República Dominicana. Senado aprueba de “urgencia” Código Penal que castiga el aborto en cualquier circunstancia

12

Las organizaciones feministas, especialistas médicos y otros sectores, habían recomendado que se permitiera a la mujer decidir sobre la interrupción no de los embarazos en los casos en que se determine que el feto o embrión padezca una alteración estructural congénita o genética de carácter letal; cuando el embarazo fuera resultado de una violación sexual o de un incesto, y cuando estuviera en peligro la vida de la madre.

El Senado de la República Dominicana aprobó de urgencia este miércoles y en dos sesiones consecutivas el Código Penal, con sus modificaciones.

La pieza, que se convirtió en ley, ya que había sido sancionado por la Cámara de Diputados, dejó sin cambio el castigo a la interrupción del embarazo en cualquier circunstancias y sin hacer ninguna excepción.

Las organizaciones feministas, especialistas médicos y otros sectores, habían recomendado que se permitiera a la mujer decidir sobre la interrupción no de los embarazos en los casos en que se determine que el feto o embrión padezca una alteración estructural congénita o genética de carácter letal; cuando el embarazo fuera resultado de una violación sexual o de un incesto, y cuando estuviera en peligro la vida de la madre.

El Código Penal tiene una disposición especial que ordena que el aborto sea materia de una ley especial que deberá aprobarse y promulgarse en el futuro, aunque no define el tiempo. Esa propuesta fue sometida en la Cámara de Diputados por el reformista Víctor (Ito) Bisonó, para complacer la exigencia de las iglesias Católica y Evangélica.

A partir de su promulgación, el Código Penal castigará la interrupción de los embarazos con penas de 2 a 3 años de prisión, si fuera practicado por parteras, “brujas” y otras personas no profesionales de la medicina. Si se tratara de médicos, farmacéuticos y otros profesionales de la salud y ciencias relacionadas, entonces el castigo será de 4 a 10 años de prisión.

Conforme a lo que había aprobado la Cámara de Diputados, el Código Penal tiene una disposición especial que ordena que el aborto sea materia de una ley especial que deberá aprobarse y promulgarse en el futuro, aunque no define el tiempo. Esa propuesta fue sometida en la Cámara de Diputados por el reformista Víctor (Ito) Bisonó, para complacer la exigencia de las iglesias Católica y Evangélica.

El senador Julio César Valentín (PLD-Santiago) se mostró a favor de la interrupción del embarazo en los casos de las citadas tres causales, pero no obtuvo apoyo de sus colegas. El presidente de la comisión de Justicia del Senado, Arístides Victoria (PLD-María Trinidad Sánchez); el vocero del PLD, Rubén Darío Cruz (Rubén Toyota/PLD-Hato Mayor) y José Rafael Vargas (PLD-Espaillat), argumentaron en contra del senador de Santiago.

Victoria Yeb consideró que cualquier tipo de aborto equivaldría a arrancarle la vida a un ser humano ya concebido. Dijo que el artículo 37 de la Constitución consagra el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte.

Sobre los casos de embarazos a causa de una violación sexual, argumentó que no se puede cometer un crimen contra el feto cuando al violador no se le puede aplicar la pena de muerte, ya que no existe en el país.

En primera lectura por 19 de los 20 senadores presentes aprobaron el Código Penal, y en segunda, por todos, incluyendo a Julio César Valentín, que en la primera votó en contra.

Penas contra el femicidio

El Código Penal aprobado castigará el femicidio (asesinato de la mujer) con 40 años de prisión, y también establece la acumulación de las penas hasta los 60 años de prisión. De esta manera, la pena máxima fue elevada de 30 a 40 años de cárcel.

La ley será enviada al Poder Ejecutivo para su promulgación o su observación.

15 de diciembre de 2016

 

 

www.acento.com.do/2016/actualidad/8410749-senado-aprueba-urgencia-codigo-penal-castiga-aborto-cualquier-circunstancia/