¿ Sevilla nos roba o nos roban los de siempre?

Paco Cabello, militante de DEFENDER GRANADA.

Publicidad

Cuando se acerca la fecha del 40 aniversario de la aprobación del Estatuto de Autonomía de Andalucía y cuando el gobierno autónomo se encuentra en manos de la derecha privatizadora y conculcadora de derechos, medio centenar de asociaciones, colegios profesionales y sindicatos – nos dicen – preparan una manifestación con fecha de 15 de marzo “contra el “desequilibrio territorial” que los convocantes atribuyen al centralismo sevillano que, según los convocantes, roba y usurpa los recursos de Granada.

Para los impulsores de esta supuesta  movilización ciudadana, el «centralismo en torno a la designada capital de la comunidad ha quebrado el pacto autonómico, al aglutinar prácticamente todo para sí». Curiosamente, estos argumentos, tradicionalmente esgrimidos por la derecha política que, primero negó y, luego, aceptó a regañadientes el proyectado auto gobierno de los andaluces, ahora vienen, pretendidamente, a ser asumidos por la sociedad civil granadina a través de organizaciones y asociaciones que han descubierto que el motivo de todos nuestros males proviene del “pertinaz centralismo sevillano”.

Un preámbulo a todo este deleznable espectáculo que granadinos y granadinas tendremos que soportar en breve ya lo tuvimos en el “el abrazo al Parque de las Ciencias”. Tal abrazo, impulsado nominalmente por el concejal Antonio Cambril y la coalición electoral que lidera desde su minoritaria representación en el Ayuntamiento de Granada, fue gustosamente cedido por el edil citado a la “sociedad civil” que aglutinó a unas dos mil personas a las puertas de la instalación museística.

Ahora, y ante la nueva convocatoria, no es muy difícil entender quién está detrás y quién ha encendido la mecha de esta nueva protesta. Del propio Cambril y su coalición electoral a la que no dudó ni un segundo en sumarse el PSOE, partió la iniciativa que es ahora falsamente atribuida a organizaciones y asociaciones profesionales y de diverso pelaje.

Si desde el PSOE e IU-Podemos ha partido esta iniciativa que pretende confrontar de esa manera el gobierno neoliberal de la Junta que no pudieron frenar en las urnas, bien debieran preguntarse cuáles han sido los errores que han cometido para perder el gobierno municipal y el de la Junta, los primeros, y el obtener una tan exigua representación los segundos. Pero, no, no hay reflexión que valga: la culpa es de Sevilla.

El barrio más pobre de todo el Estado Español se encuentra en Sevilla, los índices de desempleo y desigualdad social de la provincia sevillana superan a los de Granada, pero el mantra de “Sevilla nos roba” siempre servirá para arrancar unos cuantos millares de votos.

Para Cambriles y Cuencas las privatizaciones de servicios públicos, la inacción en políticas sociales, la ruina del mundo rural traída por la agricultura y la explotación industrial del territorio, los desahucios, el desempleo, en fin, todos nuestros males, proceden de Sevilla.

Más vale que reconocieran que las políticas de unos -que nos gobernaron ininterrumpidamente 40 años- nunca fueron muy diferentes de las que hoy gobiernan Andalucía y de que las alternativas de los otros no existen ni se las esperan.

El cóctel de asociaciones y entidades que se disponen a protagonizar y a servir de convocantes en la protesta del 15 de marzo bien debieran tentarse la ropa y mirar un poco más allá para comprender que están siendo utilizados por los aprendices de brujo de la política provincialista y provinciana granadina.

Por nuestra parte, volveremos a esgrimir el principio de igualdad y de justicia social que el proyecto de un real auto gobierno andaluz tuvo en 1980 y que los predecesores políticos de Antonio Cambril y Francisco Cuenca tanto se esforzaron en quebrar, fomentando el desequilibrio en todos los territorios de Andalucía y robando el sueño que fue el sueño de los propios granadinos y granadinas.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More