Ser o no ser, ésa es la verdadera política

Publicidad

A mí Pedro Sánchez me parece un pijo jugando a ser un socialista, pero no creo que sea ningún racista. Es sólo un prisionero de los nuevos ricos que el PSOE de Felipe creó, preso de Susanita, una tripera sin pensamiento politico de izquierdas conocido.
Quienes desde PP y Ciudadanos quieren hacerle sangre con la presunta sacudida de manos tras dársela a unos negritos, deberían recordar, que unos ordenaron disparar pelotazos de goma a los negritos que trataban de llegar a suelo Español nadando, con la consiguiente muerte de muchos de ellos por ahogamiento y contusiones, y que los otros no los criticaron por ello. También deberían recordar lo poco que les importan los refugiados, muchos de ellos niños,que se ahogan en el mar mientras ellos miran pa otro lado.
El PSOE de Zapatero también hizo sus pinitos en esto de lo inhumano, como aquella devolución en caliente a Marruecos de subsaharianos que la policía del dictador Mohamed VI pretendía abandonar en el desierto y que probablemente así sucedió, cuando los periodistas europeos ya no pudieron acompañarlos más.
Nunca podré olvidar aquella negrita llorando desconsolada en aquel bus de la muerte mientras se adentraban en el desierto. Nunca podré olvidar mientras decía «please» una y otra vez entre lágrimas. Tampoco podré olvidar los gritos de aquel otro que trató de escaparse por una ventanilla, pese a que estaba esposado al bus o a otro compañero y cuya maniobra lo dejó en una postura tortuosa que le arrancaba gritos indescriptibles.
Ahora Pablo Iglesias dice que admira al presidente que permitió aquello, Zapatero. Un presidente, que hizo una de las reformas laborales tan dañinas para los trabajadores, la misma que Iglesias dice que quiere derogar.
A la vez dice que es socialdemócrata y que es o le mueven presidentes como Allende o Pepe Mujica. Pepe es socialista y Allende lo era aún más y ser socialdemócrata no es ser socialista.
Lo siento, pero para parecerte a Allende o siquiera a Mujica tienes que pasar toda una vida de lucha, sacrificio y actos de corazón por el pueblo sencillo y trabajador. Admirar a Zp y a Allende a la vez es como decía Jesucristo: no se puede servir a dos amos al mismo tiempo. Todo vale en este tiempo de mentiras llamado campaña electoral.
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More