático se apartó. Había más desahucios, pero ya no estábamos de moda. Hasta que la gente comenzó a suicidarse y entonces reaparecen los desahucios en la escena pública. En ese momento aún no teníamos las miles de firmas, el poder temía mucho el problema de los desahucios. Por eso se apartaba a la PAH. Porque había miedo y no convenía que la PAH apareciera.  La tercera etapa: ya hay 1.400 mil firmas. Ya no se nos podía dejar aparte. Proponíamos medidas con apoyo popular (la ILP). Entre el 80% y 90% de la opinión pública a favor de esas medidas. Ya no nos podían apartar. La gente se seguía suicidando a pesar de ese inútil Real Decreto. “

Ante eso se evidencian dos vertientes. La primera era la encarnada por muchos medios de comunicación que intentaban negar los desahucios. No había desahucios en España! La segunda era la de criminalizar a las personas desahuciadas, diciendo “Nadie les ha puesto la pistola en la cabeza para que firmen las hipotecas”.

Frente a esta arremetida la respuesta de la PAH no se hace esperar. Sacan dos videos. El primero “de afectado a diputado” en el cual intervenían las personas afectadas e intentaban dar respuesta a esas mentiras de los medios de comunicación. Demuestran que hay desahucios y un mensaje potente: Hay vidas en juego.

Las redes sociales jugaron un importante papel en este video por el alto nivel de difusión que alcanzó.

Con la ILP sacamos el tema de los escraches. En un primer momento invitamos a los diputados a venir a las asambleas, una vez que ninguno/a se había hecho presente en esas asambleas entonces los y las activistas se acercaron a lxs diputadxs. Como es conocido, esto implicó una fuerte criminalización por parte de los medios, desde que somos nazis hasta que somos ETA. La realidad es que molestamos y no desistirán hasta lograr desprestigiarnos.”

Los movimientos sociales en lucha habeis triunfado. Habéis encontrado la grieta del sistema” Shangay Lily

Shangay comenzó diciendo (con plena justicia) que si bien se le había presentado como periodista, quería rescatar sus orígenes y su trayectoria de activista que proviene del feminismo, del que dijo que había sido la primera revolución sin derramamiento de sangre.

Alertó del riesgo de que desde el poder,  se intente fagocitar a los movimientos sociales para incluirlos en el sistema y aparecer como grandes demócratas.

También denunció los diferentes usos que el sistema quiere darles. “En el caso de la PAH, le sirve para criminalizarlos y convertirlos en nazis, así quienes ejercen el poder aparecen como víctimas (en este caso el PP y la Iglesia, “esas grandes víctimas que matan”).

Toda esta estrategia les ha servido para reforzarse, para buscar antagonistas que los hagan aparecer como protagonistas. Naomi Klein profundiza y advierte en como el sistema busca crear un sentimiento de derrota, con frases o ideas tales como “Al sistema no se lo puede vencer”…

Pues no!  Todos estos movimientos son ejemplo de que no es así. Son ejemplo de triunfo. Y les digo: Sois un triunfo, hay que buscar la grieta del sistema donde colarse y vosotros habéis encontrado esa grieta.

El sistema está moribundo y decadente. Pueden utilizar los medios de comunicación para ocultarlo, pero por algo están nerviosos. Pero que esto está moribundo, lo está. Un dato simple: el petroleo se está acabando y no se han encontrado alternativas.”

Al inciarse el debate se le preguntó cuáles eran las herramientas de las que disponían los movimientos sociales para eviar la coptación de las organizaciones por parte del estado.

Y Sahgay Lily respondió que había herramientas: “Ser honestxs, solidarixs, interactuar entre los diferentes movimientos, no sectorizar, unificar las luchas. Seguir buscando grietas en el sistema que está moribundo. La iglesia tiene más poder que nunca, más dinero que nunca pero sus iglesias están vacías. Poder tener un visión más holística de las situaciones, poder distanciarse para verlas mejor y reflexionar.

Ante otra pregunta acerca del exceso de información existente, Shangay Lily señaló que ha habido una sofisticación de los mecanismos de control sobre las disidencias. Antes había falta de información y hoy en día la estrategia es la de sepultar al interlocutor con un exceso de información, y una información con determinadas características: para que se pierda lo importante, para que no haya espacio de reflexión…

Total que esas dos horas y cuarto fueron insuficientes, esperamos se repitan estas mesas, estos debates, estos intercambios necesarios entre activistas, integrantes de movimientos sociales y medios de comunicación.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More