Segunda carta abierta a la militancia comunista

Publicidad

Para empezar esta carta debería recordar previamente la primera y reafirmarme en el fondo de la propuesta que se hacía http://elcomunista.net/2014/11/15/carta-abierta-a-las-y-los-comunistas/. En los diferentes debates que pude tener derivados de tal texto me encontré con opiniones totalmente dispares, como que no detallaba nada o que detallaba demasiado los pasos a seguir, que las cúpulas están corruptas, que el PCE está perdido, que la propuesta era absurda…

Opiniones hay demasiadas, y como todas las personas que llevan adelante algún tipo de organización, “lo que hace falta es voluntad”. Me alejo de vuestro discurso, el plano ideológico queda fuera cuando los fascistas siguen matando impunemente y no hacemos algo para evitarlo https://kaosenlared.net/no-es-solo-futbol/, prefiero discurrir por el cauce de los sentimientos que, por irracionales, son más difíciles de corromper.

Es fácil ver los errores ajenos mientras se justifican los propios, pero lo difícil es reconocer cuando uno se ha equivocado (sobre todo si esos errores han causado grandes desastres). Tras salir decepcionado de organizaciones grandes y pequeñas, finalmente acabé proclamando mi papel de “autónomo en la lucha de clases” para no resignarme a la inactividad total como veo en tantas personas que se definen comunistas, así podría ayudar en todo lo que pueda a quienes luchan y seguir aportando todo lo que esté en mi mano. Pero, tras las elecciones andaluzas, he de reconocer mi error al ir totalmente por libre.

Tras casi acabar detenido por querer presentar una queja (pues, por lo visto, los ciudadanos no tenemos derecho a hacerlo, sólo los interventores y apoderados), decidí ponerme en contacto con el PCPE para hacerme apoderado voluntario para futuras citas electorales, entablando un acuerdo en igualdad de intereses: yo quiero tener plenos derechos, ellos quieren cubrir más zonas de control (no hay, por tanto, ninguna relación de supeditación a nada), y debo decir que los primeros contactos están siendo muy agradables.

Vuelvo con esta segunda carta abierta a toda la militancia comunista con independencia de las siglas que profese, pero vuelvo a nombrar a éstas por la importancia de su movilización.

Recuerdo mi paso por Socialismo Revolucionario, una secta anglo-española de tan sólo quince miembros en toda España y me pregunto cuántas organizaciones habrá así con militantes que son tanto o más valiosos que el propio Sánchez Gordillo. Recuerdo a Álvaro, a Patri, y a tantas y tantos comunistas que, a falta de un referente revolucionario, se limitan a sobrevivir en esta vida (que no es poco), y me pregunto qué hace falta hacer para activarlos.

Socialmente hablando, un grupo grande atrae a más personas a las citas de la organización pero no así a las tareas de la misma. Si pensamos que de ésta se saldrá con algún tipo de capitalismo parecido al actual, entiendo que las organizaciones comunistas sigan funcionando como hasta el momento (aunque empieza a haber movimiento), pero la situación desde la primera carta sólo ha ido a peor y sigo reafirmándome en señalar la cercanía de la guerra en nuestra casa. Atraer a la masa en estos momentos es nuestro mayor trabajo ahora que los platós están copados por Podemos y su homónimo político Ciudadanos.

La irrupción de Podemos ha significado la desactivación de la lucha ciudadana en las calles, esa que defendían tantas organizaciones y tantos comunistas como una oportunidad para el cambio. Ahora, las asambleas del 15M reconvertidas en círculos, siguen en su bucle infinito de asamblea horizontal que no decide nada, mientras que, paralelamente, la PAH hace lo propio con el salto a la política de casta de la excelentísima Ada Colau, e IU se desangra en una lucha interna interminable al carecer de un referente radical (entendiendo “radical” como ir a la raíz del problema y no presentarse con un pin ante el heredero de Franco).

Entiendo que haya comunistas trabajando dentro de Podemos, pero no entiendo esa actitud de seguidismo a las palabras de un equipo técnico que, con el de La Rioja, lleva tres tongos electorales http://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/04/14/podemos_cesa_direccion_rioja_por_presunto_fraude_las_primarias_31314_1012.html. En el caso de La Rioja, Pablo Iglesias se presenta ante los medios para dar su versión de los hechos y cesando fulminantemente a la lista vencedora para imponer la suya, ¿pruebas? “Muchas”, pero no se enseñan ningunas, la otra parte se declara inocente y… ya está, los comunistas seguidistas hacen mutis y no exigen las pruebas ante lo que podría ser un ataque democrático en toda regla. Pero no, Errejón tiene razón http://eldia.es/agencias/8050215-PARTIDO-PODEMOS-Errejon-Quienes-han-intentado-trampear-Rioja-estan-fuera-Podemos, cuando dice “las listas y las direcciones estatal, autonómica y municipal «las tenía que decidir la gente votando libremente» en primarias abiertas, porque eso está en el ADN y es un «componente central» del partido”, habría que recordarle el procedimiento que eligieron en las primarias después de las elecciones europeas. Pero estos politólogos son muy listos y hay que leerles entre líneas: «En este caso, se ha detectado que alguna gente ha intentado trampear nuestros procedimientos de democracia y eso no cabe en Podemos, y por eso están fuera», aquí sólo se permite la democracia que permite el grupo motor.  Algunos en cambio, parece que se acaban de dar cuenta cuál iba a ser su papel en este juego, incluso más tarde de que les obligaran a dejar de ser partido para ser una asociación de amigos de Trotski, darle las gracias a vuestra cúpula camaradas http://www.larepublica.es/2015/04/militantes-de-anticapitalistas-andalucia-denuncian-que-han-sido-expulsados-por-su-postura-en-podemos/. Pero por muchas ilusiones que tengan algunas personas de que los comunistas “ganemos” en esta contienda, “la casta” ciudadana se impone http://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/04/01/los_candidatos_oficialistas_arrasan_las_primarias_podemos_las_autonomicas_30730_1012.html. Quizás algunos se dejen engañar con el discurso oficialista creyendo que Podemos depende de los círculos y que no ganaron en Andalucía por la irrupción de Ciudadanos y “porque los andaluces somos gilipollas”, obviando el papel televisivo en los resultados: los partidos han sacado lo que al capital le interesaba https://kaosenlared.net/la-derrota-de-iu-y-el-auge-del-fascismo-en-andalucia/.

Pero esta carta no va dirigida a la militancia comunista de Podemos, a su fracaso no me quiero ni acercar y prefiero hacerme responsable de Carrillo que ni en lo temporal ni en lo ideológico coincidimos. Es al PCE, PCPE, CR, RR, NA, RBC, ER, EH, ZF, RY, BW, y todas las siglas que puedan existir y que sólo conocen ellos a quienes quiero dirigirme aunque no pueda nombrarlos a todos.

En IU empieza a haber cambios, la figura de Alberto Garzón empieza a mancharse obligándole a cambiar levemente su actitud de cara al público con Podemos. El PCE está de trifulcas y a Cayo Lara se le ha difundido en una grabación poniendo orden en una asamblea, generando una respuesta en defensa por parte de la militancia http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2015/04/sobre-el-manifiesto-la-militancia-con.html. Pero sigo pensando que los que dictan desde el capital tienen bien aprendida la lección de la Edad Media y su dominación es mayor que el de la simple religión, y creo que ese manifiesto a favor de Cayo se queda corto sin reconocer que gran parte de la culpa de que vivamos en esta democracia la tienen ellos. Quizás la militancia de IU tanga razón en que Cayo es de los buenos y simplemente se reunió con el ahora aforado rey y con su pin “de campechano a campechano” y no para recibir sus órdenes en esta nueva transición, pero quizás todo esté así orquestado, pues se requiere un movimiento de protesta moderado (y en eso a IU no le gana nadie en la izquierda), y más en estos tiempos en los que tenemos la revolución al alcance de nuestras manos. No vale justificar los propios errores y auto engañarse pensando que Izquierda Unida no va a desaparecer cuando ya ha dejado de servirle al sistema. Su desaparición está sentenciada, y sólo adelantarla desde la base para mantener una unidad forjada a través de los años puede sacar algo de provecho en esta situación. Os sigo proponiendo el debate de la escisión del PCE en IU, la realización de una autocrítica profunda y el acercamiento humilde al resto de organizaciones comunistas del estado español.

Sí, sinceramente creo que tenemos la revolución al alcance de nuestras manos y que es mejor ahora que después cuando los chips en el cerebro ya estén de moda, pues cada vez es más frecuente escuchar algún comentario del tipo “a ese habría que cargárselo” o “qué pena que no le pusieran una bomba en su casa” en bares y kioskos, y entre sus hipotéticos objetivos también se encuentran grandes empresarios con buena publicidad. La revolución se hace con personas, no con ideologías, éstas sólo deben liderar esa revolución, y esa debe ser nuestra tarea: erigir un Partido Comunista que sea referente revolucionario de masas. Basta de orgullos ideológicos y de aceptación del oportunismo.

Debo señalar la importancia clave en este proceso que podría jugar el PCPE, partido comunista con más votos fuera de las instituciones, y hundido en los problemas propios de toda organización de izquierdas: falta de dinero, de voluntad, y alguna que otra infiltración policial y/o sistémica de la que nadie está exento. El PCPE podría y debería buscar apoyos en todo tipo de organizaciones comunistas empezando por las de corte independentista, abriendo una mesa de diálogo y aprovechando su posición para “pegarle un tirón de orejas” al PCE y recordarles que tenemos una revolución en ciernes.

Muchos nombres y pocos conozco, pero esta unión debe ser trabajada e incentivada hasta por Nación Andaluza. Otros, como Red Roja, ya están trabajando en esta unión sin perspectivas electorales, algo que me parece bien porque, recordando la primera carta, “esta unión debe buscar un rendimiento electoral bajo y un crecimiento exponencial alto en las calles”. Pero esta unión no depende sólo de partidos comunistas, esta unión también debe ser incentivada desde la red de blogs comunistas http://reddeblogscomunistas.blogspot.com.es/, convirtiéndose en el órgano de propaganda del Partido Comunista al que demos construcción.

Quizás desde lo político esta unión pueda ser difícil y hasta dolorosa, pero la militancia comunista debemos unirnos también en lo social, que es donde se tejerá la unión más fuerte (ya que se defiende a amigos y no aliados políticos). Esta unión social de militantes de forma lúdica y sin estreses cupularios podría ser puesta en marcha por referentes culturales que nos atraen por algo más que por el ocio que puedan proporcionar, y grupos y cantantes como Los Monstruitos, la FRAC, Pablo Hasel, o actores como Guillermo Toledo, podrían poner un granito de arena proponiendo “un día de parque”, por poner un ejemplo.

¿Dejo muchos espacios vacíos en la propuesta o la cierro demasiado? Quizás todo a la vez, porque después seré el primero en aceptar que en esta unión cada organización debe gozar de su propia independencia, pero bien será así mientras tengamos la fuerza y la voluntad de quedar cada semana para denunciar la represión y el auge del fascismo, y que en cada cita seamos uno más que en la anterior.

Y todo depende de ti realmente, ninguna sigla ni ninguna cara más o menos conocida hará nada por nuestra clase si tú no aprietas el sable con los dientes y saltas a la arena. Vuelvo a hacer una predicción electoral de futuro que ya hiciera en la primera carta: en este año intenso de elecciones habrá aparentes cambios pero nuestra clase seguirá estando derrotada, sólo nuestra presencia intensa y activa en las calles podrá parar los ERE, los desahucios, los suicidios, los asesinatos,…

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More