Se puede cerrar Garoña, según el secretario federal de Medio Ambiente

Publicidad

El secretario federal de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del PSOE, Hugo Alfonso Morán, ha afirmado hoy en Logroño que "el sistema energético español está en condiciones de sustituir sin traumas el cese de producción energética que supondría el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña" (del tipo BWR, con solo dos circuitos junto al río Ebro).

Morán visita hoy La Rioja para analizar aspectos relacionados con el cambio climático, desde el punto de vista del reto y la obligación, según ha dicho en una rueda informativa que ha compartido con el secretario general del PSOE riojano, Francisco Martínez-Aldama; y con la candidata socialista riojana al Parlamento Europeo Concepción Arribas. &nbsp

Morán ha aludido a que antes de mediados del próximo mes de julio se debe adoptar una decisión sobre la petición de prórroga de diez años para el funcionamiento de Garoña y el Gobierno lo hará, ha dicho, tras tener en cuenta tres premisas.

Estas tres premisas son las de seguridad, no poner en riesgo las condiciones de suministro de energía y establecer mecanismos de intervención en los territorios en los que desaparezcan las centrales nucleares para crear un tejido empresarial alternativo que permita generar capacidad de empleo suficiente en esas zonas.

Morán ha añadido que una fórmula de referencia para el cierre de las centrales nucleares es la vida útil de las mismas y cree que "una central deja de tener vida útil cuando su vida es inútil, cuando estamos en condiciones de sustituir la capacidad de generación energética alternativa por la que genera la central".

Ha insistido en que "el modelo del PSOE no pasa por la energía nuclear", ya que apuesta por una sustitución progresiva de este tipo de energía, "lo antes posible", sustentada en las tres premisas citadas; mientras que el PP cree que "España debe tener un modelo energético cuyo punto de partida es una prórroga inmediata de diez años para la central de Garoña".

También se ha referido a que la Política Agraria Común (PAC) debe convertirse en una marca de calidad entendida dentro y fuera de la Unión Europea (UE), que aporte seguridad cuando, por ejemplo, se producen determinadas crisis alimentarias o situaciones de riesgo vinculadas al sector agroalimentario que generan una alarma social.

"La UE debe ser la primera garante de que cualquier producción agroalimentaria que se desarrolle en su ámbito territorial implique absoluta garantía para cualquier consumidor, dentro y fuera de la Unión", ha subrayado.

FUENTE: EFE&nbsp

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More