Seguimiento masivo de la primera jornada de huelga en Funosa

Publicidad

La primera jornada de huelga convocada por el comité de empresa de Funosa en Òdena (Anoia, Barcelona) –con 285 trabajadores- está teniendo un seguimiento del 100%, según ha explicado el presidente del comité de empresa, Jesús Cristobalena. Una cincuentena de trabajadores se han concentrado este jueves a mediodía en las puertas de la empresa para hacer visible su rechazo a la “política de externalizaciones” que ha puesto en marcha la compañía. Así lo ha relatado Cristobalena, que ha denunciado que “a día de hoy ya tenemos casi un 35% del producto externalizado”. Los trabajadores denuncian que esta política provoca un “empeoramiento de las condiciones laborales, tanto en materia de salud como de seguridad”. Además de la jornada de huelga de este 15 de marzo, el comité (CGT) ha convocado un paro indefinido para todos los fines de semana, puesto que “la empresa presionaba los trabajadores para venir a trabajar los sábados y domingos”.  De hecho, según Cristobalena, el año pasado se hicieron 14.500 horas extras a Funosa, la mayoría de las cuales en fin de semana.

Después de varias mediaciones fallidas en el Departament de Treball, el comité de empresa de Funosa ha convocado a los trabajadores a una primera jornada de huelga este jueves 15 de marzo. Según ha detallado el presidente del comité –donde el sindicato CGT es mayoritario-, Jesús Cristobalena, el paro tiene un seguimiento del 100% y, por eso, ha querido agradecer “el apoyo que hemos recibido de toda la plantilla”. “La movilización ha sido un éxito rotundo porque ninguno de los 285 trabajadores ha entrado en la empresa”, ha remachado Cristobalena.

El motivo principal que ha llevado a los trabajadores a movilizarse es “el incremento de las externalizaciones que se están produciendo a la empresa”. Según el presidente del comité, “hace tres años éramos unos 340 trabajadores y ahora somos 285, y estamos viendo como la empresa cada día potencia más el externalización, tanto de los productos propios como la mano de obra complementaria”. Según él, algunos de los departamentos que se están resintiendo son los de mantenimiento o logística.

Este hecho, para los trabajadores, va asociado a un “empeoramiento de las condiciones laborales”. “Hoy en día tenemos el 35% de los productos externalizados a diferentes talleres, la mayoría de los cuales no cumplen unas condiciones laborales dignas”, ha lamentado Cristobalena, que ha añadido que esto también repercute en la propia plantilla porque “la disminución de los trabajadores comporta que nos tengamos de multiplicar y, por ejemplo, en las líneas productivas, trabajos que tendrían que hacer cuatro personas los hacen dos o tres”.

Por todo ello, el comité de empresa de la CGT pide a la empresa más inversión y que mejore las condiciones laborales de los trabajadores. Cristobalena ha dicho que la plantilla ya ha hecho varias propuestas a la dirección “para limitar la externalización y para invertir en máquinas automáticas, pero no nos hacen ningún caso”. Por eso, el comité ve difícil llegar a un acuerdo con la empresa. Con todo, los representados de los trabajadores están citados a una nueva reunión de mediación este viernes por la mañana en la sede de Treball.

Enlace con la noticia

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More