Seguiremos con igual compromiso en reivindicar la coherencia de Bayer

Por Casapueblos y Solidaridad Obrera

Qué paradoja que en un acto por un libertario se haya cortado justamente un párrafo que ejemplifica el compromiso de Bayer en todos los momentos políticos contra los genocidas y sus cómplices.

Cuando se realizara en Buenos Aires el  pasado 28 de diciembre el merecido homenaje de despedida a Osvaldo Bayer: anarquista, historiador y compañero comprometido con la lucha a favor de la justicia y la libertad de los pueblos oprimidos, desde el colectivo Casapueblos y el sindicato Solidaridad Obrera, desde Madrid,  quisimos sumar nuestro afecto y respeto con unas líneas que enviamos.
Para nuestra sorpresa y estupor, se nos ha informado que durante dicha lectura se censuró un párrafo de nuestro comunicado, concretamente el siguiente: “(Osvaldo Bayer) … no dudó tampoco en negarse a ser utilizado por la retórica mentirosa del poder, la que cooptó a organismos de derechos humanos antaño combativos y trató de blanquear el pasado sangriento de  milicos genocidas como Milani”.
Qué paradoja que en un acto por un libertario se haya cortado justamente un párrafo que ejemplifica el compromiso de Bayer en todos los momentos políticos contra los genocidas y sus cómplices. Ante esto, sólo podemos decir que sí, que son palabras molestas, como molesto era Osvaldo Bayer en su pasión libertaria por la verdad, la memoria y la justicia para todxs lxs desaparecidxs, y en el ejercicio de su denuncia implacable contra la impunidad de los genocidas.
Como hemos venido actuando, y seguiremos haciéndolo, no son ajenas las peleas contra las aberraciones criminales que perpetran los Estados, teniendo una especial relación y actividad por los 30.000 desaparecidos en Argentina.
Por último,  no inventamos, no suplantamos, no tergiversamos nada: nos limitamos a saludar y sumarnos al repudio que el propio Bayer manifestara en su momento contra César Milani: un militar que fue ejecutor junto a tantos otros del genocidio y que por ello siempre portará consigo la huella indeleble de la sangre derramada Alberto Ledo y de los 30 mil desaparecidxs.
No olvidamos
No perdonamos
No nos reconciliamos
Casapueblos
Solidaridad Obrera
COLABORA CON KAOS