¿Seremos capaces de encontrar altenartivas?

Cuando se comenzaron a sentir los efectos en la ciudadanía de la terrible crisis que azota el actual sistema económico en el que nos encontramos los que queremos ser denominados “países del primer mundo”, ni por asomo podría imaginar hasta donde ha llegado el desmesurado, atroz e implacable apetito devastador del Capitalismo en todas sus facetas. Viendo como se desarrollan los hechos creo que tampoco se pueda prever el alcance que tendrá en un futuro.

Por primera vez, tal vez en la historia, hemos sentido la cruda realidad: estamos sujetos a directrices externas y los Gobiernos tienen tan solo un pequeño margen de maniobra. Queda evidenciado que estamos siendo chantajeados por el mayor TERRORISTA que ha habido en la historia mundial, denominado, certeramente “Terrorismo financiero”.

Yo he sido el primero en manifestar no estar conforme con ciertas políticas antisociales que se están llevando a cabo desde el Gobierno, pero imagino la presión a la que debe de estar sometido por parte de los especuladores.

Estamos en el punto de mira del F.M.I., y estoy seguro que tras Portugal, seremos el siguiente país al que acudan a rescatar, se establecerán nuevas medidas que seguirán perjudicando a clases medias, bajas, y que no afectarán a las clases altas. Los bancos seguirán generando beneficios, la deuda externa se verá incrementada con este rescate generándose literalmente una bola de nieve que irá rodando y desconocemos el tamaño que alcanzará.

A estas alturas, viene el Partido Popular con idioteces criticando las impopulares medidas del Gobierno, ni ellos ni nadie va a evitar lo que se nos viene encima. Estoy completamente seguro que las actuaciones que hubiese acometido en caso de haber estado en el poder hubiesen sido muchísimo más agresivas.

Creo y confío que así sea que el PSOE quiere tender un paraguas para evitar que venga el desastre, o al menos para amortiguar los daños que éste pueda ocasionar, y no dudo lo más mínimo que el Partido Popular, si hubiese sido el que gobernase, cedería en todos los puntos que se le exigieran, y que, desde luego, los recortes a los que nos han sometido, serían muchísimo mayores.

Creo que es de verdaderos estúpidos creer que el Partido Popular nos ayudará a salir de la crisis, el Partido Popular es el Partido de las clases altas, de las clases que históricamente han estado a favor del Capital y en contra de los intereses de trabajadoras y trabajadores. Y lo peor de todo, es que lo tenemos tan sumamente asumido que no nos escandalizan sus casos de corrupción, parece que se les perdonen porque son así, y como tal hay que aceptarlo, en cambio, cuando surgen problemas de corrupción en Partidos de la izquierda, dígase PSOE ya que al ser el único que ha ostentado el Gobierno de la nación ha tenido más facilidad para caer en la tentación, como así ha ocurrido en varios casos, pero a nosotros y nosotras, a las personas de izquierdas no se nos perdona la corrupción, debemos ser honestos, cosa que no se exige al Partido Popular, por lo que la conclusión es que aceptamos con total normalidad cuando actúa deshonestamente.

Trabajadores y trabajadoras, clases medias y bajas, quienes están desprotegidos social y laboralmente, es decir, las clases a las que jamás representaría el Partido Popular, debemos asumir nuestra responsabilidad con nuestros representantes, es hora de recriminar a estos colectivos su voto al Partido Popular “ELLOS NO VAN A HACER NADA POR TI”.

¿Y el Partido Socialista?, como dije anteriormente, confío y espero que esté actuando de esta forma para que el F.M.I. nos quite de su punto de mira, que no acuda a ¿rescatarnos? por la situación en las que nos podría dejar con dicho ¿rescate?.

Pero creo que llega un momento en que se ha de romper, y si no lo hacemos ahora, lo haremos más adelante, y de una forma más traumática. Romper con las ataduras y con las mordazas que nos impiden ver un futuro esperanzador.

Desde el F.M.I. no se cansan de pedirnos más, recortes en Sanidad, Educación, Salarios, Prestaciones Sociales, etc., es decir, un desmantelamiento total de cualquier derecho de la ciudadanía, y seguimos cediendo, con ese pequeño margen de maniobra al que estamos sujetos, cedemos y cedemos, pero ¿hasta cuando estamos dispuestos a ceder? ¿No hemos llegado a un punto en el que debemos plantar cara a los TERRORISTAS?.

El Estado ha de asegurar el bienestar de las personas que residen dentro de su territorio, quizá no estemos preparados ni educados para asumir el vivir o actuar de una forma distinta a como venimos haciéndolo, pero de una u otra forma, tendremos que aprender a hacerlo, o guiados por los terroristas cediendo a todas sus pretensiones, o buscando una nueva fórmula implicando a países que han sido o están siendo objeto de desmantelamientos a favor de los mercados.

Indiscutiblemente vamos a ser testigos de un cambio en nuestra forma de vivir y de entender la vida, queda a nuestra elección si este cambio supondrá seguir mirando el futuro con miedo e incertidumbre, o si estamos dispuestos a trabajar para unir esfuerzos con países que están buscando una fórmula para vivir honestamente como país dentro de un marco internacional, pero no esclavizados por la avaricia asesina del capital. En éste último caso, el P.S.O.E., puede jugar, si quiere, un gran papel.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS